«Si te estropeas los pies, ahí te quedas en la selva del Darién», cuenta un migrante

LA HUMANIDAD · 29 JULIO, 2022 19:19

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

196
QUÉ CHÉVERE
17
QUÉ INDIGNANTE
11
QUÉ CHIMBO

En redes sociales abundan los grupos de migrantes que han atravesado o pretenden cruzar la selva del Darién para llegar a Estados Unidos. Al buscar solo en Facebook, en idioma español, aparecen por lo menos 16 páginas distintas con hasta 171 mil miembros de diferentes nacionalidades, en las que se discuten rutas, consejos y hasta se publican avisos de personas perdidas en la peligrosa jungla ubicada entre Colombia y Panamá.

Algunos de los viajeros que lograron pasar el también llamado tapón del Darién cuentan sus propias historias. Otros aprovechan para alertar sobre los riesgos del trayecto y aclaran que no será la misma experiencia para todos. 

Son aproximadamente 130 kilómetros de selva que deben atravesar. Un lugar lleno de ríos, plagas, pantano, barrancos, que se tragan a los que no pueden seguir el paso. Un sitio, además, en el que las fieras de la naturaleza también se mezclan con las que manejan el narcotráfico que se mueve por esos lares.

En la punta final, del lado panameño, periodistas de medios internacionales toman fotos de sobrevivientes delgados, llenos de lodo, heridos y temblorosos que consiguen sortear esos caminos que muchos definen como infernales.

«Si se quiere salir rápido, no le recomiendo este viaje a nadie. Y si lo haces debes estar dispuesto a morir. Pasé hambre, pasé sustos, tuve puntos críticos que literalmente pensé que moriría. Pero ya salí de eso», publicó un usuario venezolano, identificado como Yuber Rondón, el 26 de julio de 2022 en un grupo de Facebook. Recibió por lo menos 1,6 mil comentarios, la mitad solicitando instrucciones, presupuesto o recomendaciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Darien_28-de-julio_migrantes.png

En las páginas hispanohablantes se registran decenas de nacionalidades, donde son mayoría los venezolanos y cubanos.

Sin embargo, los primeros también crean sus propios grupos particulares donde consiguen reunir hasta 12 mil integrantes. En estos se hacen más de diez publicaciones al día, entre preguntas sobre la selva, alertas de personas perdidas, noticias y ofertas de paquetes de viaje para octubre de 2022 y enero de 2023.

«No lleves niños pequeños», «No hagas grupo con personas débiles», «No cargues equipaje pesado», son los comentarios que se repiten. No obstante, a pesar de las advertencias, hay varias publicaciones de connacionales que se aventuran con sus hijos pequeños por la ruta en la que han desaparecido al menos 76 migrantes provenientes de Venezuela, según advierten medios locales de Panamá. 

Conversaciones públicas

En los grupos de venezolanos sobre el Darién en Facebook y WhatsApp no hay una línea ordenada de conversaciones. No son foros: las preguntas y dudas se entremezclan con insultos, oraciones, ofertas engañosas y testimonios.

Una torre de Babel virtual en tiempos virtuales y de sobrevivencia. Hay publicaciones con más de 200 opiniones diferentes entre sí. 

Los intentos de estafa son comunes. Una o dos veces al día alguien publica un post prometiendo a los usuarios llevarlos de Colombia a Panamá sin cruzar la selva, por menos de 300 dólares. Otros ofrecen atravesar la jungla solo por tres días, aunque el trayecto real puede durar entre cinco y diez. 

Una de las interrogantes más frecuentes es la de cuánto dinero se necesita en realidad para poder pasar el Tapón del Darién. 

«Una pregunta: ¿es verdad que se van muchos sin plata y llegan?», escribió un venezolano, identificado como Andrés Montevideo, el 23 de julio. 

«Te obligan a que consigas plata. Desde allá te hacen llamar a familias, para que les consigan plata», respondió Carolina Ortega. 

«No se te ocurra hacer eso. Es desesperante, pero lanzarte esa aventura sin plata solo te va a poner en serios aprietos», comentó otro usuario, llamado Chamo Briceño, en el post de Montevideo. 

No obstante, en estos grupos también hay publicaciones sobre otros temas: gestores de pasaporte hacen ofertas para ayudar a tramitar el documento de forma «express», se venden productos como carpas o linternas y hay quien cobrar por arreglar cedulas de identidad que se encuentren deterioradas. 

¿Cómo se preparan los viajeros para el Darién? 

