No, Roberto Deniz no viajó "de forma ilegal" a Cabo Verde ni tenía explosivos - Efecto Cocuyo

COCUYO CHEQUEA · 16 MAYO, 2021 14:07

No, Roberto Deniz no viajó “de forma ilegal” a Cabo Verde ni tenía explosivos

Texto por Alejandro Herrera

Ver más de

Alejandro Herrera

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las cuentas de Twitter de Lechuguinos y La Tabla dijeron que Roberto Deniz, periodista del portal de periodismo de investigación Armando.Info e investigador de los casos de corrupción de Alex Saab, había viajado de manera ilegal a Cabo Verde, donde lo detuvieron “con material explosivo” y, posteriormente, lo dejaron en libertad.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-Checking de Efecto Cocuyo analizó la información divulgada por ambos portales junto a una entrevista a Roberto Deniz, en lo que se concluye que la información publicada es engañosa.

El pasado 29 de abril, el periodista Javier Mayorca informó que Roberto Deniz y un fotógrafo fueron detenidos brevemente en la Isla de Sal (Cabo Verde). Estaban en los alrededores del sitio de reclusión de Saab para informar sobre el caso.

Horas más tarde, la cuenta de Lechuguinos dijo que el periodista había sido detenido con material explosivo en las inmediaciones de la residencia donde Alex Saab cumple prisión domiciliaria. Para el día 30 de abril, el portal La Tabla en Twitter, hizo mención del presunto plan de vuelo de Deniz desde Colombia, con escala en Portugal hasta aterrizar en Cabo Verde.

Lechuguinos ha participado en campañas que piden liberación la liberación de Saab, quien fue detenido por solicitud de la Interpol al encontrarse involucrado en actividades de corrupción en Estados Unidos, México, Colombia, Turquía y Venezuela.

Sus operaciones por medio de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) es uno de los casos de corrupción más sonados para su detención y en el que participó como investigador principal Roberto Deniz.

Una publicación engañosa

Lechuguinos y La Tabla divulgaron información dispar referente al ingreso de Roberto Deniz al publicar tweets del mismo día de entrada, pero con distintos lugares de llegada. El primero, indicó que Deniz había ingresado por el aeropuerto de la ciudad de Santiago de Compostela, España, mientras que el segundo hizo mención sobre su entrada en el Aeropuerto Internacional Amílcar Cabral, en la Isla de Sal, Cabo Verde.

Cocuyo Chequea se comunicó con el periodista quien, tras ser consultado sobre su movimiento migratorio para la fecha del 19 al 26 de abril, indicó que su entrada a Cabo Verde se dio por el Aeropuerto Nelson Mandela, ubicado en la Isla de Santiago. Es decir, la información señalada en la imagen corresponde a la Isla, pero no a Santiago de Compostela (España).

Un segundo dato erróneo decía que solo pueden entrar ciudadanos residentes a Cabo Verde; además dijeron que el pasaje costaba más de 4 mil dólares.

El equipo de Cocuyo Chequea constató por medio de una agencia de viajes que los vuelos turísticos están abiertos para la Isla y junto a una investigación en los portales de las aerolíneas TAP Air Portugal y Avianca, se constató que el valor estimado para un vuelo de solo ida tiene un total de 1.009 dólares en clase económica.

Salida de Bogotá a Lisboa con la aerolínea Avianca: 1.883.380 pesos colombianos (COP), equivalentes a 553$ en clase económica y 6.481.545 COP equivalentes a 1.906 dólares
Salida de Lisboa a la Isla de Sal: Con la aerolínea TAP Air Portugal, en vuelo desde Lisboa a la Isla de Sal, los precios rondan entre los 456 dólares en clase económica y 1356 dólares en clase ejecutiva

Totalizando un viaje en ruta económica con un valor de 1.009 dólares sólo ida y en el caso más costoso, 3.262 dólares, en toda la ruta entre Bogotá, Lisboa e Isla de Sal (Cabo Verde).

En las publicaciones también se señala que Deniz había sido detenido con un maletín con material explosivo. Según los señalamientos de La Tabla, el periodista estuvo en Colombia, Portugal y finalmente en Cabo Verde; es decir, tuvo que pasar por tres protocolos de seguridad migratoria en tres aeropuertos internacionales para llegar a la Isla de Sal. Por esta razón, este señalamiento resulta poco creíble.

