Falta de agua y luz en hospitales se ha agravado en últimas tres semanas

SALUD · 15 MAYO, 2020 13:39

Falta de agua y luz en hospitales se ha agravado en últimas tres semanas, denuncia Castro

Texto por Deisy Martínez Fotos por Mairet Chourio | @mairetchourio

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La falta de agua y luz se profundizan. El Plan País en sus áreas social y de salud alertaron este viernes que la situación de los servicios públicos en los hospitales de Venezuela se ha agravado en las últimas tres semanas, lo que dificulta el combate al COVID-19.

La diputada Manuela Bolívar y el doctor Julio Castro, advirtieron además que si bien la dotación de insumos para proteger al personal de salud del virus ha mejorado, aún no es suficiente y se hace a paso lento. Además el número de camas de cuidados intensivos es bajo.

“En dos meses ha mejorado el suministro de tapabocas  de 27% a 40%, pero no es 100%, todavía menos de la mitad de hospitales carece de tiene tapabocas.  Los servicios de agua y electricidad han venido deteriorándose aún más  en las últimas tres semanas”, expresó el médico infectólogo.

Falta de agua y luz

De acuerdo con encuestas realizadas por la Asamblea Nacional, más de 76,5% del país recibe agua potable de manera irregular y con baja calidad, mientras que 20% no cuenta con el servicio desde hace más de 7 días.

Familiares del servicio de Pediatría del Instituto de Oncología Dr. Luis Razetti (Iolr), ubicado en San José de Cotiza en Caracas, denunciaron esta semana que no cuentan con servicio de agua, lo cual dificulta las medidas de higiene y la preparación de los alimentos. En las mismas condiciones se encuentran otros centros de salud.

Castro indicó que el número de camas solo ha aumentado 10%, lo cual equivale a solo 20 o 30 unidades en todo el país. Reiteró que el número es insuficiente en caso de un aumento exponencial de los casos.

“No se invirtió en sistema de agua y hoy estamos viendo que no hay distribución y se acompaña con el pésimo servicio eléctrico, tenemos aislamiento social sin servicios básicos, sin gasolina, esto no ayuda a la situación con el COVID-19”, agregó Bolívar.

Hasta este jueves 14 de mayo, Nicolás Maduro reportó 455 casos de COVID-19. Todos los estados del país tienen al menos un caso confirmado.

“La transmisión del virus ha sido lenta pero se prevé que se acelere, como sucedió en países como la India que hasta hace una semana tenía una etapa lineal de contagio y se aceleró, fue uno de los países que tomó medidas de forma temprana, igual en Rusia. Venezuela irá a una fase exponencial en algún momento y debe haber suficientes camas”, subrayó Castro.

Rechazo a la persecución

Bolívar y Castro rechazaron además la amenaza que hizo el presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello a la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales por difundir proyecciones de la incidencia del COVID-19 en Venezuela. En este sentido, indicaron que las estimaciones también surgen de la opacidad gubernamental en números relacionados con la pandemia.

“El comunicado de la Academia de Ciencias revela cómo ve la ciencia la situación de la pandemia. Es inaceptable la judicialización de los datos científicos. Si no está de acuerdo llame a los expertos y demuestre científicamente que eso no es así, pero no puedes penalizar algo así en pleno siglo XXI, es una aberración”, rechazó el infectólogo.

Recordó que desde el inicio de la cuarentena, han sido perseguidos médicos y enfermeras por denunciar la situación en los hospitales en medio de la pandemia.

“La pandemia no se combate persiguiendo al personal médico y científico, se deben escuchar las opiniones de los expertos, las recomendaciones. Perseguir no resolverá la situación, nos volverá más vulnerable”, cuestionó la diputada.

Instaron de nuevo a la descentralización de las pruebas de PCR del Instituto Nacional de Higiene. Alertaron que la opacidad en cuanto a las cifras de la pandemia no permite saber cuáles comunidades del país son propensas a la expansión de los contagios y tomar medidas.

La Academia de Ciencias proyectó un pico de entre mil casos diarios entre junio y septiembre. Cabello pidió una investigación contra la comunidad científica por causar alarma en la población. Castro acotó que la pandemia no es cosa de poco tiempo y que el virus afectará al país  lo que resta de 2020 y principios de  2021.

Cambio a protocolo chino

Los integrantes del Plan País también exigieron transparencia en la metodología para la detección de los casos del virus, pues desconocen por qué el gobierno de Maduro cambió del sistema recomendado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a kits de prevención del protocolo chino.

“En teoría no debería haber diferencias, igual está la pregunta de cuál es el interés de hacer el cambio porque no hay escasez de PCR de la OPS en Europa de la OPS. La metodología que se está usando debería ser transparente”, dijo Castro.

Programa Héroes de la Salud

En cuanto a los avances del programa de ayuda al personal de salud del sistema pública que más está expuesto al COVID-19, Manuela Bolívar, informó que está en fase de verificación de credenciales. Se conoció que más de 75 mil personas se postularon para recibir el beneficio.

“El equipo que se está encargando del plan hace un gran esfuerzo. Es un reto probar que la persona es quien dice lo es, no por desconfianza hacia los trabajadores de la salud,  sino por el juego perverso del régimen para sabotear la iniciativa. Ha tumbado la plataforma desde que comenzó”, denunció.

El plan Héroes de la Salud estima brindar un aporte económico de 100 dólares cada 30 días, durante tres meses, a  40 mil trabajadores de hospitales públicos de todo el país. Tendrán prioridad por ejemplo, quienes presten servicios en las áreas de emergencia y cuidados intensivos, entre otros.

La parlamentaria indicó que uno de los inconvenientes  es que el personal de salud no tiene carnet de trabajo ni en recursos humanos les entregan los soportes de pago y recibo. Al menos el segundo documento es requerido por el plan como constancia de que la persona está activa en el sistema público.

“Son signos de una institucionalidad que se desmoronó, me gustaría saber si el ministro tiene cuantificados cuántos trabajan en el sistema de salud”, acotó.

Se necesitan $ 2.500 millones

Reiteró que el programa busca ayudar al personal que no solo combate el COVID-19, sino que no cuentan las condiciones necesarias y además tiene que mantener a sus familias.

Por último reiteraron que el Plan País contempla la recuperación del sistema de salud en dos años con una inversión de 2.500 millones de dólares.

También hace  énfasis en la atención de enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias, profundizar la vacunación, combatir la desnutrición  en niños  menores de 4 años y la mortalidad materna.