Cidh otorga medidas cautelares a 20 venezolanos con esclerosis múltiple - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 13 ENERO, 2021 21:59

Cidh otorga medidas cautelares a 20 venezolanos con esclerosis múltiple

Texto por Efecto Cocuyo | @EfectoCocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @EfectoCocuyo

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) amplió sus medidas cautelares a favor de 20 venezolanos con esclerosis múltiple, tras considerar que sus derechos a la vida, integridad personal y salud están en riesgo de daño irreparable debido a la falta de tratamiento médico, anunció el órgano este miércoles 13 de enero.

Mediante la Resolución 4/2021, con fecha del 7 de enero de 2021, la Cidh solicitó al Estado venezolano adoptar las medidas necesarias para proteger a las personas beneficiarias. Insta a tomar acciones que posibiliten el acceso a los medicamentos prescritos por los médicos, así como los diagnósticos y exámenes que permitan evaluar de manera regular el estado de salud de las personas.

Entre las razones de las nuevas medidas cautelares, se destaca que el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (Ivss) no está entregando los medicamentos prescritos a las más de 2.200 personas con esclerosis múltiple en el país desde 2016, a pesar de contar con la Farmacia de Alto Costo, que debería cubrir el tratamiento de personas con enfermedades graves cuyos tratamientos implican gastos muy elevados.

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa provocada por daños en la mielina, un material graso que aísla los nervios. Esa pérdida de mielina afecta la conducción de los impulsos en el sistema nervioso central. Sus síntomas pueden presentarse como debilidad en las extremidades, visión borrosa, sensación de hormigueo, inestabilidad, problemas de memoria y fatiga. No tiene cura, pero sus efectos pueden aliviarse con tratamiento.

Avance en el deterioro cerebral y medular, espasticidad, impacto en salud mental, disminución de fuerza muscular, dificultad para mantenerse en pie, ataxia, parálisis facial recurrente son algunos de los padecimientos de las personas beneficiarias de las medidas cautelares como consecuencia de la ausencia de medicamentos que retarden el progreso de su enfermedad.

Sin informes nuevos

La resolución de la Cidh también destaca la paralización del Programa Nacional de Esclerosis Múltiple, que funcionaba en el Hospital Domingo Luciani de El Llanito, y la imposibilidad de los pacientes de actualizar sus informes médicos ante la ausencia de respuestas en el sistema público y los elevados precios en el sector privado.

“La solicitud destacó que las personas propuestas como beneficiarias no han podido actualizar sus informes médicos debido al alto costo de estos –en promedio, en una clínica privada la consulta por enfermedades neurológicas va de los 50 a 80 dólares estadounidenses, mientras las resonancias magnéticas cuestan entre 300 y 400 dólares–, y a su condición como personas con discapacidad que les ha dificultado trabajar”, añade el documento.

Las personas beneficiarias son María Eugenia Monagas, Larissa Ortigoza, Gina Massimo, Nepmari Zambrano, Johnny Ceccato, Román Tovar, Ligia Elejalde Carabali, Humberto Ávila, Yakeisy Longa, Eliana Ruiz Garcia, Esther Montero, Roel Díaz Velasco, Nieves Seijas, Rita García, Beatriz Moratinos, Crismary Reyes, Tatiana Pérez, Sally Gordon De Madrid, María Aguila Prato y Lourdes Verenzuela.

Las solicitudes para las medidas cautelares fueron presentadas ante la Cidh entre 2018 y 2020 por la organización Defiende Venezuela, que en marzo de 2019 logró medidas de protección para cuatro personas con esclerosis múltiple.

Un acto de justicia

María Eugenia Monagas padece esclerosis múltiple desde 2005. Hasta 2013 recibió de forma ininterrumpida el medicamento Avonex, pero en 2014 comenzaron las irregularidades. Debía tomarlo una vez a la semana, pero pasó ocho semanas sin medicinas. En 2015, debido a la inconstancia, el medicamento dejó de surtir efectos. El Ivss le modificó el tratamiento y le entregó otro medicamento, que debía administrarse cada 28 días, pero para 2017 ya no recibió dosis alguna.

La falta de medicamentos generó que su enfermedad avanzara más rápido, según reseña la resolución de la Cidh. Como consecuencia, ya no pudo realizar sus tareas cotidianas por la pérdida de sensibilidad en sus manos y brazos. Para 2019, requería bastones o muletas para caminar unos 20 metros sin descanso. A finales de ese año, presentaba un deterioro del sistema nervioso central que no era acorde a su edad.

Hasta la Defensoría del Pueblo llegó María Eugenia, quien también preside la Asociación Civil de Pacientes con Esclerosis Múltiple (Acpem), para denunciar la situación. Sin embargo, todavía no ha recibido respuestas. Ahora, como una de las beneficiarias de las nuevas medidas cautelares, ve como positivo el pronunciamiento de la Cidh, aunque destaca que en el pasado el gobierno venezolano ha ignorado los llamados a garantizar los derechos de los pacientes.

“Para cualquier persona con esclerosis múltiple es un acto de justicia, que aunque llegó tarde representa un aliciente de fundamental razón y primordial necesidad. Sin embargo, reconocemos por hechos de historia reciente que el régimen venezolano no ha atendido llamados de esta naturaleza dada la obstinación que demuestra cada vez que recibe solicitudes que ponen en juicio su conducta de represión y de opresión”, dijo este 13 de enero a Efecto Cocuyo.

Lea la resolución completa aquí