¿Por qué Guaidó no entró a la Asamblea Nacional?

COCUYO CHEQUEA · 9 ENERO, 2020 20:00

¿Por qué Guaidó no entró a la AN? La verdad sobre lo sucedido el 5 de enero

Texto por Shari Avendaño

Ver más de

Shari Avendaño

¿Cómo valoras esta información?

34
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Los laboratorios de desinformación empezaron el año activando toda su maquinaria. El 5 de enero de 2020 terminó con una Asamblea Nacional (AN) con dos presidentes: uno electo en una sesión especial y uno impuesto en una sesión tumultuaria.

Previo a la sesión prevista para las 11:00 a.m del 5 de enero, los alrededores del Parlamento fueron el escenario de situaciones que alimentan la narrativa chavista sobre lo ocurrido durante la jornada: “Guaidó no quiso ingresar a la Asamblea Nacional porque no contaba con los votos para ser reelecto Presidente”.

A continuación, las verdades, mentiras y medias verdades sobre lo ocurrido el 5 de enero.

La previa

A las 10:00 a.m. ya estaban ubicados varios piquetes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en los alrededores del Parlamento, en el centro de Caracas, un dispositivo de seguridad más robusto que el que usualmente se instala fuera del Palacio Federal Legislativo. 

El mapa interactivo que acompaña esta nota sirve para ubicar los distintos piquetes desplegados en la Avenida Universidad y verificar que el resto de accesos al Palacio Federal Legislativo estaban cerrados por efectivos de la Fuerza Armada Nacional.

Hasta el primer piquete, ubicado en la esquina El Chorro de la avenida Universidad, lograron llegar los autobuses que trasladaban a 100 diputados (88 de éstos principales) desde el hotel Paseo Las Mercedes, lugar en donde se concentraron 48 horas antes los parlamentarios que respaldan a Guaidó.

En este primer piquete, dos vehículos tácticos (conocidos como “murciélagos”) bloqueaban el paso al diputado Juan Guaidó y a decenas de parlamentarios que iban con él. Para llegar al Parlamento, los diputados debían caminar desde este punto hasta la sede del Palacio Federal Legislativo. Otros dos vehículos se encontraban en la esquina Sociedad, una cuadra más adelante.

Según testimonio de los reporteros de Efecto Cocuyo que hicieron la cobertura, en el primer piquete los legisladores entregaron sus credenciales a los efectivos militares, que la verificaron contra una lista de los diputados que estaban autorizados a presentarse a la sesión. Se desconoce quién elaboró el listado que los efectivos militares utilizaron durante la jornada. Omar González, Biagio Pilieri, Amelia Belisario, Juan Pablo Guanipa y Henry Ramos Allup son algunos de los diputados que lograron pasar sin inconvenientes.

A la 1:00 p.m. una masa de personas se abrió paso a empujones y pudo pasar la primera barrera. Guaidó procuró ser el último diputado en ingresar para garantizar que pasara el resto de los parlamentarios. 

En el segundo piquete, ubicado poco después de la esquina Sociedad, los funcionarios de la GNB se replegaron a empujones, con los escudos, tratando de impedir el paso de diputados y periodistas. Para la reconstrucción de lo sucedido, se utilizaron los videos publicados en las cuentas de Twitter de Orlenys OV y la periodista de Telesur Madelein García, así como grabaciones de Efecto Cocuyo

Forcejeo en el tercer piquete

Poco a poco, los legisladores pasaron el segundo piquete. Guaidó pasó junto con el diputado suplente de Dinorah Figuera (por el estado Aragua), Gilberto Sojo, a quien los militares no querían permitir el paso por estar presuntamente inhabilitado.

En el año 2016, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) negó la inmunidad parlamentaria de Sojo, Renzo Prieto y Rosmit Mantilla, apresados en el año 2014. La inmunidad parlamentaria es una institución jurídica distinta a la inhabilitación política.  

En la entrada del Palacio Federal Legislativo estaba el tercer piquete. Allí, los militares controlaban el paso de los diputados volviendo a verificar sus credenciales. Guaidó y Sojo estaban a la cabeza del grupo de parlamentarios. El funcionario encargado de permitir el paso señaló que los diputados podían pasar menos Sojo, con el argumento de estar inhabilitado. El líder de la oposición insistió en que debían dejar pasar a Sojo. “Aquí no va a pasar más nadie hasta que no lo dejen pasar a él”, dijo Guaidó al efectivo de la GNB. 

Algunos parlamentarios opositores lograron pasar antes, entre ellos Henry Ramos Allup y Delsa Solórzano. El control de la entrada al Parlamento no es una función que corresponde a los cuerpos de seguridad del Estado.

Según el abogado constitucionalista Juan Manuel Rafalli emplear los cuerpos de seguridad del Estado para calificar cuáles diputados pueden ingresar a una sesión en el Parlamento constituye una violación a los artículos 136137 y 187 de la Constitución.  La calificación de los diputados solo corresponde a la Asamblea Nacional como cuerpo, recuerda Rafalli.

La actuación de la Guardia Nacional permitió que la fracción de diputados del Psuv y los disidentes opositores intentaran iniciar la sesión de instalación, desconociendo lo dispuesto en el Reglamento de Interior y de Debates de la Asamblea Nacional (Ridan).

