Vacuna contra la COVID-19 requiere 60% de inmunidad en todo el mundo

CORONAVIRUS · 31 AGOSTO, 2020 12:34

Ver más de

Programa Lupa

Foto por EFE

¿Cómo valoras esta información?

67
QUÉ CHÉVERE
8
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

La posibilidad de disponer de una vacuna que ponga freno a la pandemia de COVID-19 constituye un desafío sin precedentes en la historia de la humanidad. “Sin embargo, hoy sabemos que la aparición de una vacuna no ofrecería una protección completa en el corto plazo”, se advierte en el reportaje especial  “Noticias desde el laboratorio: una vacuna no será suficiente para detener la pandemia”.

“Para empezar, se necesitará que más de una supere todas las fases para abarcar a la mayor cantidad de personas en el mundo. Desde el punto de vista logístico, los fabricantes tendrán que producir miles de millones de dosis en un periodo de uno o dos años, compitiendo entre ellos por suministros básicos como los pequeños frascos de vidrio en donde se coloca la sustancia. Finalmente, está la cuestión de los acuerdos políticos para su adecuada distribución en todos los continentes”, indica el trabajo periodístico colaborativo suscrito por periodistas de Perú, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Brasil y Ecuador,  que participan en el Programa Lupa, a través del cual se ofrece una mirada latinoamericana de la pandemia.

Sobre la base de la consulta a calificados especialistas, se responde a una primera pregunta: ¿El mundo está preparado para fabricar la cantidad de vacunas que necesitamos? “Según los expertos, para que una vacuna sea realmente efectiva, se necesita que al menos el 60% del mundo alcance la inmunidad de grupo. Es el método más seguro para debilitar y contener a la enfermedad que produce el nuevo coronavirus. Esto puede suceder de dos maneras: mediante los anticuerpos generados de forma natural tras superar el COVID-19 o con la inyección de la vacuna”.

Actuar como colectivo

Aunque  todo el proceso de elaboración, experimentación y distribución de cualquier vacuna tarda aproximadamente una década, los científicos de todo el mundo han acelerado el paso para ofrecer una o varias que puedan contener la COVID-19. El reto es lograr inmunizar a más de la mitad de la población mundial en un par de años.

Sobre  el nivel de efectividad que tendrían las vacunas cuando estén listas, Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, advierte: «No hay vacunas 100% eficaces».

Hay una meta intermedia para la vacuna contra la COVID-19 (50%  de efectividad). «Si con eso pudiéramos prevenir la mitad de la infecciones y de muertes, sería una buena noticia», asegura el doctor Andrew Pollard de la Universidad de Oxford.

“El escenario más probable es que, a pesar de que la pandemia termine en algún momento, el virus seguirá circulando en niveles muy bajos en todo el mundo. En la actualidad existen vacunas para más de una docena de virus, pero sólo uno de ellos, la viruela, ha sido erradicado del planeta, y eso tomó alrededor de quince años”, indica el reportaje especial del programa Lupa.

«Creo que el virus seguirá con nosotros en el futuro», agrega Ruth Karron, investigadora de vacunas de la Universidad Johns Hopkins. «Pero lo estará como hoy en día lo está una gripe estacional y, como sabemos, las gripes no cierran fronteras», explica.

La inmunidad de grupo es una categoría clave para entender el alcance de la vacunación.  “Para vencer a un virus, necesitamos actuar como colectivo”, recomiendan los expertos.

También es necesario “vacunarse” contra desinformación. “Hay un matiz importante que a veces se suele confundir: las vacunas que se vienen desarrollando no tienen como propósito eliminar el virus SARS-Cov-2, sino básicamente prevenir la enfermedad del COVID-19. Esto significa que el nuevo coronavirus seguirá ingresando a nuestro organismo, pero sin producirnos malestares ni poner en riesgo nuestra salud. La función de la vacuna es evitar que nos enfermemos, no desaparecer el virus del planeta”.

Los ocho ensayos más avanzados

Hay cuatro tipos de vacunas en desarrollo, de acuerdo a los componentes que se usan: 1) una versión inactiva del virus, 2) una versión debilitada del virus, 3) un antígeno del virus y 4) ninguna parte del virus sino un fragmento de su código genético. La cuarta opción es la tecnología que requiere menos tiempo.

Actualmente hay ocho vacunas en fase de ensayos clínicos, es decir cuando se prueban entre miles de personas para evaluar sus resultados.

