Presos iniciaron huelga de hambre en el calabozo policial más hacinado de Caracas - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 3 ABRIL, 2020 17:36

Presos iniciaron huelga de hambre en el calabozo policial más hacinado de Caracas

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Más de mil presos iniciaron una huelga de hambre en el calabozo policial más hacinado de la ciudad de Caracas. Familiares de los privados de libertad se apostaron a las afueras del centro de detención preventiva de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Boleíta, al este de Caracas.

La ONG Una Ventana a la Libertad (UVL) informó, que desde este jueves 2 de abril, los reclusos se encuentran bajo protesta por el retardo procesal. Desde que inició la cuarentena para prevenir el coronavirus se ha acentuado aún más la falta de traslado a tribunales.

“Los familiares de los privados de libertad nos encontramos pacíficamente afuera de la PNB de Boleíta apoyando a nuestros privados de libertad que iniciaron el día de hoy una huelga de hambre porque hay muchas personas enfermas. Tampoco se están tomando las medidas de prevención en la entrada de nuevos reclusos, aún y cuando tenemos la emergencia del coronavirus”, manifestó la esposa de uno de los detenidos a UVL.

Los familiares de los detenidos mostraron preocupación porque desde que inició el confinamiento no ha habido traslados a los tribunales, lo que acentuaría más el retardo policial. Este centro de detención está diseñado para albergar a 250 presos pero en la actualidad pasan los mil detenidos.

Yelime Calipa, madre de uno de los detenidos, contó a Efecto Cocuyo su preocupación por la situación de su familiar. En la celda donde está esa persona hay al menos otros 70 detenidos, entre ellos enfermos de tuberculosis.

“Me ha costado ir a visitarlo, pero ellos están en huelga porque también les da miedo infectarse de coronavirus”, dijo la mujer.

Hasta el momento las autoridades gubernamentales no se han pronunciado tras la protesta de los reclusos. Desde que se confirmaron los primeros casos de COVID-19 en el país, en las cárceles y calabozos policiales están prohibidas las visitas.

Condiciones insalubres

Los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de El Hatillo también se encuentran hacinados y en condiciones insalubres.

Familiares de los hombres y mujeres detenidos en ese calabozo policial, contaron al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) que son constantemente maltratados por las autoridades.

“En horas de la mañana del pasado miércoles 1 de abril, los reclusos salieron de la celda porque presuntamente les brindarían atención médica, pero solamente fueron afeitados, incluyendo a las mujeres. Asimismo, les dieron una arepa para comer mientras fumigaban el calabozo”, denunció el OVP.

A través de videos y fotografías a las que tuvo acceso UVL, se detallan las condiciones de hacinamiento e insalubridad en las que viven los presos.

“A nuestros familiares no siempre le reciben la comida y las pocas veces que se las reciben nos comen los alimentos”, denunció uno de los reclusos.

En una de las fotos filtradas por los presos, se detalla como realizaron una letrina improvisada dentro del calabozo.

“No han adoptado las políticas correctas para atender a esta población que es la más vulnerable. En los centros de detención del país, aunque están permitiendo el pase de alimentos, son pocos los familiares que pueden acudir por la movilidad reducida a consecuencia de la cuarentena nacional. Ninguno de estos presos se encuentra en instalaciones adecuadas, el hacinamiento en cada puesto policial es alarmante”, dijo Carolina Girón, directora del OVP.