Cometa C/2022 E3 (ZTF): cómo observarlo desde Venezuela

CIENCIA · 13 ENERO, 2023 07:33

Ver más de

Rosmina Suárez Piña | @sciencelover_rs

Foto por Cometografía

¿Cómo valoras esta información?

43
QUÉ CHÉVERE
7
QUÉ INDIGNANTE
6
QUÉ CHIMBO

El 2023 comienza con un evento astronómico mundial: la visibilidad del cometa C/2022 E3 (ZTF) –avistado por primera vez en marzo de 2022 cuando estaba dentro de la órbita de Júpiter—, que tendrá su punto más cercano a la Tierra el 12 de febrero.

Hasta el momento, puede ser observado desde el hemisferio norte; mientras que los observadores del hemisferio sur deben esperar hasta principios de febrero.

En Solaz te contamos todos los detalles de este cometa y cómo observarlo desde Venezuela.

¿Por qué se llama así?

C/2022 E3 (ZTF) es un cometa recién descubierto. Para confirmar que se trataba de un cometa y no un asteroide, tres equipos de astrónomos tomaron imágenes en marzo de 2022.

Star Walk resume que su nombre codificado, de hecho, indica datos de su descubrimiento y sobre cómo y cuándo fue visto por primera vez:

  • C: significa que el cometa no es periódico (solo pasará a través del sistema solar una vez o tomar más de 200 años para orbitar el Sol)
  • 2022 E3: significa que el cometa fue detectado a principios de marzo de 2022 (la letra E es de acuerdo con el sistema de nomenclatura de cometas aprobado por la Unión Astronómica Internacional) y fue el tercer objeto de este tipo descubierto en el mismo periodo
  • ZTF: significa que fue descubierto mediante telescopios de la Instalación Transitoria de Zwicky

¿Cuándo avistar el cometa C/2022 E3 (ZTF)?

Para el hemisferio norte, C/2022 E3 (ZTF) ya es fácilmente observable a través de binoculares grandes o cualquier telescopio en la constelación Corona Boreal (entre el asterismo Keystone y la estrella brillante Arcturus).

Mientras lees esta nota, el cometa va dirigiéndose al sistema solar interior haciéndose gradualmente brillante. Su perihelio o distancia más cercana al Sol se producirá el 12 de enero.

El mejor momento para observarlo, desde el hemisferio sur y por tanto desde nuestro país, será el 1 de febrero de 2023, cuando alcance su brillo máximo y sea visible en la constelación de Camelopardalis y en los cielos oscuros de todo el mundo (mientras las condiciones meteorológicas sean las adecuadas).

De acuerdo con la Nasa, en su blog What’s Up In The Sky?, los cometas son notoriamente impredecibles, pero, si este continúa con su tendencia actual de brillo, será fácil de detectar con binoculares y es posible que se vuelva visible a simple vista bajo cielos oscuros.

Para ubicar las constelaciones, puedes usar una aplicación móvil como Stellarium o StarWalk, además de ubicarse en cielos despejados junto con unos binoculares.

“No se espera que este cometa sea el espectáculo que el cometa NEOWISE fue en 2020. Pero sigue siendo una oportunidad increíble para establecer una conexión personal con un visitante helado del lejano sistema solar exterior”, aclara la agencia espacial Nasa.

Sin embargo, vale la pena intentarlo: es un cometa que no nos visita desde hace 50.000 años.

CIENCIA · 3 FEBRERO, 2023

Cometa C/2022 E3 (ZTF): cómo observarlo desde Venezuela

Texto por Rosmina Suárez Piña | @sciencelover_rs
Foto por Cometografía

El 2023 comienza con un evento astronómico mundial: la visibilidad del cometa C/2022 E3 (ZTF) –avistado por primera vez en marzo de 2022 cuando estaba dentro de la órbita de Júpiter—, que tendrá su punto más cercano a la Tierra el 12 de febrero.

Hasta el momento, puede ser observado desde el hemisferio norte; mientras que los observadores del hemisferio sur deben esperar hasta principios de febrero.

En Solaz te contamos todos los detalles de este cometa y cómo observarlo desde Venezuela.

¿Por qué se llama así?

C/2022 E3 (ZTF) es un cometa recién descubierto. Para confirmar que se trataba de un cometa y no un asteroide, tres equipos de astrónomos tomaron imágenes en marzo de 2022.

Star Walk resume que su nombre codificado, de hecho, indica datos de su descubrimiento y sobre cómo y cuándo fue visto por primera vez:

  • C: significa que el cometa no es periódico (solo pasará a través del sistema solar una vez o tomar más de 200 años para orbitar el Sol)
  • 2022 E3: significa que el cometa fue detectado a principios de marzo de 2022 (la letra E es de acuerdo con el sistema de nomenclatura de cometas aprobado por la Unión Astronómica Internacional) y fue el tercer objeto de este tipo descubierto en el mismo periodo
  • ZTF: significa que fue descubierto mediante telescopios de la Instalación Transitoria de Zwicky

¿Cuándo avistar el cometa C/2022 E3 (ZTF)?

Para el hemisferio norte, C/2022 E3 (ZTF) ya es fácilmente observable a través de binoculares grandes o cualquier telescopio en la constelación Corona Boreal (entre el asterismo Keystone y la estrella brillante Arcturus).

Mientras lees esta nota, el cometa va dirigiéndose al sistema solar interior haciéndose gradualmente brillante. Su perihelio o distancia más cercana al Sol se producirá el 12 de enero.

El mejor momento para observarlo, desde el hemisferio sur y por tanto desde nuestro país, será el 1 de febrero de 2023, cuando alcance su brillo máximo y sea visible en la constelación de Camelopardalis y en los cielos oscuros de todo el mundo (mientras las condiciones meteorológicas sean las adecuadas).

De acuerdo con la Nasa, en su blog What’s Up In The Sky?, los cometas son notoriamente impredecibles, pero, si este continúa con su tendencia actual de brillo, será fácil de detectar con binoculares y es posible que se vuelva visible a simple vista bajo cielos oscuros.

Para ubicar las constelaciones, puedes usar una aplicación móvil como Stellarium o StarWalk, además de ubicarse en cielos despejados junto con unos binoculares.

“No se espera que este cometa sea el espectáculo que el cometa NEOWISE fue en 2020. Pero sigue siendo una oportunidad increíble para establecer una conexión personal con un visitante helado del lejano sistema solar exterior”, aclara la agencia espacial Nasa.

Sin embargo, vale la pena intentarlo: es un cometa que no nos visita desde hace 50.000 años.