Altos precios y falta de efectivo afectan puestos de hamburguesas en Caracas

Las ventas en los populares puestos de perros calientes y hamburguesas, que forman parte del paisaje urbano en Caracas, han caído en picada según empleados y dueños de estos establecimientos de comida rápida, quienes indicaron a Efecto Cocuyo, que los altos precios son la causa del bajo consumo de los alimentos que ofrecen.

Las hamburguesas con carne de res, lechuga, cebolla, aguacate, queso, huevo, mayonesa y salsa de tomate cuestan en los puestos de comida rápida entre Bs. 30.000 y Bs. 47.000. Los perros calientes, se venden entre Bs. 14.000 y Bs. 23.000.

Durante el recorrido, efectuado en la hora de almuerzo (entre 12:30 pm y 3:00 pm) del miércoles 22 de noviembre, se constató que en cinco de los siete puestos visitados había pocas personas comprando cuando, según los comerciantes entrevistados, a esas horas generalmente estaban llenos de personas hace apenas unos pocos meses.

“Las ventas son mejores los jueves y los viernes”, dijo el encargado de un negocio en Chacaíto (centro) quien aseguró que ha visto cada vez menos personas queriendo consumir comida rápida.

“¿Hay punto de venta?”

Un empleado de un establecimiento que vende hamburguesas y perros calientes en Altamira (este de la ciudad) señaló que las ventas tienden a menguar los días más lejanos a la quincena. “Cuando le pagan a las personas, ellos vienen y nos compran”.

El entrevistado aseveró que cuando tienen problemas con el punto de venta, las personas prefieren no comprar porque no tienen efectivo. “De 10 personas, 9 quieren pagar con punto”, señaló, al igual que los otros entrevistados.

Catalina Flores, dueña de un puesto de comida rápida en la avenida Francisco de Miranda en Chacao (este) señaló que la reducción de sus ventas supera el 60%. “Aquí vendía 300 hamburguesas y 300 perros calientes diarios hace tres meses, ahora no vendo ni 100 de cada uno y hasta menos”.

La entrevistada dijo, que debido a la caída de sus ganancias tuvo que prescindir de dos de sus cinco empleados, quienes laboraron en su negocio hasta hace dos meses. “Me dio cosa, porque tienen familia, pero no tenía otra opción”, expresó. Además está pensando regresar a su país de origen, Perú, después de 38 años como residente en Venezuela.

Cambios en el menú 

Flores explicó que ya no vende “enrollados” ni “pepitos” (bocadillo de carne): “No consigo pan canilla”, dijo. Los altos precios del pollo y la carne de res, así como la escasez de esos alimentos, la llevaron a sacar del menú varios tipos de hamburguesa.

Las hamburguesas mixtas, con doble carne y los “pepitos” ya no se ven con tanta frecuencia en todos los establecimientos. “La carne y la mayonesa escasean”, indicó un empleado de un puesto de comida en Chacaíto.

Una caja de salchichas con 12 paquetes de 22 unidades llega a costar hasta Bs. 1.600.000, el kilo de cebollas Bs. 44.000, la carne procesada Bs. 47.000, y la mayonesa de 500 gramos hasta Bs. 49.500.

Comer en la calle no es la mejor opción

“Cuando vi que las hamburguesas pasaron los Bs. 30.000 me dio miedo”, expresó a Efecto Cocuyo Roberto Torrealba, un trabajador de una tienda en Chacaíto mientras miraba los precios de un puesto de comida rápida al este de la ciudad.

“Yo procuró comer siempre comida de mi casa, porque con mi sueldo no puedo comer en la calle con tanta libertad como antes”, agregó el entrevistado, quien indicó que en los últimos dos meses los precios de los alimentos se “dispararon”.

Francys Pérez, empleada de un comercio en la Hoyada (centro de Caracas) opinó algo parecido: “comer hamburguesas ya no es la mejor opción, ya no puedo comerlas todas las semanas como acostumbraba, no me alcanza. Ahora comeré hamburguesas una vez al mes”, aseveró.

Marcelino Cabello, un vendedor de una distribuidora de bebidas no alcohólicas, dijo que antes almorzaba constantemente hamburguesas. “No estoy dispuesto a pagar Bs. 35.000 por una hamburguesa, prefiero comer en mi casa o comer un menú ejecutivo, es más sano.