Los migrantes piden consejos de forma pública en el grupo y usualmente reciben comentarios con números de teléfonos o explicaciones breves sobre la ruta del Darién. Varios escriben directamente al celular de personas que se presentan como organizadores de viajes o paquetes. Estos aseguran que lo importante es el calzado, el repelente contra insecto y los medicamentos contra la fiebre o las alergias. 

«Si se te estropean los pies, ya estás listo. Ahí te quedas, porque no puedes caminar y nadie te va a cargar ese camino. Así que debes llevar un calzado resistente», dijo uno de estos usuarios, que prefirió mantener el anonimato, a Efecto Cocuyo, vía WhatsApp.

Los que se identifican como guías pasan supuestas listas de lo que cada quien necesita para ir al Darién. La opinión de estos es variada: hay quien asegura que es una travesía «sencilla» mientras otros son sinceros y explican que la selva está llena de grandes riesgos. Cientos de testimonios sobre robos, asesinados y abusos sexuales en esa ruta han sido publicados en diferentes medios de comunicación.

«El Tapón del Darién es un macabro secreto a voces. Es la sumatoria de todo lo que está mal con nuestro continente. Los caminantes son, en su mayoría, los expulsados más frágiles de regímenes que siguen gozando de un poder que aplasta y mata», reflexionó la periodista argentina Carolina Amoroso, en conversación con Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, el 21 de julio.

Miembros de los grupos en redes también publican vídeos en los que venezolanos piden a sus connacionales que no intenten cruzar la selva por el peligro que esta representa. Sin embargo, muchas de estas publicaciones son desestimadas rápidamente por otros integrantes de la página. 

«Hoy emprenderé un nuevo camino; entendí que cada quien es dueño de su destino. Algunos me van a juzgar, pero en el juego de la vida se gana o se pierde en el campo de batalla», escribió un usuario identificado como Jesús Noguera. 

Según datos de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes, conocida como RV4, hasta la fecha por lo menos 6.133.473 de venezolanos han abandonado su país de origen a causa de una grave crisis humanitaria compleja. En julio de este año, el Servicio Nacional de Migración de Panamá aseguró que 48.430 personas han pasado por la peligrosa selva del Darién en el primer semestre del año, de los cuales 58 % son venezolanos (28.079).

Seis de cada 10 niños que cruzan el Darién son venezolanos

De acuerdo con reportes de prensa, se ha confirmado la muerte de 14 venezolanos que intentaron cruzar la jungla, en lo que va de 2022.

La discusión de los precios

La discusión de los precios para cruzar el Darién es usual en redes sociales y grupos de WhatsApp. Varios «organizadores de viaje» ofrecen paquetes cotizados en divisas extranjeras, especialmente en dólares. 

De acuerdo con los costos publicados en las páginas, un venezolano paga entre 200 y 500 dólares inicialmente. La ruta empieza en Necoclí, un municipio de Antioquía, ubicado al norte de Colombia. A partir de aquí los migrantes deben pagar mínimo 100 dólares a una embarcación que los lleve a Capurganá, en el departamento colombiano del Chocó, cerca de la frontera con Panamá. Desde allí, empiezan a caminar en la selva, lo que puede durar hasta siete días. 

Algunos venezolanos aseguran que al llegar a Capurganá se encontraron con campamentos donde les quisieron cobrar hasta 50 dólares solo por el hecho de estar allí. Los guías piden entre 50 y 100 dólares por persona. 

Un informe publicado por Human Right Watch (HRW) en junio de 2022 arroja que los migrantes pueden llegar a pagar hasta 300 dólares para ir desde Capurganá (en Colombia) hasta Carreto (Panamá) en una embarcación, para luego comenzar a pasar la selva. Sin embargo, testimonios señalan que las lanchas pueden exigir hasta 400 dólares por persona

En busca de los muertos y desaparecidos en el Darién

Fotos de adultos y niños desaparecidos también son publicadas en los grupos de WhatsApp y Facebook. Algunos familiares de viajeros fallecidos piden ayuda desesperados para recuperar los cuerpos. 

«Buenas noches. Una consulta: ¿alguien tiene algún contacto de un guía que ande en esa selva? Mi esposo fue enterrado en esa selva supuestamente por un guía y queremos recuperar sus restos y darle una sepultura como tiene que ser», escribió una usuaria en el grupo «Darién ruta nueva a Panamá». 

