Filtraciones y fallas en tanques agravan problemas de agua del oncológico Luis Razetti

SALUD · 22 OCTUBRE, 2020 14:53

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por Mairet Chourio | @mairetchourio

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ni un día dura el agua en el oncológico. Sin agua permanente y con filtraciones se encuentra el Instituto de Oncología Dr. Luis Razetti de Cotiza, el principal hospital para la atención de personas con cáncer en Caracas.

Ese 21 de octubre, el servicio de Pediatría Oncológica se quedó sin agua. Familiares difundieron un video en el cual solicitaban que enviaran una cisterna para poder almacenar agua y limpiar. «Lo que tenemos es que echar cloro porque no tenemos agua desde temprano», decían en el video. En horas de la noche recibieron una cisterna, pero así se han mantenido en los últimos meses: las fallas no son nuevas y el centro ya dependía de apoyo externo.

«El problema del agua del hospital es terrible. Hay un tanque subterráneo de muy poca capacidad que normalmente no se llena con dos cisternas y hay un tanque aéreo que por lo menos debe tener 70 mil litros, que no está activo. Es el tanque que originalmente utilizábamos pero hay una falla y el sistema de bombeo del tanque no funciona», dijo a Efecto Cocuyo un trabajador del hospital.

El oncológico Luis Razetti se mantiene con dos cisternas, pero el agua normalmente dura entre cuatro y cinco horas. En ocasiones racionan, pero generalmente a partir de la 1 pm el centro está sin agua en todos los sectores. Además de las fallas con los tanques, muchos de los baños tienen piezas dañadas, lo que ocasiona fugas constantes cuando sí hay agua.

«La cisterna entra y en cuestión de una mañana se va toda la reserva de agua. Pabellón tiene un sistema de tanque auxiliar, con una bomba, que es de unos 600 litros. Pero estamos atravesando un gravísimo problemas de filtraciones en todas las áreas y hay desbordamiento de aguas residuales», indicó.

Recientemente, el manto impermeabilizador del techo del laboratorio central también falló y provocó una cascada que inundó el área.

Consultas y esterilización también se ven afectadas

Las consultas permanecen están restringidas en medio de la pandemia, pero además no hay aire acondicionado en ninguna de las consultas. La falta de agua también incide en el aseo de los pacientes y en la limpieza de los espacios después de cada consulta. Si no hay agua, el instrumental quirúrgico tampoco puede esterilizarse, pues el sistema de calderas utiliza vapor.

El personal se mantiene a la espera de la recuperación de los sistemas de climatización de las consultas y del pabellón, previsto para iniciar pronto. Además, esperan que mejore el suministro de agua y el antiguo sistema de tuberías, que sigue generando filtraciones en todos los espacios.