AN: Billete de Bs. 500 propuesto para la reconversión perderá su valor con la inflación

Con una inflación de 110% en mayo, los billetes del bolívar soberano propuesto para la reconversión monetaria perderán su capacidad de compra rápidamente. La advertencia la realizó la Asamblea Nacional (AN), quienes además estimaron la inflación anual en al menos 100 mil % para el cierre de 2018.

Pero a esta limitante se suma otro problema: la reconversión monetaria tendrá nuevamente dificultades para implementarse el 4 de agosto. Sin billetes y sin auditorías técnicas a las plataformas bancarias, la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional advirtió que no hay tiempo suficiente para garantizar el correcto funcionamiento del proceso.

La inflación pudiera cerrar entre 100.000% y 300.000% al finalizar el año

“En dos meses se van a necesitar 20 billetes de 500 (bolívares sopara comprar un cartón de huevo”, señaló el diputado Rafael Guzmán, quien agregó que actualmente una familia necesita al menos 200 salarios mínimos para adquirir la cesta básica de alimentos y productos de aseo personal.

Arístides Maza Tirado, presidente de la Asociación Bancaria Nacional, solicitó a finales de mayo al presidente Nicolás Maduro posponer por 90 días la reconversión monetaria prevista inicialmente para el 4 de junio. Sin embargo, el Ejecutivo nacional aprobó la medida pero con un límite de días inferior: hasta el 4 de agosto.

En 2008 la banca tuvo un lapso de 10 meses para completar el cambio de bolívares a bolívares fuertes y por un tiempo ambas familias de billetes convivieron en la economía pero, en esta ocasión, el tiempo se ha reducido debido a la hiperinflación que enfrenta el país.

Persecución a productores

Muchos productores prefieren dejar de producir que producir a pérdidas, según expresó el diputado Guzmán.

El parlamentario explicó que los controles de cambio y de precios, que restringen el acceso a las divisas oficiales y el valor de los productos, y los ataques a la empresa privada ha generado la caída en la producción nacional.

Sobre la orden del jefe de Estado de “hacer una revolución” en los mercados municipales para redistribuir los alimentos a precios subsidiados, Guzmán aseguró que se incentiva la corrupción e incrementan las operaciones de reventa de productos.

Mientras la producción agropecuaria nacional se mantiene en caída libre, los agricultores se ven obligados a entregar hasta el 30% de sus productos a diferentes órganos del Estado que, de acuerdo con Fedeagro, amenazan a los productores con expropiaciones, invasiones y hasta prisión.

Rumbo a una inflación del 100.000% anual

El diputado José Guerra vislumbra dos escenarios: en el mejor de los casos Venezuela pudiera cerrar el año con una inflación del 100.000%, o incluso alcanzar el umbral del 300.000% a finales de 2018.

“Desde el Banco Central de Venezuela (BCV) se filtró un documento en el que no hay ninguna pista de que el Gobierno pretenda rectificar”, dijo Guerra y enumeró soluciones al escenario hiperinflacionario: levantar el control cambiario, ordenar la político fiscal, devolver la autonomía al BCV y buscar refinanciaciamiento internacional.

(Visited 588 times, 2 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed