Con números, mensajes o suerte: así es la vacunación contra COVID-19 en Caracas - Efecto Cocuyo

SALUD · 8 JUNIO, 2021 20:24

Con números, mensajes o suerte: así es la vacunación contra COVID-19 en Caracas

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

13
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con números, con colas, con mensajes del Sistema Patria o con suerte. Así lograban vacunarse las personas de todas las edades en el undécimo día de vacunación contra el COVID-19 en Caracas, donde los criterios para priorizar a aquellos recibirán las dosis pueden variar de centro en centro. 

Miriam de Méndez atravesó tres municipios para vacunarse contra el COVID-19. Motivada por su hijo, a quien le habían comentado que en Los Próceres podría recibir una dosis, salió de madrugada desde El Llanito, al este de la capital. Llegó a Los Próceres, en el suroeste de la ciudad, a las 5:30 am de este martes 8 de junio. Le asignaron el número 507.

Con números, mensajes o suerte: así es la vacunación contra COVID-19 en Caracas
Al llegar de madrugada al Ipsfa reciben un número

A las 10:30 am, Miriam aguardaba en la primera carpa dispuesta para personas de la tercera edad en el estacionamiento del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa) frente a la tienda EPA, uno de los puntos de vacunación en Caracas. A las 11:00 am la llamaron al sector techado del estacionamiento, lugar donde registran los datos y aplican las vacunas.

En promedio, según los militares a cargo, administran 2.000 dosis al día: 1.000 Sputnik V para la tercera edad y 1.000 Sinopharm (VeroCell) a los menores de 59. Dependiendo del día, pueden aplicar hasta 2.500 dosis. La jornada comienza a las 9:00 am y se extiende hasta que se agotan las vacunas.

Con números, mensajes o suerte: así es la vacunación contra COVID-19 en Caracas
En el Ipsfa hay dos carpas: una para menores de 59 años y otra para mayores de 60.

Cuando comenzaron a operar solo atendían a afiliados mayores de 60 años. Ahora vacunan a todo el que llegue temprano y obtenga un número en cola, principalmente de tercera edad. Los que recibieron el mensaje del Sistema Patria o del Ministerio de Salud hacen las mismas colas por edades.

Los familiares de Abilio Marcano, habitante de la urbanización Montalbán de 75 años, también llegaron de madrugada. “Ellos vinieron a las 4 am a hacerme la cola y agarrarme número. Me dieron el 279. Llegué a las 8 am y a las 11 y ya me vacuné. Vine porque un familiar militar me avisó que estaban vacunando”, dijo. 

Con números, mensajes o suerte: así es la vacunación contra COVID-19 en Caracas
Familias acuden de madrugada a hacer cola para que los adultos mayores se vacunen

Entre las personas en espera estaba Igor Vegas, vecino de la parroquia El Valle, quien acompañaba a su familiar de 66 años. “El mensaje le llegó el lunes, pero no pudo vacunarse ese día por el gentío que había. Hoy llegó a las 7 am y entró a las 10 am”, expresó.  

A solo tres kilómetros del Ipsfa está otro de los puntos de vacunación de la capital: la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), que comenzó a administrar dosis el pasado 3 junio. Aunque en la entrada afirman que priorizan a aquellos con mensaje, afuera todos hacen una cola. Solo hay otra fila para las personas de la tercera edad, con o sin el mensaje.

“Vine espontáneamente a vacunarme porque quiero estar más calmado. Voy a cumplir 65 años en octubre y ya me dio COVID-19, a mí, a mi esposa y a mi hijo. Me dio leve pero me dejó secuelas como dolores en huesos y articulaciones. No quiero que me dé otra vez”, dijo Roger Pérez, vecino de El Valle, en la entrada de la universidad en horas del mediodía.

