¿Las personas vacunadas siguen en riesgo de padecer complicaciones por COVID-19?

COCUYO CHEQUEA · 14 SEPTIEMBRE, 2021 18:00

Ver más de

Enrique March Uzcátegui


¿Cómo valoras esta información?

11
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cuidado con la información de las vacunas anticovid en las redes sociales. En un audio se asegura que las personas vacunadas siguen en riesgo de complicarse con los síntomas del COVID-19. Pero esta información es falsa.

Al principio se habla sobre dos médicos que tuvieron que ser hospitalizados a causa de la enfermedad por presentar complicaciones a pesar de que, según la grabación, ambos tienen las dos dosis de la vacuna. Incluso, se habla de que uno de los doctores es presidente de una organización, pero en el audio no se especifica a cuál se refiere.

Con respecto a las personas vacunadas, el audio dice lo siguiente: “Los vacunados con las dos dosis aún continúan en un riesgo súper mega grande, porque incluso están pensando hasta en una tercera dosis, o sea están adivinando”.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo investigó acerca de la posibilidad de contraer la enfermedad luego recibir la vacuna y la efectividad de las dosis de las diferentes inyecciones anticovid que se utilizan en Venezuela en los procesos de inmunización.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas que se han aprobado hasta la fecha son capaces tanto de mitigar la mayoría de las variantes del SARS-CoV-2 como de prevenir síntomas graves de la enfermedad, que conlleven la hospitalización o, incluso, la muerte del paciente. Además, establece que estos productos “protegen menos contra los síntomas leves y las infecciones asintomáticas que contra las formas más graves de la enfermedad”.

De acuerdo con un trabajo del medio alemán Deutsche Welle, que consultó al Instituto Robert Koch de Alemania, el desarrollo del COVID-19 en las personas vacunadas puede ocasionarse porque el contagio se produjo pocos días antes o después de la vacunación, ya que el cuerpo necesita alrededor de dos semanas para producir los anticuerpos que brindan inmunidad.

Estudios

En junio de este año, el Ministerio de Salud de Argentina hizo un estudio sobre la efectividad de las vacunas que están distribuyendo en sus jornadas de inmunización (Sputnik-V, Sinopharm y AstraZeneca) en la disminución de la mortalidad por COVID-19. La muestra utilizada en esta investigación fue de personas mayores de 60 años de edad y no representa la totalidad de vacunados en ese país.

Las dos primeras son las que se están usando en Venezuela, además de la CoronaVac del laboratorio chino Sinovac, que llegó el pasado 7 de septiembre en el primer cargamento enviado al país por el mecanismo Covax.

Los cálculos de los porcentajes de efectividad de las vacunas de la investigación de Argentina se realizaron con un modelo de riesgos proporcionales, que combinó distintas estimaciones de riesgo de morir por la enfermedad en las personas mayores de 60 años.

Con respecto a la vacuna Sputnik-V, el estudio incluyó 358.665 personas vacunadas con este fármaco y que se reportaron como casos sospechosos de COVID-19. De este grupo, 203.550 tuvieron PCR negativa y 155.115 tuvieron una PCR positiva, de los cuales fallecieron 16.428.

En relación con la vacuna Sinopharm, la investigación incluyó 147.908 personas vacunadas, también de la tercera edad, que se presentaron como casos sospechosos de COVID-19. Luego de la evaluación PCR, 69.669 tuvieron resultado negativo y 78.239 positivo (de este último grupo fallecieron 11.215 personas).

Los investigadores llegaron a la conclusión de que la vacuna Sputnik-V redujo la mortalidad por COVID-19 en 93,3% luego de aplicarse las dos dosis. Por otro lado, determinaron que la Sinopharm redujo el riesgo de muerte por COVID-19 en 84%, cuando se aplicaron ambas inyecciones.

¿Es necesaria una tercera dosis?

A la fecha, los laboratorios que han evaluado una dosis de refuerzo de sus vacunas son Pfizer-BioNTech y Moderna. Sin embargo, no toda la población está llamada a aplicarse esta inyección adicional.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos autorizó el uso de la tercera dosis de estas vacunas para las personas inmunosuprimidas (con sistema inmunitario debilitado) que necesiten protección adicional; por ejemplo, quienes han recibido trasplantes de órganos sólidos o con diagnóstico de “afecciones de salud que se consideran tener un nivel equivalente de inmunodepresión”.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del mismo país también recomendó la aplicación de una dosis adicional para las personas con inmunodepresión moderada o grave. Sin embargo, el organismo solo hizo referencia a las vacunas de ARN mensajero.

Los laboratorios creadores de vacunas a base de virus inactivado (Sinopharm) o vector viral (Sputnik-V) no han sugerido la aplicación de una tercera dosis de dichos fármacos (y en Venezuela estos son los que se están utilizando en las jornadas de inmunización).

En vista de que las declaraciones del audio carecen de respaldo científico y que están fuera de contexto, Cocuyo Chequea determinó que la información es falsa.

Si recibes cadenas o ves información sospechosa en redes sociales, puedes reenviarlas a [email protected] o al número de WhatsApp (0412) 015-0022, y así estarás ayudando a combatir la desinformación.