Banco de Venezuela no notificó de un hackeo masivo a sus cuentas

COCUYO CHEQUEA · 10 AGOSTO, 2020 19:23

Banco de Venezuela no sufrió “hackeo masivo” en sus cuentas de ahorro

Texto por Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

¿Cómo valoras esta información?

28
QUÉ CHÉVERE
8
QUÉ INDIGNANTE
10
QUÉ CHIMBO

Los primeros días de agosto circuló una cadena de Whatsapp en la que, haciéndose pasar por los breaking news que envía Noti21, se explicaba  que un hackeo masivo había provocado que 1.303.853.190.320 bolívares fueron robados a los ahorristas del Banco de Venezuela.

En una segunda versión de la cadena se aseguraba que la pérdida era de 4.574.000 dólares. Vale destacar que eso implicaría una tasa aproximada de 289.000 bolívares por dólares.

La Unidad de Datos y Factchecking de Efecto Cocuyo no encontró ninguna evidencia que certificara tal información.

Desmentido oficial

El pasado 6 de agosto en la cuenta de Twitter del Banco de Venezuela se explicó que una falla en sus suspendió temporalmente sus servicios financieros, aunque no brindaron detalles técnicos del alcance de la misma. Esto después de un tuit previo, de las 8:15 AM, en que notificaban de esta suspensión involuntaria.

En el caso de Noti21, la información no fue encontrada en ninguna de sus cuentas de redes sociales, tampoco se encontraron denuncias o testimonios de ahorristas sobre pérdida de fondos sino sobre retraso de sus transacciones o imposibilidad de entrar en la página web del banco.

Lea también: De la omisión a la manipulación: los tipos de contenido falso y desinformación

Veredicto

La cadena de Whatsapp parece ser un contenido impostor que se hizo pasar por un servicio de notificaciones noticiosas para difundir desinformación financiera aprovechando una falla temporal del Banco de Venezuela. Este método se asemeja al modus operandi de la estafa en la que se cita a un familiar en una zona sin cobertura para simular su secuestro y pedir rescate.

Lea también: “Pausa. #PensarAntesdeCompartir”, el challenge para combatir la desinformación