1.- Sputnik V. País de origen: Rusia.  Creada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya .  “Esta vacuna utiliza dos vectores distintos de adenovirus, (adenovirus 26 y adenovirus 5) que se aplican en dos dosis. Expertos en vacunas han cuestionado el uso de uno de los vectores (adenovirus 5) porque ya muchas personas en el mundo son inmunes a él”.

2.- AsChAdOx1. País de origen: Reino Unido. Creada por AstraZeneca y el Centro Jenner de la Universidad de Oxford. “Esta vacuna utiliza una versión debilitada del adenovirus que causa resfriados a los chimpancés y que ha sido genéticamente modificado para que no genere infección en los humanos, aunque contiene las proteínas de la espícula del coronavirus”.

3.- BNT162b2. País de origen: Estados Unidos / Alemania. Creada por Pfizer/BioNTech- en alianza con el laboratorio chino FosunPharma. “Esta vacuna utiliza una versión modificada del RNA y se aplica en dos dosis”.

4.-CoronaVac. País de origen: China. Creada por Sinovac. “Esta vacuna utiliza una versión inactivada del virus para provocar una respuesta inmune”.

5.- MRNA-1273. País de origen: Estados Unidos. Creada por Moderna/ NIAID, con el apoyo del Instituto de Investigación Kaiser Permanente en Washington. “Esta vacuna utiliza la metodología de RNA como mensajero que dirige a las células del cuerpo a producir una respuesta inmune”.

6.- Dos vacunas. País de origen: China. Creada por Sinopharm (el grupo farmacéutico del Estado) en alianza con el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan (parte del China National Biotechnology Group) en conjunto con la Academia de Ciencias Chinas. “Este laboratorio está trabajando en dos vacunas al mismo tiempo. Ambas utilizan una versión inactivada del virus”.

7 y 8.- Ad5-nCov. País de origen: China. Creada por CanSino Biologics y el Instituto de Biotecnología de Beijing, en alianza con la Academia Militar de Ciencias Médicas.“Esta vacuna utiliza como vector el adenovirus 5. El problema es que ya existen muchas personas con anticuerpos al Ad5. Por eso, esta vacuna no sería tan efectiva en todo el mundo”.

Lea el especial completo en el siguiente enlace

Este reportaje forma parte del Programa Lupa, liderado por la plataforma digital colaborativa Salud con Lupa, con el apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).

CORONAVIRUS · 30 ENERO, 2023

Vacuna contra la COVID-19 requiere 60% de inmunidad en todo el mundo

Texto por Programa Lupa
Foto por EFE

La posibilidad de disponer de una vacuna que ponga freno a la pandemia de COVID-19 constituye un desafío sin precedentes en la historia de la humanidad. “Sin embargo, hoy sabemos que la aparición de una vacuna no ofrecería una protección completa en el corto plazo”, se advierte en el reportaje especial  “Noticias desde el laboratorio: una vacuna no será suficiente para detener la pandemia”.

“Para empezar, se necesitará que más de una supere todas las fases para abarcar a la mayor cantidad de personas en el mundo. Desde el punto de vista logístico, los fabricantes tendrán que producir miles de millones de dosis en un periodo de uno o dos años, compitiendo entre ellos por suministros básicos como los pequeños frascos de vidrio en donde se coloca la sustancia. Finalmente, está la cuestión de los acuerdos políticos para su adecuada distribución en todos los continentes”, indica el trabajo periodístico colaborativo suscrito por periodistas de Perú, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Brasil y Ecuador,  que participan en el Programa Lupa, a través del cual se ofrece una mirada latinoamericana de la pandemia.

Sobre la base de la consulta a calificados especialistas, se responde a una primera pregunta: ¿El mundo está preparado para fabricar la cantidad de vacunas que necesitamos? “Según los expertos, para que una vacuna sea realmente efectiva, se necesita que al menos el 60% del mundo alcance la inmunidad de grupo. Es el método más seguro para debilitar y contener a la enfermedad que produce el nuevo coronavirus. Esto puede suceder de dos maneras: mediante los anticuerpos generados de forma natural tras superar el COVID-19 o con la inyección de la vacuna”.

Actuar como colectivo

Aunque  todo el proceso de elaboración, experimentación y distribución de cualquier vacuna tarda aproximadamente una década, los científicos de todo el mundo han acelerado el paso para ofrecer una o varias que puedan contener la COVID-19. El reto es lograr inmunizar a más de la mitad de la población mundial en un par de años.

Sobre  el nivel de efectividad que tendrían las vacunas cuando estén listas, Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, advierte: «No hay vacunas 100% eficaces».

