La verdad sobre la foto de la concentración chavista del #2Feb #CocuyoChequea - Efecto Cocuyo

La verdad sobre la foto de la concentración chavista del #2Feb #CocuyoChequea

“Falsa”, “manipulada” y “vieja”, esos son algunos de los calificativos que utilizaron para describir una gráfica que apareció en los medios del Estado el pasado 2 de febrero. La foto muestra una marcha chavista en la avenida Bolívar de Caracas. La red social Twitter se inundó de críticas y cuestionamientos y los medios de comunicación que la publicaron también recibieron comentarios negativos. Pero ¿son estas acusaciones ciertas?

La Unidad de Datos y Factckecking de Efecto Cocuyo fue a la manifestación realizada en  la avenida Bolívar, revisó los argumentos de los tuiteros y examinó la foto con softwares de análisis de imágenes. Esto fue lo que se encontró:

¿Foto vieja?

La imagen se publicó por primera vez en las redes sociales de Venezolana de Televisión (VTV). Sin embargo, la cuenta en Twitter del diario Últimas Noticias fue la principal receptora de comentarios por la publicación de la foto en la portada de su versión impresa. Uno de los argumentos que se utilizó para descalificarla es que uno de los edificios que aparece a los costados de la concentración estaba sin concluir, cuando ya para el 2 de febrero estaba edificado.

El argumento es errado. Efectivamente, la construcción de la Misión Vivienda tiene esas características arquitectónicas que lo hacen ver de lejos como si aún no estuviera concluido.  Últimas Noticias hizo un hilo de twtees al respecto. El edificio se llama Ojos de Chávez y tiene una estructura de cajones.

A continuación una foto del edificio tomada ese día, en la que, además, aprovechamos para explicar cómo es posible que se vean tantas personas en la imagen.

Organización por cuadrantes

Aunque pueda sorprender, la cantidad de personas que hay frente a la tarima se corresponde con la realidad. Desde una de las aceras de la avenida Universidad, a la altura de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, se podía apreciar cómo el chavismo se organizó para cubrir el área de manera que se viera concurrida.

Las personas fueron ubicadas por cuadrantes bien delimitados hasta llenar la calle más próximas al escenario, a la altura en el terminal Nuevo Circo. En el espacio restante, el chavismo se situó frente a las tarimas más pequeñas dispuestas a lo largo de la avenida Bolívar. También se observó una gran cantidad de espacios vacíos.

¿Tantas personas asistieron?

Al final, ¿cuántas personas acudieron a la concentración del chavismo? Hay fórmulas para calcularlo basado en el aforo de determinado lugar. El Estímulo explica una de las fórmulas para calcular el número de personas que asistieron a una marcha.

Citan a Torino Capital, que detalla las dimensiones de la avenida Bolívar: 45 metros de ancho por 1.250 metros de largo. En este espacio caben 112.500 personas. El cálculo se realizó en base a la premisa de establece que dos personas entran en un metro cuadrado.

Si se toma en cuenta sólo el espacio que se observó que estaba lleno, desde el terminal Nuevo Circo hasta la esquina del mercado de La Hoyada, en esos 246 metros de la avenida Bolívar podrían caber unas 22 mil 140 personas.

Con este cálculo, hay que hacer una aclaratoria. La periodista Jessica Weiss dijo que los bandos opuestos pueden “convertir las estimaciones en herramientas de relaciones públicas”.

La foto de VTV no es sinónimo de la cantidad de seguidores que tiene el chavismo. Desde hace años, dirigentes sindicales han denunciado que el Gobierno obliga a los empleados públicos a ir a las marchas. Según reseñó el diario El Nacional, para la manifestación del 19 de abril de 2017 el Servicio Autónomo de Registros y Notarías de Distrito Capital y Miranda le comunicó a sus trabajadores que la asistencia era de “carácter obligatorio”.

El portal de noticias El Estímulo registró una denuncia de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas del estado Táchira, quienes aseguraron que los funcionarios públicos fueron “amedrentados” con ser despedidos si no iban a la marcha del 1 de mayo de 2017.

En la marcha del pasado 2 de febrero, Efecto Cocuyo constató que los empleados de la Cancillería, Corporación Venezolana de Guayana y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) asistieron a la concentración en la avenida Bolívar.

Análisis fotográfico

Se utilizaron dos softwares de análisis de imágenes para detectar si  la foto había sido modificada con algún programa de diseño. En uno de ellos, Fotoforensics, se obtuvo información más detallada de la foto a través de sus metadatos. Esta es la información de origen de determinada imagen.

El análisis de Fotoforensics permite ver si la foto en algún momento pasó por algún software de modificación de imágenes, como Adobe Illustrator o Photoshop. Fotoforensics no detectó cambios en la foto de VTV. La metadata de la imagen muestra que en el algún momento pasó por una computadora marca Hewlett-Packard y con un sistema operativo de Microsoft Corporation.

El Análisis de Niveles de Error (ELA) identifica las áreas en las que la que una imagen tiene distintos niveles de compresión. Esto se traduce en lo siguiente: las zonas en las que hay gran cantidad de bordes, texturas o superficies lisas deben tener un color similar luego del análisis. Tras este examen de Fotoforensics, la imagen de VTV no muestra áreas modificadas. El área en el que se encuentran los manifestantes (donde hay muchas texturas y bordes) muestra colores uniformes. Dé click y mueva la barra del centro para ver el resultado del análisis.

Este análisis también se hizo con Forensically y arrojó resultados similares.

Con este último software también se utilizó la herramienta de detección de clonación, que resalta en azul y rojo las selecciones que se replicaron. No se encontraron áreas copiadas en los manifestantes.

La foto de la marcha chavista del pasado 2 de febrero no es vieja, no fue modificada y los manifestantes fueron distribuidos estratégicamente para crear la ilusión de mayor concurrencia. En consecuencia, esta foto es verdadera.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!