Madre es encarcelada por ocultar asesinato de su hijo de 5 años en Upata

SUCESOS · 31 MAYO, 2021 21:09

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
13
QUÉ CHIMBO

El pasado fin de semana, se conoció sobre la muerte de un niño de apenas cinco años de edad, quien «apareció» degollado en el baño de su casa en la población de Upata, lo que sus padres denunciaron como consecuencia de un robo dentro de la casa causado por un extraño.

No obstante, tras investigaciones del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) con sede en esta localidad del estado Bolívar, se pudo comprobar que al  pequeño Wilmer José Rivas Herrera lo asesinó el amante de su propia madre, quien además ocultó el crimen.

Según las indagaciones el niño de 5 años fue degollado la noche del sábado 29 de mayo por Arturo José López Castro, luego que el menor de edad lo encontrara junto con su madre en medio de un acto sexual.

De acuerdo con el reporte oficial del Cicpc, la madre del niño, Yurami del Valle Herrera, de 43 años, se encontraba esa noche ingiriendo bebidas alcohólicas en su casa junto a cinco personas más, entre ellas, Arturo José López Castro y el padre del niño.

Pasada la 1 de la madrugada, cuando la mayoría de los invitados se retiró de la casa y  su esposo se fue a dormir debido a la embriaguez, Yurami Herrera y López Castro se quedaron despiertos y aprovecharon la ocasión para mantener relaciones sexuales.

Debido al ruido, según narran los medios de comunicación locales, el niño se levanta de su cama, se dirige a la habitación donde su madre y el amante consumaban su acto y los sorprende.

Enfurecido, bajos los efectos del licor y con temor de que Wilmer le contara lo que vio a su papá, López toma un cuchillo de cocina y le produce un corte en el cuello. Lo lleva cargado hasta el cuarto de baño y lo deja muerto en el lugar, agregan en el reporte.

La madre, aparentemente queriendo encubrir a López Castro le hace entrega de su teléfono celular para fingir un robo y así poder explicar la muerte del infante.

Al momento de la inspección en la vivienda del sospechoso, también ubicada en Upata,los detectives hallaron el pantalón que cargaba López Castro esa noche con manchas de sangre, al igual que el teléfono celular de la madre y el arma utilizada para asesinar al niño.

El caso pasó a Fiscalía 11 del Ministerio Público en materia de Protección de niños, niñas y adolescentes del estado Bolívar.

Tanto el amante como la madre convertida en cómplice fueron detenidos y esperan ser procesados judicialmente en próximas horas.