¿Por qué los zombies no podrían existir según la ciencia?

CIENCIA · 29 OCTUBRE, 2021 06:45

Ver más de

Rosmina Suárez Piña


¿Cómo valoras esta información?

28
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

¿Hay alguna idea de cuántas películas y relatos existen sobre zombies? La fascinación por estos “¿seres?” atraviesa fronteras, más aún desde el inicio de la pandemia por coronavirus.

Pero, ya en serio, ¿es posible que existan los zombies?

La ciencia ha hablado y nos ofrece varias razones de peso por las que un zombie no podría existir.

¿De dónde vienen los zombies?

La palabra “zombie”, se cree, que se origina por el término “nzambi”, de la etnia Kongo, que significa “espíritu de una persona muerta”.

Sin embargo, por como están pintados en la televisión y cine, son “muertos vivientes”, lo que implica una paradoja y los hace imposibles de existir en la vida real.

Muchas historias de “muertos vivientes” fueron relegadas a Haití, donde, en 1864, el Gobierno juzgó necesario introducir el artículo 246 en el código penal, castigando el envenenamiento con sustancias que, sin causar la muerte, pueden producir un letargo prolongado, de acuerdo con Agencia SINC.

En Haití, el antropólogo canadiense Wade Davis, fue a Haití en la década de los 80 y regresó con una explicación: básicamente, quien atentara contra las comunidades, era condenado a trabajos forzados por “zombificación”, es decir, después de su muerte.

Según Davis, el ingrediente de la pócima que inducía un estado comatoso en los condenados era la tetrodotoxina del pez globo. Pero tests realizados por otros expertos concluyeron que apenas existía tetrodotoxina y era imposible con ello hacer individuos “manipulables”.

No fue hasta 1997 que la polémica por los zombies se avivó cuando la revista The Lancet publicó una investigación del antropólogo británico Roland Littlewood y el médico Chavannes Douyon, “uienes estudiaron con escáneres y otras pruebas a tres presuntos zombies y les diagnosticaron diversos trastornos mentales.

En ese momento, la conclusión para el misterio era “una mistificación colectiva de las enfermedades psiquiátricas”.

Luego, el concepto de zombie y su existencia en la vida real quedó prácticamente en el aire.

El cine, su motor de “vida”

Fue desde las películas “White Zombie”, de 1932, y “La noche de los muertos vivientes”, de 1968, que comenzó la fiebre.

Pero, según la base de datos de IMDb, se han producido casi 4.000 cintas, entre películas o series, con zombies como tema central, desde terror hasta ciencia ficción y comedia.

También, recorren cómics y videojuegos; y, no contentos con eso, tienen su Día del Orgullo Zombi el 4 de febrero.

¿Por qué no podrían existir?

Como vimos al principio, los zombies son “muertos vivientes” y eso es una paradoja. Además, es la razón principal por la que no podrían existir.

Cuando un ser humano muere, todas las células mueren y no hay combustible para mantener funcionando los sistemas vitales u órganos y tejidos. Por ello, es imposible que un ser vivo pueda desplazarse: no hay energía.

Por otra parte, al ser criaturas muertas, tampoco se dispone de sistema inmunitario, lo que los hace quedar totalmente expuestos al ataque de bacterias, virus y hongos.

En pocas palabras, un zombie expuesto al medioambiente no duraría mucho tiempo, porque los microorganismos descomponedores comienzan su trabajo tras la muerte de la materia orgánica.

Ah, y recordemos que los huesos también están compuestos por células, por lo que al morir se hacen más quebradizos. Así que un zombie ni siquiera podría levantarse.

Tampoco, existe un virus o patógeno que “despierte” el sistema nervioso. 

Por todo esto, es imposible la existencia de zombies o que estos pasen de la ficción a la realidad. Podemos estar tranquilos, porque también es imposible un apocalisis zombie.