Fiscalía ordena cierre temporal de la unidad de diálisis del J.M. de los Ríos por contaminación

La primera muerte por el brote infeccioso en el servicio de Nefrología del J.M. de los Ríos fue la de Raziel Jaure, de 10 años. Falleció el pasado tres de mayo luego de contraer el germen klebsiella. Más de dos meses después, y luego del fallecimiento de otros tres niños, la Fiscalía ejerció una acción de protección contra el Ministerio de Salud y el hospital infantil ubicado en San Bernardino.

En un comunicado difundido este jueves 13 de julio, el Ministerio Público (MP) indica que, “con el objeto de garantizar los derechos a la vida y a la salud de los niños, niñas y adolescentes que reciben tratamiento en la unidad de hemodiálisis“, se ordena el cierre temporal preventivo hasta que se determine la causa real del brote y sea subsanado”.

La medida fue requerida por el fiscal 92° nacional, David Toro. La Fiscalía también solicita que los pacientes que actualmente reciben tratamiento en la unidad sean referidos a otros centros de salud con atención pediátrica y se les garantice el tratamiento médico y farmacológico.

Pese al riesgo, algunas madres de pacientes con problemas renales no tienen a dónde ir. El J.M. de los Ríos es el único que cuenta con una unidad de hemodiálisis para niños, por lo que los más pequeños no tienen otra opción para ser atendidos. A otros se les niega el ingreso a otra unidad porque ya cuentan con un cupo en el hospital infantil.

La acción de protección

“Dicho requerimiento fue asignado por distribución al Tribunal 9º de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación y Ejecución del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana de Caracas y Nacional de Adopción Internacional”, señala el comunicado de la Fiscalía.

También indica que la acción de protección guarda relación con la investigación realizada por el fiscal 66° nacional, Renny Amundaray, sobre la muerte de los cuatro pacientes ocurridas entre mayo y junio de este año.

El primer niño en fallecer por una de las bacterias que infectaron la unidad de hemodiálisis del J. M. de los Ríos fue Raziel Jaure. Le siguieron Samuel Becerra, adolescente de 12 años infectado con pseudomona, y Dilfred Jiménez, quien tenía 16 y también contrajo el germen klebsiella. La última muerte ocurrió el pasado 26 de junio y fue la del pequeño Daniel Laya, quien tan solo tenía dos años de edad.

Lea también:

Padres de niños de Nefrología del J. M. de los Ríos sin respuesta del MP ni del hospital