Claves para saber leer encuestas de cara a las elecciones del 21 de noviembre

COCUYO CHEQUEA · 17 SEPTIEMBRE, 2021 16:07

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ya las encuestadoras están listas para medir los chances que llevan los distintos candidatos a las próximas elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre. En las últimas semanas, algunas firmas publicaron los resultados de sus sondeos, aunque más enfocado en la intención de voto.

La próxima contienda estará marcada por la participación de los partidos de la plataforma unitaria, luego de muchas dudas, y las decisiones que salgan de la mesa de negociación entre representantes de la administración de Nicolás Maduro y la oposición en México.

Ahora, para que una encuesta se aproxime a un resultado predictivo, debe cumplir con ciertos criterios. Efecto Cocuyo actualizó esta nota publicada originalmente en el 2018 sobre los “pecados” de los análisis de encuestas según indicó la periodista argentina Sandra Crucianelli. A continuación, las claves:  

Muestra muy pequeña

Para un estudio nacional, con una confiabilidad de más del 95% y un error de no más del 3%, cada pregunta de la encuesta debe ser respondida por al menos 1.067 personas. Debajo de ese número ya el error es más alto que el admisible, y a mayor tamaño de la muestra, menor posibilidad de error.

Así que para predecir con un error del 1% deberían hacerse 10.000 encuestas y para el 0,5% debe subirse a 38 mil. Lo que hace tan difícil predecir resultados muy ajustados.

Esto según la fórmula:

m = Z²*p*q/e²

En esta fórmula m es la muestra del universo a ser estudiado mediante la encuesta; Z es la constante estadística de valor 1,96; p y q la posibilidad de que algo ocurra (50% de cada lado, puedes ganar o perder) y e sería el error esperado, que varía de 3% a 0,5% según los ejemplos. M deberá multiplicarse luego por 10 mil, que proviene del e al cuadrado que está expresado en uno por ciento o porcentaje, es decir, 100 por 100.

Pendiente de la mortalidad de la muestra

Además, existe un concepto de “mortalidad de la muestra” que señala que estos estudios de campo deben hacerse entre 5 y 7 días como máximo, porque las opiniones varían durante la campaña en poco tiempo, mientras que menos de ese tiempo lo hace demasiado voluble como para considerarse opinión fijada.

La muestra debe cumplir con la Regla de Aleatoriedad; es decir, cada una de las personas del universo medido debe haber tenido la misma probabilidad de ser elegida. Por tanto, debe presentarse la proporcionalidad de la misma respecto del país: % por cada género, cuántos de cada clase socioeconómica: A, B, C, D, E y F (con la mayoría en los últimos estratos), edad o distribución geográfica, que corresponda a la pirámide del país actual.

En este momento no deberá sólo tomarse las proyecciones poblacionales oficiales, sino la diáspora y el aumento de la pobreza. La muestra debe haber sido tomada entre 5 y 7 días, más de eso ya la misma persona pudo haber cambiado de opinión. Si la encuesta fue 30 días o más antes de la elección, no predice; apenas es diagnóstica. Con un mes o menos, se puede prever resultados.

Demasiados indecisos

La cantidad de personas que aún no se ha formado una opinión sobre un tema son los indecisos. En una encuesta confiable estos no deben ser más del 20% de la muestra, pues no permite hacer predicción y si es más del 30%, la encuesta no tiene ninguna validez.

Cuidado: vale decir que un indeciso es “No sabe”, pero No contesta puede entrar en quienes no quieren responder, que usualmente ha sido señalado por encuestadores como voto escondido, que ha alterado sus predicciones.

Un error común es distribuir el porcentaje de indecisos entre las opciones, considerando que éstos se comportan igual que el resto de la población. Esto se hace para que no se reduzca la muestra, lo que eleva el error en esa pregunta.

Es muy pecaminoso que no se incluyan los indecisos y quienes prefieren ocultar su opinión (no sabe, no contesta), así como hacer proyecciones considerando sólo quienes respondieron. No es lo mismo que 400 de 1.000 personas están a favor de algo (40%) que decir que 400 de 700 (57%), con 300 indecisos.

Error muy grande o falso

Para calcular o comprobar el error presentado en una encuesta, despegando de la fórmula de la muestra ya presentada, entonces

e = Z * raíz cuadrada de (p*q)/m

Un error de más del 3% es demasiado alto, debajo es ideal pero es aceptable hasta un máximo de 5%. Para eso se debe notar el número “mágico” de 384, que proviene del cálculo de la muestra con el error más grande aceptable.

En cada caso, hay que comprobar con la fórmula que el error expresado por la encuesta es el verdadero.