Hay una meta intermedia para la vacuna contra la COVID-19 (50%  de efectividad). «Si con eso pudiéramos prevenir la mitad de la infecciones y de muertes, sería una buena noticia», asegura el doctor Andrew Pollard de la Universidad de Oxford.

“El escenario más probable es que, a pesar de que la pandemia termine en algún momento, el virus seguirá circulando en niveles muy bajos en todo el mundo. En la actualidad existen vacunas para más de una docena de virus, pero sólo uno de ellos, la viruela, ha sido erradicado del planeta, y eso tomó alrededor de quince años”, indica el reportaje especial del programa Lupa.

«Creo que el virus seguirá con nosotros en el futuro», agrega Ruth Karron, investigadora de vacunas de la Universidad Johns Hopkins. «Pero lo estará como hoy en día lo está una gripe estacional y, como sabemos, las gripes no cierran fronteras», explica.

La inmunidad de grupo es una categoría clave para entender el alcance de la vacunación.  “Para vencer a un virus, necesitamos actuar como colectivo”, recomiendan los expertos.

También es necesario “vacunarse” contra desinformación. “Hay un matiz importante que a veces se suele confundir: las vacunas que se vienen desarrollando no tienen como propósito eliminar el virus SARS-Cov-2, sino básicamente prevenir la enfermedad del COVID-19. Esto significa que el nuevo coronavirus seguirá ingresando a nuestro organismo, pero sin producirnos malestares ni poner en riesgo nuestra salud. La función de la vacuna es evitar que nos enfermemos, no desaparecer el virus del planeta”.

Los ocho ensayos más avanzados

Hay cuatro tipos de vacunas en desarrollo, de acuerdo a los componentes que se usan: 1) una versión inactiva del virus, 2) una versión debilitada del virus, 3) un antígeno del virus y 4) ninguna parte del virus sino un fragmento de su código genético. La cuarta opción es la tecnología que requiere menos tiempo.

Actualmente hay ocho vacunas en fase de ensayos clínicos, es decir cuando se prueban entre miles de personas para evaluar sus resultados.

1.- Sputnik V. País de origen: Rusia.  Creada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya .  “Esta vacuna utiliza dos vectores distintos de adenovirus, (adenovirus 26 y adenovirus 5) que se aplican en dos dosis. Expertos en vacunas han cuestionado el uso de uno de los vectores (adenovirus 5) porque ya muchas personas en el mundo son inmunes a él”.

2.- AsChAdOx1. País de origen: Reino Unido. Creada por AstraZeneca y el Centro Jenner de la Universidad de Oxford. “Esta vacuna utiliza una versión debilitada del adenovirus que causa resfriados a los chimpancés y que ha sido genéticamente modificado para que no genere infección en los humanos, aunque contiene las proteínas de la espícula del coronavirus”.

3.- BNT162b2. País de origen: Estados Unidos / Alemania. Creada por Pfizer/BioNTech- en alianza con el laboratorio chino FosunPharma. “Esta vacuna utiliza una versión modificada del RNA y se aplica en dos dosis”.

4.-CoronaVac. País de origen: China. Creada por Sinovac. “Esta vacuna utiliza una versión inactivada del virus para provocar una respuesta inmune”.

5.- MRNA-1273. País de origen: Estados Unidos. Creada por Moderna/ NIAID, con el apoyo del Instituto de Investigación Kaiser Permanente en Washington. “Esta vacuna utiliza la metodología de RNA como mensajero que dirige a las células del cuerpo a producir una respuesta inmune”.

6.- Dos vacunas. País de origen: China. Creada por Sinopharm (el grupo farmacéutico del Estado) en alianza con el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan (parte del China National Biotechnology Group) en conjunto con la Academia de Ciencias Chinas. “Este laboratorio está trabajando en dos vacunas al mismo tiempo. Ambas utilizan una versión inactivada del virus”.

7 y 8.- Ad5-nCov. País de origen: China. Creada por CanSino Biologics y el Instituto de Biotecnología de Beijing, en alianza con la Academia Militar de Ciencias Médicas.“Esta vacuna utiliza como vector el adenovirus 5. El problema es que ya existen muchas personas con anticuerpos al Ad5. Por eso, esta vacuna no sería tan efectiva en todo el mundo”.

Lea el especial completo en el siguiente enlace

Este reportaje forma parte del Programa Lupa, liderado por la plataforma digital colaborativa Salud con Lupa, con el apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).