Situación de pacientes con Alzheimer se complica durante la pandemia

SALUD · 21 SEPTIEMBRE, 2020 07:00

Situación de pacientes con Alzheimer se complica durante la pandemia

Texto por Álvaro Pulido | @aepulido

Ver más de

Álvaro Pulido | @aepulido

¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Soportar el confinamiento por la pandemia del COVID-19 no ha sido una tarea fácil, especialmente para las personas que sufren enfermedades como el mal de Alzheimer, que se ajustan a ciertas rutinas para evitar su deterioro y, durante la cuarentena, han tenido que cambiar por completo sus actividades.

En el Día Internacional del Alzheimer, que se celebra este 21 de septiembre, Tania Granel no tiene nada que conmemorar. Su madre, Felicidad Granel, quien padecía esta patología, falleció el pasado 5 de agosto tras descompensarse por una operación en el fémur.

“Hay que cuidarse de las caídas. Esa es una de las primeras recomendaciones que dan cuando tenemos familiares con Alzheimer”, dijo Granel en una consulta realizada por Efecto Cocuyo.

La caída de la madre de esta mujer, que tenía 91 años de edad, estuvo relacionada a su nivel de angustia, ansiedad y estrés, síntomas de la enfermedad que se agudiza en el contexto de la pandemia y la crisis humanitaria compleja en Venezuela, explicaron representante de la Fundación Venezolana de Alzheimer.

“Nosotros teníamos a mi mamá en una casa en El Junquito, donde ella podía estar más activa, podía relajarse y estar en mayor contacto con la naturaleza. El problema fue cuando nos tuvimos que movilizar a nuestro apartamento en Caracas. No podíamos salir ni hacer contacto con los vecinos por el virus, y menos movilizarnos por la falta de gasolina. Por mucho que se lo explicamos, no nos entendía”, relató Granel.

Pacientes no preparados

De acuerdo con el doctor Ciro Gaona, director médico de la fundación Alzheimer de Venezuela, las personas que sufren de la enfermedad no están preparadas para los cambios de rutinas que los ayudan a estimular sus sensores cognitivos.

“Cuando un paciente tiene varios años asistiendo a sus terapias de relajación o ejercicio y de repente cambian sus patrones de comportamiento, como tener que decirles que se pongan un tapa boca, produce que los pacientes se pongan ansiosos o agresivos”, explicó el también neurólogo a Efecto Cocuyo.

Agregó que estas actividades deben mantenerse y adoptarse en la medida de lo posible para lentificar el proceso degenerativo de esta enfermedad “que no tiene cura”.

Terapias online para el Alzheimer

Ana Carolina Muñoz sabe la complicación de tener a un familiar con Alzheimer confinado por la pandemia del COVID-19. Su madre Gloria Alba Antúnez, quien sufre de la enfermedad, ha logrado mantenerse activa a pesar de las circunstancias.

“Ante todo buscamos mantenerla en movimiento, aunque ha sido muy difícil durante la pandemia. Está haciendo sus ejercicios y también tenemos su medicación al día, a pesar de que son difíciles de conseguir y algunos son muy costosos”, dijo a Efecto Cocuyo.

En el confinamiento, Antúnez ha experimentado una nueva faceta a sus 84 años de edad: la de las terapias virtuales con sus médicos. “Los médicos nos han recomendado no suspender las terapias para saber cómo está mi madre”, refirió Muñoz.

La doctora Tibisay López, médico psiquiatra e integrante de la directiva de la Fundación Alzheimer, avaló estas medidas para mantener a los pacientes en tratamiento: “Lo que se busca es llevar un control ya que todas las actividades están paralizadas. En pocos casos se permite a los pacientes venir con un acompañante, y cumpliendo todas las medidas de protección requeridas”.

La especialista no recomendó internar a los pacientes en los centros de salud, al menos que sean casos muy extremos. “Si un paciente se llega a estresar mucho y se torna agresivo, sí habría que acudir a una sala de emergencia”.

Vulnerables en ancianatos

La recaída de algunos de los adultos mayores con Alzheimer es una de las preocupaciones de Yumira Mendoza, enfermera con más de 20 años de trayectoria en la casa hogar Fundación Santo Domingo, ubicada en la urbanización de Bello Monte, en Caracas.

La enfermera aseguró a Efecto Cocuyo que muchos de los familiares han perdido el contacto con los pacientes de la tercera edad por no presentarse al lugar debido a la crisis.

“A pesar de que nadie sale, ni entra, por el tema de la pandemia, les decimos a las personas que hagan lo posible por presentarse así sea hasta la puerta para que los abuelos no se depriman. Muchos dicen que no tienen gasolina o no pueden moverse por la falta de transporte. Hay que insistirles mucho”, dijo.

En esta casa hogar actualmente hay 30 adultos mayores internados, de los cuales 25 sufren de Alzheimer. Yumira Mendoza explicó que, para evitar accidentes, siempre tratan de mantener activos a los adultos mayores: “Les hacemos bailoterapia, los estimulamos con ejercicios y los ubicamos en espacios abiertos para que tomen sol”.

Según la Fundación Venezolana de Alzheimer, más de 150.000 personas tienen la enfermedad en el país.

En el marco del día mundial del Alzheimer es importante recordar las medidas preventivas para evitar o sobrellevar esta enfermedad. Hacer ejercicios y comer saludable siempre serán medidas positivas, de acuerdo a las recomendaciones de los especialistas.