DART, la primera misión de defensa planetaria que golpeó un asteroide

CIENCIA · 30 SEPTIEMBRE, 2022 12:59

Ver más de

Rosmina Suárez Piña | @sciencelover_rs


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El lunes 26 de septiembre, el concepto “defensa planetaria” se convirtió en una realidad luego de que la Prueba de Redirección de Doble Asteroide (DART por sus siglas en inglés) de la NASA, impactó con éxito el asteroide Dimorphos.

Se trata del primer intento para mover un asteroide en el espacio y una “técnica de mitigación viable para proteger el planeta de un asteroide o cometa que se dirija a la Tierra, si se descubre uno en el futuro”.

Diez meses de viaje que valieron el éxito

DART comenzó su viaje el 24 de noviembre de 2021 hacia Dimorphos, un asteroide de 160 metros que orbita otro asteroide más grande llamado Didymos, de 780 metros, lo que lo convierte en un sistema binario de asteroides ubicado a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

El objetivo de DART al impactar Dimorphos es cambiar ligeramente su órbita y demostrar que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide e impactarlo.

Si bien son considerados “asteroides potencialmente peligrosos” con referencia a su tamaño, ninguno de los asteroides, reiteran desde la agencia espacial estadounidense, representa una amenaza para la Tierra.

A las 7:14 pm (ET) del 26 de septiembre, DART apuntó a Dimorphos y lo impactó de forma exitosa y “sin precedentes”.

“DART representa un éxito sin precedentes para toda la humanidad. A medida que la NASA estudia el cosmos y nuestro planeta natal, también estamos trabajando para proteger ese hogar y esta colaboración internacional convirtió la ciencia ficción en un hecho científico”, destacó Bill Nelson, el administrador de la NASA.

El impacto de DART en vivo

Una de las razones que hace de DART una misión sorprendente es que se pudo observar el impacto directo, en vivo a través de dos dispositivos: la cámara de reconocimiento de asteroides para navegación óptica (DRACO) y el Light Italian CubeSat for Imaging of Asteroids (LICIACube), este último proporcionado por la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Quince días antes de impactar, el LICIA Cube se desplegó desde la nave espacial para observar el impacto de DART y la nube de materia expulsada. Así, junto con las imágenes de DRACO, los expertos podrán caracterizar mejor la efectividad del impacto.

Por su parte, DRACO, junto a un sistema de guía, navegación y control , permitieron a la nave -del tamaño de un carro- identificar y distinguir entre los dos asteroides, logrando apuntar al más pequeño, el objetivo final.

Telescopios terrestres y espaciales observarán los resultados

Docenas de telescopios en el mundo y el espacio están al pendiente de observar el sistema de asteroides, desde el Hubble y el Webb hasta ALMA en Chile.

En las próximas semanas, los expertos podrán caracterizar y medir con precisión el cambio orbital de Dimorphos y así determinar la eficacia de la misión para que sirva como “método fiable para la desviación de asteroides”.

Impacto de DART, observado por los telescopios Hubble y Webb en el espacio.

Y dentro de cuatro años, el Proyecto Hera, de la Agencia Espacial Europea (ESA), hará estudios del sistema binario de asteroides, enfocándose en el cráter que dejó DART en Dimorphos.

CIENCIA · 7 DICIEMBRE, 2022

DART, la primera misión de defensa planetaria que golpeó un asteroide

Texto por Rosmina Suárez Piña | @sciencelover_rs

El lunes 26 de septiembre, el concepto “defensa planetaria” se convirtió en una realidad luego de que la Prueba de Redirección de Doble Asteroide (DART por sus siglas en inglés) de la NASA, impactó con éxito el asteroide Dimorphos.

Se trata del primer intento para mover un asteroide en el espacio y una “técnica de mitigación viable para proteger el planeta de un asteroide o cometa que se dirija a la Tierra, si se descubre uno en el futuro”.

Diez meses de viaje que valieron el éxito

DART comenzó su viaje el 24 de noviembre de 2021 hacia Dimorphos, un asteroide de 160 metros que orbita otro asteroide más grande llamado Didymos, de 780 metros, lo que lo convierte en un sistema binario de asteroides ubicado a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

El objetivo de DART al impactar Dimorphos es cambiar ligeramente su órbita y demostrar que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide e impactarlo.

Si bien son considerados “asteroides potencialmente peligrosos” con referencia a su tamaño, ninguno de los asteroides, reiteran desde la agencia espacial estadounidense, representa una amenaza para la Tierra.

A las 7:14 pm (ET) del 26 de septiembre, DART apuntó a Dimorphos y lo impactó de forma exitosa y “sin precedentes”.

“DART representa un éxito sin precedentes para toda la humanidad. A medida que la NASA estudia el cosmos y nuestro planeta natal, también estamos trabajando para proteger ese hogar y esta colaboración internacional convirtió la ciencia ficción en un hecho científico”, destacó Bill Nelson, el administrador de la NASA.

El impacto de DART en vivo

Una de las razones que hace de DART una misión sorprendente es que se pudo observar el impacto directo, en vivo a través de dos dispositivos: la cámara de reconocimiento de asteroides para navegación óptica (DRACO) y el Light Italian CubeSat for Imaging of Asteroids (LICIACube), este último proporcionado por la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Quince días antes de impactar, el LICIA Cube se desplegó desde la nave espacial para observar el impacto de DART y la nube de materia expulsada. Así, junto con las imágenes de DRACO, los expertos podrán caracterizar mejor la efectividad del impacto.

Por su parte, DRACO, junto a un sistema de guía, navegación y control , permitieron a la nave -del tamaño de un carro- identificar y distinguir entre los dos asteroides, logrando apuntar al más pequeño, el objetivo final.

Telescopios terrestres y espaciales observarán los resultados

Docenas de telescopios en el mundo y el espacio están al pendiente de observar el sistema de asteroides, desde el Hubble y el Webb hasta ALMA en Chile.

En las próximas semanas, los expertos podrán caracterizar y medir con precisión el cambio orbital de Dimorphos y así determinar la eficacia de la misión para que sirva como “método fiable para la desviación de asteroides”.

Impacto de DART, observado por los telescopios Hubble y Webb en el espacio.

Y dentro de cuatro años, el Proyecto Hera, de la Agencia Espacial Europea (ESA), hará estudios del sistema binario de asteroides, enfocándose en el cráter que dejó DART en Dimorphos.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO