Aún no hay una versión oficial del enfrentamiento ocurrido en Barrancas del Orinoco

SUCESOS · 4 ENERO, 2022 11:26

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento

Foto por Tane Tanae

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Aún no hay información oficial sobre los hechos violentos ocurridos al pasado 1 de enero en la población Barrancas del Orinoco, en Monagas, que dejaron hasta los momentos siete víctimas fatales.

Fue el lunes 3 de enero cuando gran cantidad de autos blindados de diferentes cuerpos de seguridad y equipados con armas de alto calibre, tomaron las calles de Barrancas del Orinoco.

Los residentes de la zona dicen que, con la presencia de uniformados en las vías, se siente una tensa calma. Pero, comenta, el temor y la incertidumbre no han desaparecido, debido a que aún hay personas heridas que se ocultan de las autoridades por miedo a ser detenidos.

La organización no gubernamental Un Mundo Sin Mordaza, en un comunicado que hizo público este 3 de enero en su cuenta de Twitter, reseñó que el enfrentamiento entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y miembros de la banda “El Sindicato” comenzó durante la madrugada del 1 de enero de 2022 en las cercanías de un establecimiento de la localidad justo free a la estación de combustible el Águila.

De acuerdo a información que recogieron de los habitantes del sector los grupos armados usaron armas largas y granadas, siendo algunas de éstas recolectadas como evidencia por autoridades locales.

Por otro lado, testimonios de lugareños señalaron que tanto los fallecidos como los lesionados se encontraban en la vía pública en celebraciones de fin de año, cuando empezó el conflicto.

La ONG comenta que los funcionarios del Cicpc y de la GNB llegaron a las 4:00 p.m., 12 horas después del tiroteo.

“La zona se encuentra en un toque de queda desde ese día, dicho suceso se debe a la disputa por el control del puerto de la localidad. Tanto el ELN, una organización de origen colombiano dedicada a la guerrilla y el narcotráfico  que desde el 2016 mantiene influencia en el territorio venezolano, así como el grupo criminal “El Sindicato” y los otros grupos irregulares armados se han asentado en la zona y demás estados aledaños tales como Bolívar y Amazonas, con el objeto de liderar el contrabando de combustible y alimentos, narcotráfico y explotación minera, hechos que han contribuido al incremento del crimen organizad dentro del territorio nacional”, informa la organización.

Destaca, además, que dentro de esta región se han llevado a cabo varios actos similares, como el ocurrido el 25 de mayo de 2021, en donde se frustró una operación de narcotráfico y tráfico de personas hacia Guyana.

Además de rechazar estos eventos y los ataques a civiles, exhorta al Estado venezolano a dar respuesta sobre los hechos, investigar y tomar las acciones pertinentes para evitar este tipo de sucesos.

También insta a los organismos internacionales, en especial a Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a que se pronuncien y tomen en cuenta lo ocurrido.

Fiesta pública

En información publicada por el medio local Tane Tanae se reseña que un grupo de hombres vestidos de negro que descendió de una embarcación se infiltró el lugar donde se producía una fiesta pública, detonando granadas y efectuando disparos.

La situación configuró un escenario de guerra que se mantuvo por espacio de 4 horas, aterrorizando a la población.

Hasta los momentos siete muertos y dos heridos fueron registrados por las autoridades en Barrancas del Orinoco, dos días después del enfrentamiento armado.

Todas las víctimas reportadas son hombres venezolanos entre 26 y 33 años, de acuerdo con información oficial compartida por la periodista Pableysa Ostos.

Se trata de Wilfredo José Mosqueda (28), Jesús Enrique Guzmán Abreu (27), Luis David López (26), Omar José Phillips Botaban (33), José Luis Hernández (26), Raimond José Díaz López (27) y un sujeto cuya identidad aún no ha sido determinada. Entre los lesionados se encuentran Leonardo José Bastardo y un adolescente de 15 años.

Habitantes del pueblo aseguraron a Efecto Cocuyo, el día 3 de enero, que hay más de 30 heridos de bala. Sin embargo, afirman que estos no han sido contabilizados y que muchos se están tratando en sus casas.

Según testimonios de un residente, que no quiso ser identificado, el Hospital Tulio López Ramírez, el principal de Barrancas, colapsó el sábado por la llegada de decenas de personas

Sobre lo acontecido, en las redes sociales se pronunciaron investigadores y defensores de los derechos humanos. Para Rocío San Miguel, director de la ONG Control Ciudadano lo sucedido en Barrancas del Orinoco es el retrato de la nueva frontera, “una que ya no está al lado de los límites internacionales, sino en todas partes donde la FANB entregó el control de las armas, al crimen organizado”.

También el abogado Alí Daniels, director de Acceso a la Justicia, comentó: Vistos los combates en Barrancas del Orinoco y en otras partes del país, parece que el concepto de soberanía es sólo para proteger a violadores de derechos humanos porque no se aplica para el control del territorio.

Reunión den Delta Amacuro

En la región Delta Amacuro se llevó a cabo el pasado lunes una reunión de las fuerzas de seguridad; el primero del 2022. La información fue difundida a través de las redes sociales de la gobernación de la entidad, Lizeta Hernández

Esta reunión se desarrolló en el contexto actual de Barrancas del Orinoco, al sur de Monagas, a 45 minutos de Tucupita, la capital del estado Delta Amacuro.

«Estado Mayor de Seguridad en la región, realizó primera reunión del 2022 afinando estrategias para garantizar la protección de la ciudadanía», publicó la funcionaria.

El lunes por la mañana Barrancas del Orinoco regresaba a una aparente normalidad. Según reporte del medio Tane Tanae los trabajadores retornaban paulatinamente a sus labores. Igualmente, varias tiendas reabrieron sus puertas.