Rusia admite retrasos para entregar segundas dosis de Sputnik V

CORONAVIRUS · 23 JULIO, 2021 17:14

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

16
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Rusia admitió este viernes 23 de julio los retrasos para entregar las segundas dosis de su vacuna Sputnik V a los países con los que firmó acuerdos para la venta del biológico.

Ante los reclamos de Argentina, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo este viernes que el gobierno de Vladimir Putin está comprometido en cumplir con sus obligaciones, aunque no existe una fecha para cumplir con sus compromisos con el resto de los países, entre los que se encuentra Venezuela.

Petrov respondió a la amenaza que hizo un alto cargo del gobierno de Alberto Fernández, que un día antes asomó la posibilidad de romper el contrato por los retrasos para llegada de las segundas dosis de Sputnik V.

El funcionario ruso aseguró que “se encuentra en contacto con su contrapartes para solucionar los problemas que inevitablemente surgen“, de acuerdo a declaraciones que recogió la agencia de noticias española Efe.

¿Por qué usa dos componentes distintos?

A diferencia de otras vacunas, la Sputnik V usa dos componentes diferentes en la administración de las dos dosis.

El producto que fabrica el Centro Gamaleya es una vacuna de vector viral no replicante: utiliza un virus que no puede reproducirse como un vehículo para introducir material genético de otro virus, en este caso del coronavirus (SARS-CoV-2), con el fin de producir anticuerpos. Los vectores en la Sputnik V son dos adenovirus humanos (virus que causan resfriado común).

En esta vacuna, ambas dosis tienen un componente distinto. La primera dosis utiliza el adenovirus 26 (Ad26), mientras que la segunda dosis utiliza el adenovirus 5 (Ad5) para potenciar el efecto de la vacuna.

En Venezuela desde el pasado mes de junio se espera por las segundas dosis, lo mismo que sucede en países de América como Argentina, Bolivia, Paraguay, Guatemala y Nicaragua.

Gobierno de Maduro guarda silencio

A diferencia de esas naciones, los fuertes lazos entre los gobiernos de Nicolás Maduro y Vladimir Putin no han levantado quejas de la gestión chavista por este retraso. Cuando comenzó la vacunación al personal sanitario en febrero pasado, Maduro dijo que habían firmado un contrato con Rusia por 10 millones de Sputnik V.

Sin embargo, al país solo 1.430.000 dosis; es decir que aún quedan por enviar 8.570.000, sin que hasta el momento se tenga conocimiento de cuándo se producirá este envío.

Los problemas de Rusia están relacionados con su poca capacidad para dar respuesta a los países con los que firmó los contratos y una decisión, que echó para atrás Putin recientemente, de privilegiar primero la inmunización de sus ciudadanos, antes que cumplir con los compromisos internacionales.

Prolongan hasta 90 días administración de dos dosis

A finales de abril el Centro Gamaleya aseguró que el lapso para recibir la primera y segunda dosis podía pasar de 21 hasta los 90 días, sin que esto afectara la protección o inmunidad para quienes reciban la Sputnik V. Se basaron solo en estudios realizados dentro de Rusia.

Entre los países que se acogieron a postergar el proceso está Venezuela. El 4 de junio el Ministerio de Salud envió una circular a las regiones en la que giraba instrucciones para postergar la aplicación de las segundas dosis de Sputnik V hasta los 90 días, aunque no hay una declaración pública u oficial al respecto.

Además, las autoridades no han especificado cuántas primeras y segundas dosis han recibido. Tampoco han detallado cuántas se han administrado, ni han publicado un cronograma de llegada de vacunas.

En su presentación comercial, la ampolla de la primera dosis tiene una franja azul, mientras que el de la segunda dosis tiene una franja roja. Todas las personas que iniciaron el esquema de vacunación con Sputnik V deben completarlo con el mismo producto: no pueden mezclar vacunas de distintos fabricantes.

Chile aprueba su uso

Pese a esto países como Chile anunciaron recientemente la aprobación de la Sputnik V. “La vacuna es segura y es eficaz. Todos los estudios muestran que tiene un buen perfil de seguridad y la mayoría de los eventos adversos detectados fueron leves”, afirmó el director del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García, este miércoles 21 de julio.

El gobierno de Piñera recibirá entre 3 y 4 millones de dosis de la vacuna rusa en los próximos meses, que se sumarán a los 27 millones de dosis ya obtenidos, en su mayoría del laboratorio chino Sinovac, según informaron desde el Ministerio de Salud.

Con información de Efe y Mariana Souquett