Personas seguían llegando al mediodía a la UBV

A las 12:00, personas seguían llegando a la entrada de la UBV. Allí vacunan hasta 1.800 personas por día. A algunos les decían que regresaran al día siguiente, mientras otros decidieron quedarse y hacer una sola cola. Cuando llegaron a 30 personas en fila, comenzaron a entrar.

Según los encargados de la organización, aquellas personas que recibieron el mensaje y no pudieron ir a vacunarse cuando les correspondía pueden volver a intentarlo en el mismo centro, en cualquier momento, durante los próximos días.

Los criterios para la vacunación en Caracas pueden variar de centro a centro o de hora en hora. En la avenida México, a unos cuatro kilómetros de la Bolivariana, Evelyn Barreto hacía fila para vacunarse en el Hotel Alba Caracas, el primer gran punto de vacunación en la ciudad, abierto el 29 de mayo. Su madre recibió el mensaje con la convocatoria para vacunarse la semana anterior en la UBV, pero en esa oportunidad no pudo entrar.

“Fuimos a la UBV el día que llegó el mensaje, pero había tantas personas que no hicimos la cola. Mi mamá de 64 años llegó hoy aquí a las 5:40 am. Como no tenía el mensaje de aquí del Alba la rebotaron, pero regresamos más tarde y la pasaron directo por ser persona de la tercera edad y ya se está vacunando”, dijo Barreto. 

Desde Chacao acudieron a vacunarse en el Alba

Más adelante estaba Laura Ciriza, vecina de La Candelaria, de 50 años. Sentada en un banquito plástico, hacía su primer intento de vacunarse. “Quiero vacunarme para protegerme porque tengo muchos amigos y conocidos que han enfermado, se han complicado y han muerto”, destacó. 

En el Hotel Alba comienzan a vacunar a partir de las 8 am. Su capacidad promedio es de 2.000 dosis al día. “Los primeros días aplicamos hasta 2.500”, dijo una de las trabajadoras del centro, quien añadió que generalmente trabajan hasta las 5:00 pm.

Adentro del hotel, en la planta baja, decenas de sillas están dispuestas para que las personas esperen mientras los llaman para tomarles los datos manualmente y recibir su tarjeta de vacunación. Luego entran a digitalizar sus datos.

Personas deben dar sus datos al entrar al Alba

El paso siguiente es la vacunación, dividida en dos áreas: una para adultos mayores y otra para menores de 60 años. Por último está el área de observación, donde reciben una charla de cinco minutos sobre efectos secundarios.

En ocasiones, vacunarse es cuestión de suerte. En una de las áreas de vacunación estaba Marcos Ramírez, de 64 años, habitante de la parroquia La Pastora. “Vine de casualidad a preguntar si estaban vacunando y me dijeron que pasara de una vez. No tengo ni media hora aquí y ya me vacuné”, destacó tras recibir la primera dosis de Sputnik V.

Menores de 60 reciben la vacuna de Sinopharm

Uno de los puntos habilitados en Caracas este semana del 7 de junio está en la cancha techada del bloque 1 en el sector Monte Piedad del 23 de Enero. Allí tampoco piden el mensaje del Sistema Patria, pero los mayores de 58 años pueden esperar casi diez horas en cola para vacunarse.

“Salí a las 8:30 y llegué a mi casa a las 6:00 pm. Cuando me vine iban 1.400 personas vacunadas. No importaba el día que llegara el mensaje, había personas con mensajes de otros días y también los vacunaron”, dijo una vecina de la zona.

Así lucía la vacunación en el 23 de Enero este lunes #7Jun | Foto cortesía

Otro de los centros que habían sido dispuestos para la vacunación en Caracas es al final de la avenida Roosevelt: en Malariología en El Cementerio, al lado del hospital Padre Machado. Sin embargo, trabajadores indicaron a Efecto Cocuyo que ya no son un punto para la vacunación masiva: solo atenderán a profesionales de salud de los centros públicos o privados que hayan sido convocados por el Ministerio de Salud.