“Esta es la hora que no sé dónde está mi hijo”, madre del dueño del chalet donde se escondía Óscar Pérez

Lo único que decían era que mi hijo era terrorista. Es un terrorista, es un terrorista. Al final me dijeron ‘era médico, ya no lo es’”, dijo Graciela de Aguado, madre del médico William Alberto Aguado, 58 años, dueño del inmueble donde Óscar Pérez y sus aliados se refugiaban en El Junquito cuando fueron emboscados por las fuerzas policiales y militares de Venezuela el 15 de enero.

Graciela fue parte de la rueda de prensa de este miércoles, 7 de febrero, que realizó Foro Penal, en la que denunció las vejaciones a las que son sometidos los familiares de presos políticos.

La madre de Aguado contó cómo a las 5:00 am, ocho hombres vestidos de negro y encapuchados tumbaron la reja y puerta de su apartamento ubicado en la UD5 de Caricuao, aunque ella les gritaba que les podía abrir.

“¡Quítese vieja, la vamos a meter presa!”, fueron algunas de los insultos que recibió mientras los supuestos funcionarios de la Dirección Contra Inteligencia Militar revisaban su hogar y pedían que les señalaran dónde estaban la armas y los dólares que “recibían del imperio”.

“Yo les decía que vivía de la pensión que mi esposo militar dejó. Además de que esa escopeta que encontraron era su propiedad. Era una reliquia vieja”, apuntó.

Según el testimonio de esta mujer, los funcionarios de la Dgcim sembraron las armas que sirvieron para el discurso del Gobierno que acusaba a Aguado de terrorista.

Desde esa madrugada, Graciela no ve a su hijo. “Esta es la hora que yo no sé dónde está, hasta que no me dejen verlo, temo por su vida. Me han dicho que está en Ramo Verde pero allí me lo niegan”, dijo.

Este es uno de los testimonios que se hicieron públicos en la rueda de prensa para demostrar cómo el Estado vulnera los derechos humanos los familiares de los presos políticos.

“Aquí nadie está exento de que le pase. Por eso queremos hacer un movimiento para unirnos en una sola voz, porque no hay una organización que alce la voz, al menos en el caso de los militares. Es una lucha que hacemos en soledad, muy triste y muy dura, pero la vamos a dar”, exclamó Kerling Rodríguez, esposa del coronel del Ejército Ruperto Sánchez, implicado en la supuesta Operación Jericó y privado de libertad desde hace tres años.

Foro Penal Venezolano denunció este 7 de febrero que de los 233 presos políticos que tiene registrados, solo 14% de ellos han sido condenados. Desde 2014 esta organización de derechos humanos ha contabilizado 12.098 detenciones hasta la fecha, por lo que Alfredo Romero, director de Foro Penal, aseveró que el Gobierno de Nicolás Maduro ha sido el más represivo de los últimos años en el país.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. hay. sra. cuandos esos esbirro le preguntaron x los dollares. le hubieses dichos los q me dios cabello O padrino lopez.

Leave a Reply

¡Suscríbete!