La seguridad aeroportuaria incluye sistemas de detección antiexplosivos de distintos tipos, desde pesquisas al equipaje de mano, pasando por escáneres y en ocasiones por un control canino que detecta cualquier tipo de irregularidad referente a sustancias y dispositivos explosivos.

Campaña de descredito

Tendencias en redes sociales promovidas por cuentas falsas junto al uso de bots, campañas en defensa de Alex Saab e intimidación a periodistas por Twitter se han documentado este 2021. El Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys Venezuela), publicó el 1 de febrero la denuncia referente al ataque hacia Roberto Deniz en su cuenta, tras iniciar una campaña en redes en defensa de Saab.

A inicios del mes de abril se publicó un trabajo de investigación por BuzzFeed News y  Digital Africa Research Lab, sobre una operación de pago a aproximadamente 40 influencers nigerianos para promover una campaña a favor a Saab.

Posterior a la investigación, Twitter suspendió más de 1.500 usuarios por manipular con la etiqueta “freealexsaab”. Un dato de interés ante el caso fue la suspensión de la cuenta de una influencer nigeriana con más de 1,5 millones de seguidores, quien ofrecía pagar a quienes interactuaran con sus publicaciones referentes al caso Saab.

Para el 22 de abril, el observatorio digital que estudia las tendencias políticas y sociales de Venezuela en Twitter, Probox, informó sobre el registro de 26 tendencias en favor a Alex Saab. En ellas, los bots tuvieron un factor determinante para el posicionamiento de diversas etiquetas.

Persecución

Cocuyo Chequea analizó la cuenta de Lechuguinos con el servicio de Twitteraudit, un auditor de seguidores en la red social que permite detectar cuantos seguidores son falsos. De esta manera, se logró identificar que más de 43 mil seguidores son reconocidos como cuentas inactivas o de dudosa procedencia, en relación al usuario señalado.

Cada auditoría toma una muestra de hasta 5000 seguidores de Twitter para un usuario y calcula una puntuación para cada seguidor. Esta puntuación se basa en el número de tweets, la fecha del último tweet y la proporción de seguidores a amigos. La aplicación usa estos puntajes para determinar si un usuario determinado es real o falso. 

Este método es una forma de conocer si alguien con muchos seguidores aumentó sus números por medios inorgánicos.

En contexto

Roberto Deniz, periodista del equipo de Armando.Info, ha llevado el caso de Alex Saab desde 2017, cuando publicó la investigación De Veracruz a La Guaira, un viaje que une a Piedad Córdoba con Nicolás Maduro¸ reportaje que da cuenta sobre irregularidades en la importación de alimentos en Venezuela y en el que destaca el nombre de Alex Saab.

En declaraciones para el equipo de Cocuyo Chequea, Deniz habló sobre su viaje a Cabo Verde y el progresivo acoso vía Twitter:

“Como parte de mi trabajo periodístico, una de las consultas era saber si los abogados (de Saab) querían hablar. Curiosamente, apenas se hizo la petición de si querían hablar, horas después comenzó una campaña en Twitter para criminalizar mi visita a Cabo Verde, pues decían qué cómo había llegado si todo estaba cerrado”, expuso.

“Mientras estuve en la Isla me entrevisté con la prensa local, el semanario A Nação de Cabo Verde. En la entrevista comenté que cuando estuve en Isla de Sal pasé acercándome al sitio donde está en arresto domiciliario el señor Alex Saab. Al vernos con la cámara y que teníamos rato dando vueltas por el lugar, se acercaron, nos abordaron y pidieron nuestra documentación, al final no pasó nada, no nos tocaron el material de trabajo fue solo una detención que no pasó a mayores”.

La entrevista fue publicada el 29 de abril, día en el que ya Deniz estaba de regreso en Colombia y en el que se comenzó a informar erradamente en Twitter sobre su detención.

En conclusión, es engañoso que el periodista haya entrado de forma ilegal a Cabo Verde y que manejara material explosivo, como aseguró Lechuguinos y La Tabla.