Por esta razón, Guaidó y el grupo de diputados que lo acompañaba decidieron cruzar a la fuerza el punto de control de  la Guardia Nacional. En este momento, los funcionarios se replegaron y bloquearon el paso. Allí empezó el forcejeo entre algunos diputados y los militares, lo que luego resultó en que el diputado se subiera a la reja.  

El problema del quórum

Según el abogado constitucionalista Gerardo Blyde, en el artículo 21 de la Constitución se establece que el quórum mínimo de funcionamiento debe ser la mayoría absoluta de los diputados miembros de la AN (84 diputados).

Blyde aclara que en caso de que “no hubiere el quórum constitucionalmente requerido, los diputados presentes se constituirán en Comisión Preparatoria para tomar las medidas necesarias y lograr una sesión de instalación válida. Esta comisión preparatoria será presidida por el último Presidente o quien deba suplirlo (primer o segundo Vicepresidentes) y, en última instancia en ausencia de todos, de un diputado electo por los presentes.

Por otra parte, recuerda que esta elección no puede ocurrir sin quórum, por lo que es inaplicable de manera supletoria esta norma para una sesión de instalación sin la presencia de al menos uno de los tres miembros de la Junta Directiva saliente. La norma está concebida para cuando habiendo quórum tenga que nombrarse un director de debates para elegir una nueva Junta Directiva en ausencia en la sesión de instalación de los tres miembros de la junta directiva saliente.

El requisito constitucional de existencia de quórum es ineludible para que el cuerpo legislativo pueda tomar cualquier decisión (Art.12 Reglamento de Interior y Debate). 

¿Tenían razón los militares sobre la inhabilitación?

Al diputado Sojo, así como a Renzo Prieto y Rosmit Mancilla, el TSJ le negó su inmunidad parlamentaria en el año 2016. Fue liberado el 13 de diciembre de ese año, luego de dos años y 17 días preso. Ése mismo día en la tarde fue juramentado como diputado suplente.

Lo relativo a la inmunidad parlamentaria se encuentra detallado en el artículo 200 de la Constitución. Allí se explica que si algún diputado incurre en un presunto delito, se le informará al TSJ que, previa autorización de la AN, podrá ordenar su detención y continuar su enjuiciamiento. 

Según explicó el abogado constitucionalista Gustavo Manzo a Efecto Cocuyo, el desarrollo de este proceso no implica que un diputado no pueda ejercer sus funciones dentro del parlamento. La inhabilitación política solo puede venir como consecuencia de una sentencia de carácter penal, producto de un juicio criminal en el que se le declaró culpable y como pena accesoria viene una inhabilitación política. 

El allanamiento de la inmunidad parlamentaria, “permite tu enjuiciamiento, más nada. No pierdes derechos como diputado. Puedes asistir a tus sesiones, tienes derecho a voz y voto”, explicó. En este sentido, la inmunidad parlamentaria y la inhabilitación política son instituciones jurídicas distintas. La inhabilitación política aplicaría en este caso sólo cuando existe una condena penal, según lo establecido en el artículo 65 de la Constitución. 

No obstante, el chavismo insiste en que Sojo se encuentra inhabilitado.

Crisis de legitimidad

Las instituciones del Estado en Venezuela pasan por una crisis de legitimidad desde el año 2016 cuando el TSJ declaró en desacato a la AN por juramentar a los diputados indígenas, decisión que sustentan en la sentencia número 260 de la Sala Electoral el 30 de diciembre de 2015, en la que suspende los efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación de los representantes de Amazonas.

El 22 de diciembre de 2015, antes de cesar funciones, la saliente Asamblea Nacional nombra nuevos magistrados del TSJ. Desde entonces, la relación entre ambos poderes públicos se ha desarrollado entre sentencias y nulidades. A su vez, los diputados han sido objeto de persecución por parte de los cuerpos de seguridad del Estado.

Entre el 22 de diciembre de 2015 y el 5 de enero de 2020 el Tribunal Supremo de Justicia ha dictado 116 sentencias en contra de la Asamblea Nacional.

Veredicto

🔵 El 5 de enero de 2020 solo un grupo de diputados a la Asamblea Nacional pudo ingresar al salón de sesiones de la AN. La Guardia Nacional impidió que otro grupo ingresara a la sede del Palacio Federal Legislativo, entre ellos a Juan Guaidó a quien le correspondía como presidente dirigir el debate en la sesión de instalación

🔵 No existe evidencia de que el grupo de diputados que logró ingresar fuese suficiente para constituir el quórum constitucional de funcionamiento válido de la mitad más uno de los miembros de la AN.  No existe acta de la sesión, ni se realizó verificación de quórum y la votación fue a mano alzada y no nominal. 

🔵 Es engañoso que Guaidó no haya querido entrar porque no quiso o porque no tenía los votos. Tomó la decisión de ingresar a la AN solo si todos los diputados entraban, lo que no fue posible debido a la decisión de la GNB. El líder opositor dejó claro que no entraría hasta que dejaran pasar a los parlamentarios presuntamente inhabilitados. Luego, cuando decidió cruzar el punto de control con los diputados, la Guardia les impidió el paso.

🔵 Ante la negativa, se da el forcejeo entre los funcionarios y la oposición. Previa a la llegada de los políticos a la entrada del Palacio Federal, se dio una serie de irregularidades que retrasaron la entrada y posible inicio de la sesión, como los piquetes de la Guardia y la constante revisión de credenciales.