5 de enero, el día que la Asamblea Nacional tuvo dos presidentes

POLÍTICA · 6 ENERO, 2020 00:57

5 de enero, el día que la Asamblea Nacional tuvo un presidente electo y otro impuesto

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

23
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Este 5 de enero de 2020 pasará a la historia como el día que la Asamblea Nacional (AN) tuvo dos presidentes: uno impuesto y otro electo. A las 10:00 a.m. el diputado Juan Guaidó intentaba avanzar hacia el Palacio Federal Legislativo. Dos vehículos tácticos de la Guardia Nacional, conocidos como “murciélagos”, bloqueaban su paso y el de más de 40 diputados que lo acompañaban.

Decenas de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional Bolivariana creaban barreras humanas para inmovilizar a los parlamentarios y a los periodistas que estaban en la esquina El Chorro, en la avenida Universidad, a 450 metros de la sede del Legislativo.

Los inhibidores de señal inutilizaron los celulares. La prensa, que había sido impedida de ejercer su derecho a informar, quedó aislada.

Por primera vez, en cinco años, los trabajadores de la prensa no pudieron ingresar a la sesión de instalación. Al menos 38 medios de comunicación no recibieron acreditación por orden del Ministerio de Comunicación de Nicolás Maduro.

Detrás de las paredes metálicas comenzó a escucharse el himno nacional. Los legisladores cantaban las estrofas mientras los despojaban de sus credenciales para comprobar cada dato, uno por uno, y retrasar el inicio de la sesión.

La negativa de permitir el acceso de los tres diputados de Amazonas: Nirma Guarulla, Romel Guzamana y Julio Ygarza y de los diputados Freddy Superlano y Simón Calzadilla, estos últimos con amenaza de cárcel, retardó más el proceso.

Omar González, Biagio Pilieri, Amelia Belisario, Juan Pablo Guanipa y Henry Ramos Allup fueron algunos de los diputados que lograron pasar a cuentagotas al Palacio Federal.

A la 1:00 p.m. una masa de personas se abrió paso a empujones. Guaidó aparecía finalmente ante las cámaras. “Siguen diputados sin ingresar al palacio, vamos a hacer todos los esfuerzos para que ingresen los legítimos representantes de Venezuela”, advirtió antes de superar la segunda barrera metálica de la Guardia Nacional.

Pero en este segundo piquete ya se advertía la orden de impedir el acceso al dirigente de Voluntad Popular. Los guardias replegaron a empujones, con sus escudos de plástico, a trabajadores de la prensa y a diputados. Delsa Solórzano, Olivia Lozano y Nora Bracho fueron algunas de las lesionadas.

Guaidó solo llegaría a la entrada del Palacio.

 

Designación expres

A la 1:30 p.m. el canal del Estado, Venezolana de Televisión, mostraba al diputado Luis Parra apropiándose de la tribuna, en el hemiciclo de sesiones. Con un parlante en la mano derecha, que no funcionaba, anunciaba su proclamación como presidente de la Asamblea Nacional.

Parra, acusado de organizar “favores” a empresarios vinculados con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción e investigado por la AN, recibió el respaldo del chavismo que semanas atrás lo tildaba de corrupto.

No hubo un acto de votación nominal, ni siquiera de instalación de la sesión porque el director de debate debía ser el actual presidente Juan Guaidó y no el diputado de mayor edad presente, quien solo posee esa función durante el primer año del periodo legislativo.

Los parlamentarios del Bloque de la Patria simularon alzando los brazos en señal de aprobación para elegir a Parra (ex Primero Justicia) presidente, a Franklin Duarte (ex Copei) primer vicepresidente y a José Gregorio Noriega (ex Voluntad Popular) segundo vicepresidente. Mientras los opositores que estaban dentro del hemiciclo presenciaban el acto.

De la falsa votación, Parra aseguró que obtuvo 81 votos, cuando, según el conteo que hizo Stalin González, el chavismo sumaba 43 integrantes más 18 opositores “comprados” para un total de 61.

En los jardines del Palacio, Guaidó se trepó por una de las rejas de seguridad para intentar pasar al hemiciclo, pero fue empujado por guardias custodios.

Reelección de Guaidó

La oposición convocó una sesión extramuro. La sede del periódico El Nacional fue el lugar escogido. En el auditorio del diario, con un tricolor sin estrellas de fondo, fue reelecto Guaidó con 100 votos.

Juan Pablo Guanipa es el primer vicepresidente y Carlos Berrizbeitia el segundo vicepresidente del quinto y último año.

Cerca del auditorio, en un gran salón, había sillas y mesas vestidas de fiesta. Árboles de navidad adornados con luces y mesoneros que repartían bocadillos y bebidas. Lo que hacía suponer que los diputados ya tenían previsto ir al periódico.

Durante la votación algunos confundieron a Juan Pablo Guanipa con Tomás Guanipa, quien es su hermano y está fuera del país por amenazas de cárcel. Otros se mostraron conmovidos, como las diputadas Milagros Eulate y Delsa Solórzano que derramaron unas lágrimas.

El diputado Luis Aquiles Moreno llegó en muletas para participar en la votación y el parlamentario Biagio Pilieri se ausentó durante el acto.

En su discurso, Guaidó pidió a su partido libertad de militancia para no ser percibido como un Presidente de una sola tolda política, sino como el presidente del Parlamento.

Reconoció que su gobierno interino cometió el error de “redimensionar las expectativas” en 2019 y anunció nuevas jornadas de agitación nacional.

“Gracias, diputados, por mantenerse firmes y no vender su dignidad, a pesar de que les hicieron ofertas exorbitantes. Señores de la dictadura, ya han intentado el camino de desconocer al Parlamento, de asediarlo, entre otras cosas, y no les funcionó porque aquí estamos”, afirmó.

“Hoy volvimos a derrotar a la dictadura”, sentenció.

Al término de la sesión, algunos diputados pidieron la lista de asistencia porque no habían firmado, requisito que debe cumplirse para verificar el quórum antes de iniciar la sesión.

Fotos: Iván Ernesto Reyes.