Trabajadores de Jusepín: Falla en una turbina y demora de Pdvsa provocaron el derrame

La detención de cuatro funcionarios de Pdvsa, a quienes la Fiscalía 12 del Ministerio Público y la Dirección de Seguridad Integral (DSI) del Distrito Furrial de la industria, responsabilizó por el derrame de crudo al río Guarapiche que ocurrió el viernes 6 de julio, fue rechazada por los trabajadores del Complejo Operacional Jusepín (Maturín).

A través de redes sociales explicaron que todo ocurrió por “fallas estructurales” dentro de Pdvsa y no por alguna acción de sabotaje de los operadores que estuvieron de guardia ese día, como pretenden acusarlos.

Para ellos, que al río Guarapiche hayan caído mil barriles de crudo, se debió a dos factores: El primero fue la demora en responder por parte de los responsables la DSI y el segundo la falta, primero de un vehículo; y después de un vacuum.

“En este caso particular la situación se presenta por la falla en la madrugada en la turbina de inyección de agua R4 y R2, de la planta de Recuperación Secundaria Oriente (Resor), estas turbinas manejan el agua que es inyectada en los yacimientos de Furrial”, mencionaron en el escrito.

Señalaron que el agua de succión para separar el agua del crudo que ingresa a esa planta proviene de dos fuentes:  Una de ellas de los pozos productores de agua ( en la que participan tres plantas) y ese día falló la de deshidratación.

“En el momento de la falla quedaron activos los productores de agua, los cuales deben desactivarse manualmente en su locación, lo que implica traslado vehicular. Los trabajadores no contaban con esta herramienta, lo cual es una situación generalizada en el área operacional  y denunciada a todos los niveles”, añadieron.

Es decir que faltaba un vehículo para llegar hasta el sitio donde se presentó la primera falla que debían hacer de forma manual, y además cuando solicitaron  apoyo a la DSI hubo tardanza en responder, lo que finalmente provocó el derrame.

Lea más en: Cifra oficial: 184 mil maturineses los afectados por derrame petrolero en Jusepín

El retraso en el cierre de estos pozos “generó el desborde de las tanquillas de los tanques de agua, los cuales tenían un contenido de aguas aceitosas, producto también de las dificultades operacionales por no tener disponibilidad de productos químicos requeridos para la separación eficiente del petróleo del agua”.

Esto no es una situación nueva, sino que se viene presentando desde hace un año y medio, lo que provoca el bombeo de aguas aceitosas desde entonces, una irregularidad que a pesar de ser alertada a la directiva de la empresa, no ha sido corregida.

¿Qué es la planta Resor y por qué falla?

La Resor es una planta de inyección de agua que alimenta a los pozos Naricual, Cretáceo y Jusepín que pertenecen a los campos petroleros de El Furrial, Musipán y Jusepín, ubicados entre los municipios Maturín y Ezequiel Zamora. Esto permite que los pozos se mantengan operativos y con continuidad de flujos.

La planta tiene cuatro subsistemas: desgasificación, filtros primarios, almacenamiento del agua tratada y de inyección, así como servicios auxiliares.

Ya hace 12 años, en su tesis de grado para la Universidad Simón Bolívar, Ángel Guillermo Caña Puche, señalaba que en el 2006 la planta presentaba fallas de inyección debido al tiempo de uso y la obsolencia de los equipos.

Como ya había dicho una fuente a Efecto Cocuyo un día después del derrame, “la falta de de un vacuum para recoger estos aceites en las fosas y tanquillas de SAEN/RESOR, pero con  dicho servicio tampoco se cuenta porque no hay contrato y cuando hay contrato no se les paga a las empresas contratistas y eso lo sabe la Dirección Ejecutiva y la vicepresidencia de Exploración y Producción”, fue el tercer elemento que generó el derrame.

Manifestaron que, ante esta ausencia de equipos y vehículos en Pdvsa, “han hecho milagros debido a la responsabilidad de mantener la producción de petróleo y la inyección de agua requerida; sin embargo por la falta de servicios especializados ocurren estas situaciones. No entendemos que una  falla ocasionada por la no disponibilidad de recursos se convierta en una excusa para acusar a estos trabajadores de inobservancia o peor aún de saboteadores, cuando se les pide que trabajen sin equipos de seguridad, sin herramientas, e incluso sin comer bien el ni sus familiares”.

Este domingo 8 de julio, la Fiscalía 12 del Ministerio Público en competencia anticorrupción pidió la detención del  gerente de Planta Gas y Agua Furrial, Luis Jiménez;  el gerente de Producción, Yoe Richer González Rondón; así como  los operadores de guardia de consola durante el derrame, Gyvenshy José Sanabria Barreto; y el panelista, Irwin José Rendón Brito, a quienes tienen bajo investigación por su supuesta responsabilidad en el derrame que por segunda vez en seis años contamina al río Guarapiche.

 

Diputada Hernández pedirá a la AN investigar nuevo derrame en Maturín

(Visited 264 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!