Desde Venezuela, familias solicitan ayuda a autoridades panameñas para encontrar los cadáveres de los migrantes que no lograron cruzar el Darién. Hasta ahora, el flujo migratorio por esta ruta irregular sigue aumentando cada día. 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

«Si te estropeas los pies, ahí te quedas en la selva del Darién», cuenta un migrante

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

En redes sociales abundan los grupos de migrantes que han atravesado o pretenden cruzar la selva del Darién para llegar a Estados Unidos. Al buscar solo en Facebook, en idioma español, aparecen por lo menos 16 páginas distintas con hasta 171 mil miembros de diferentes nacionalidades, en las que se discuten rutas, consejos y hasta se publican avisos de personas perdidas en la peligrosa jungla ubicada entre Colombia y Panamá.

Algunos de los viajeros que lograron pasar el también llamado tapón del Darién cuentan sus propias historias. Otros aprovechan para alertar sobre los riesgos del trayecto y aclaran que no será la misma experiencia para todos. 

Son aproximadamente 130 kilómetros de selva que deben atravesar. Un lugar lleno de ríos, plagas, pantano, barrancos, que se tragan a los que no pueden seguir el paso. Un sitio, además, en el que las fieras de la naturaleza también se mezclan con las que manejan el narcotráfico que se mueve por esos lares.

En la punta final, del lado panameño, periodistas de medios internacionales toman fotos de sobrevivientes delgados, llenos de lodo, heridos y temblorosos que consiguen sortear esos caminos que muchos definen como infernales.

«Si se quiere salir rápido, no le recomiendo este viaje a nadie. Y si lo haces debes estar dispuesto a morir. Pasé hambre, pasé sustos, tuve puntos críticos que literalmente pensé que moriría. Pero ya salí de eso», publicó un usuario venezolano, identificado como Yuber Rondón, el 26 de julio de 2022 en un grupo de Facebook. Recibió por lo menos 1,6 mil comentarios, la mitad solicitando instrucciones, presupuesto o recomendaciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Darien_28-de-julio_migrantes.png

En las páginas hispanohablantes se registran decenas de nacionalidades, donde son mayoría los venezolanos y cubanos.

Sin embargo, los primeros también crean sus propios grupos particulares donde consiguen reunir hasta 12 mil integrantes. En estos se hacen más de diez publicaciones al día, entre preguntas sobre la selva, alertas de personas perdidas, noticias y ofertas de paquetes de viaje para octubre de 2022 y enero de 2023.

«No lleves niños pequeños», «No hagas grupo con personas débiles», «No cargues equipaje pesado», son los comentarios que se repiten. No obstante, a pesar de las advertencias, hay varias publicaciones de connacionales que se aventuran con sus hijos pequeños por la ruta en la que han desaparecido al menos 76 migrantes provenientes de Venezuela, según advierten medios locales de Panamá. 

Conversaciones públicas

En los grupos de venezolanos sobre el Darién en Facebook y WhatsApp no hay una línea ordenada de conversaciones. No son foros: las preguntas y dudas se entremezclan con insultos, oraciones, ofertas engañosas y testimonios.

Una torre de Babel virtual en tiempos virtuales y de sobrevivencia. Hay publicaciones con más de 200 opiniones diferentes entre sí. 

Los intentos de estafa son comunes. Una o dos veces al día alguien publica un post prometiendo a los usuarios llevarlos de Colombia a Panamá sin cruzar la selva, por menos de 300 dólares. Otros ofrecen atravesar la jungla solo por tres días, aunque el trayecto real puede durar entre cinco y diez. 

Una de las interrogantes más frecuentes es la de cuánto dinero se necesita en realidad para poder pasar el Tapón del Darién. 

«Una pregunta: ¿es verdad que se van muchos sin plata y llegan?», escribió un venezolano, identificado como Andrés Montevideo, el 23 de julio. 

«Te obligan a que consigas plata. Desde allá te hacen llamar a familias, para que les consigan plata», respondió Carolina Ortega. 

«No se te ocurra hacer eso. Es desesperante, pero lanzarte esa aventura sin plata solo te va a poner en serios aprietos», comentó otro usuario, llamado Chamo Briceño, en el post de Montevideo. 

No obstante, en estos grupos también hay publicaciones sobre otros temas: gestores de pasaporte hacen ofertas para ayudar a tramitar el documento de forma «express», se venden productos como carpas o linternas y hay quien cobrar por arreglar cedulas de identidad que se encuentren deterioradas. 

¿Cómo se preparan los viajeros para el Darién? 

