Continúa desaparecido un pasajero del naufragio ocurrido en las costas de Araya

SUCESOS · 13 JULIO, 2021 11:51

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cecilio López, el joven de 21 años de edad que viajaba en el bote Don Ramón y que salió de las costas de Araya, el pasado 10 de julio, continua desaparecido tras el naufragio. Las autoridades, junto con pescadores de la zona siguen buscando en las aguas del golfo.

López, habitante de Araya, se subió a la embarcación en horas de la madrugada para ir a la cuidad de Cumaná. Con él eran nueve las personas a bordo de la lancha de madera. Como muchos, zarpan a esa hora para buscar comida, medicinas o para trabajar como informales en el mercado.

Salieron de Punta Colorada, municipio Cruz Salmerón Acosta. En la bahía de Punta Araya el peñero zozobró. El capitán llegó nadando a la orilla y fue quien avisó sobre el hundimiento.

Las autoridades regionales del estado Sucre aún no se han pronunciado sobre este nuevo naufragio. El joven desaparecido es hijo de la coordinadora municipal de Protección Civil en el ámbito municipal. Los botes que salen a inspeccionar las aguas tardan nueve horas diarias en su búsqueda.

Habitantes de la zona comentaron que este tipo de siniestro viene presentándose con cierta recurrencia debido a la falta de transporte público marítimo hasta Cumaná y otras zonas del estado Sucre.

En la costa son muy pocas las embarcaciones que hacen transporte entre Araya y Cumaná. Por eso hay muchas que salen sobrepasando su capacidad. Van con 30 personas pero además con sacos de sal e incluso electrodomésticos.

Una residente contó a Efecto Cocuyo que -cuando tiene que ir a la ciudad- sale a las 2:00 de la madrugada encomendándose a todos los santos. “Sufro cuando los botes se bambolean con las olas y cuando los choferes lanzan los sacos al mar para evitar hundirnos. Cada vez es más dramático esto”.

A tres días del naufragio, tampoco se han encontrado los restos del bote Son Ramón.

Foto referencial: cortesía habitantes de Araya

.