Los migrantes piden consejos de forma pública en el grupo y usualmente reciben comentarios con números de teléfonos o explicaciones breves sobre la ruta del Darién. Varios escriben directamente al celular de personas que se presentan como organizadores de viajes o paquetes. Estos aseguran que lo importante es el calzado, el repelente contra insecto y los medicamentos contra la fiebre o las alergias. 

«Si se te estropean los pies, ya estás listo. Ahí te quedas, porque no puedes caminar y nadie te va a cargar ese camino. Así que debes llevar un calzado resistente», dijo uno de estos usuarios, que prefirió mantener el anonimato, a Efecto Cocuyo, vía WhatsApp.

Los que se identifican como guías pasan supuestas listas de lo que cada quien necesita para ir al Darién. La opinión de estos es variada: hay quien asegura que es una travesía «sencilla» mientras otros son sinceros y explican que la selva está llena de grandes riesgos. Cientos de testimonios sobre robos, asesinados y abusos sexuales en esa ruta han sido publicados en diferentes medios de comunicación.

«El Tapón del Darién es un macabro secreto a voces. Es la sumatoria de todo lo que está mal con nuestro continente. Los caminantes son, en su mayoría, los expulsados más frágiles de regímenes que siguen gozando de un poder que aplasta y mata», reflexionó la periodista argentina Carolina Amoroso, en conversación con Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, el 21 de julio.

Miembros de los grupos en redes también publican vídeos en los que venezolanos piden a sus connacionales que no intenten cruzar la selva por el peligro que esta representa. Sin embargo, muchas de estas publicaciones son desestimadas rápidamente por otros integrantes de la página. 

«Hoy emprenderé un nuevo camino; entendí que cada quien es dueño de su destino. Algunos me van a juzgar, pero en el juego de la vida se gana o se pierde en el campo de batalla», escribió un usuario identificado como Jesús Noguera. 

Según datos de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes, conocida como RV4, hasta la fecha por lo menos 6.133.473 de venezolanos han abandonado su país de origen a causa de una grave crisis humanitaria compleja. En julio de este año, el Servicio Nacional de Migración de Panamá aseguró que 48.430 personas han pasado por la peligrosa selva del Darién en el primer semestre del año, de los cuales 58 % son venezolanos (28.079).

Seis de cada 10 niños que cruzan el Darién son venezolanos

De acuerdo con reportes de prensa, se ha confirmado la muerte de 14 venezolanos que intentaron cruzar la jungla, en lo que va de 2022.

La discusión de los precios

La discusión de los precios para cruzar el Darién es usual en redes sociales y grupos de WhatsApp. Varios «organizadores de viaje» ofrecen paquetes cotizados en divisas extranjeras, especialmente en dólares. 

De acuerdo con los costos publicados en las páginas, un venezolano paga entre 200 y 500 dólares inicialmente. La ruta empieza en Necoclí, un municipio de Antioquía, ubicado al norte de Colombia. A partir de aquí los migrantes deben pagar mínimo 100 dólares a una embarcación que los lleve a Capurganá, en el departamento colombiano del Chocó, cerca de la frontera con Panamá. Desde allí, empiezan a caminar en la selva, lo que puede durar hasta siete días. 

Algunos venezolanos aseguran que al llegar a Capurganá se encontraron con campamentos donde les quisieron cobrar hasta 50 dólares solo por el hecho de estar allí. Los guías piden entre 50 y 100 dólares por persona. 

Un informe publicado por Human Right Watch (HRW) en junio de 2022 arroja que los migrantes pueden llegar a pagar hasta 300 dólares para ir desde Capurganá (en Colombia) hasta Carreto (Panamá) en una embarcación, para luego comenzar a pasar la selva. Sin embargo, testimonios señalan que las lanchas pueden exigir hasta 400 dólares por persona

En busca de los muertos y desaparecidos en el Darién

Fotos de adultos y niños desaparecidos también son publicadas en los grupos de WhatsApp y Facebook. Algunos familiares de viajeros fallecidos piden ayuda desesperados para recuperar los cuerpos. 

«Buenas noches. Una consulta: ¿alguien tiene algún contacto de un guía que ande en esa selva? Mi esposo fue enterrado en esa selva supuestamente por un guía y queremos recuperar sus restos y darle una sepultura como tiene que ser», escribió una usuaria en el grupo «Darién ruta nueva a Panamá». 

Desde Venezuela, familias solicitan ayuda a autoridades panameñas para encontrar los cadáveres de los migrantes que no lograron cruzar el Darién. Hasta ahora, el flujo migratorio por esta ruta irregular sigue aumentando cada día.