Día contra el sida: ONG exigen a las autoridades venezolanas comprar antirretrovirales

SALUD · 1 DICIEMBRE, 2021 13:06

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las personas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en Venezuela llegan al Día mundial de la lucha contra el sida, este miércoles 1 de diciembre de 2021, únicamente sostenidos por el apoyo de organizaciones nacionales y la cooperación internacional, sin antirretrovirales de parte del Estado desde hace cinco años. 

«La principal urgencia es que el gobierno de Venezuela decida comprar los medicamentos antirretrovirales y los medicamentos para infecciones oportunistas asociadas al sida, y las pruebas y reactivos para diagnóstico, control y seguimiento, como pruebas rápidas para VIH, para linfocitos y conteo CD4, prueba de carga viral y prueba de genotipo que mide la resistencia viral», dijo Alberto Nieves, director ejecutivo de Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi), a Efecto Cocuyo.

Nieves explica que el Ministerio de Salud dejó de comprar antirretrovirales en 2016, y desde entonces «no ha comprado ni una sola pastilla», por lo que los venezolanos y venezolanas con VIH dependen de la donación de antirretrovirales de parte del Fondo Mundial de lucha contra el sida, tuberculosis y malaria.

Pero ese apoyo culmina este 2021 y las organizaciones aún están a la espera de una nueva respuesta del Fondo Mundial, que confirme la extensión del apoyo por dos años más. Si no se concreta, las personas con VIH en Venezuela podrían quedar sin tratamiento. 

«El llamado es al gobierno nacional para que compre los antirretrovirales a las personas que viven con VIH ya que desde 2016 no compran medicamentos. Todo lo que hay en el sector VIH se ha conseguido gracias a la cooperación internacional y a los activistas nacionales e internacionales», añadió Eduardo Franco, presidente de la Fundación Mavid. 

Franco destacó que aunque la sociedad civil ha tomado las riendas de la respuesta al VIH/sida en Venezuela, no cuenta con recursos suficientes que para enfrentar la emergencia en el país, pues se necesitan más de 33 millones de dólares para poder impulsar la respuesta al VIH en Venezuela.  

«No hay pruebas diagnósticas gratuitas, no hay ELISA de 4ta generación (para detectar la infección) de manera gratuita por parte del Estado y esto hace que muchas personas lleguen con diagnóstico tardío en etapa de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), que pueda llevarlos a la muerte», explicó Franco. «Necesitamos más cooperación y que el gobierno nacional anuncie y diga cuánto va a comprar de medicamentos antirretrovirales para las personas con VIH en Venezuela». 

Otra de las prioridades, según Accsi, es recuperar las consultas públicas de VIH en el sistema de salud, actualmente afectadas por el déficit de personal médico especializado en el sistema público de salud, particularmente infectólogos, en estados como Nueva Esparta, Lara y Mérida. 

Asimismo, las organizaciones piden reestructurar el Programa Nacional de Sida, adscrito al Ministerio de Salud, que contenga un plan estratégico nacional para dar respuesta óptima al VIH/sida desde la prevención, hasta el tratamiento, pues el país tampoco cuenta con una campaña masiva por parte del Estado.

«Desde 2006 no hay una campaña de prevención de VIH en Venezuela dirigida a las poblaciones más vulnerables, que contemple la compra y distribución masiva de condones femeninos y masculinos, que incorpore la estrategia de prevención conocida como PrEP (profilaxis prexposición, medicamentos para aquellos con alto riesgo de contraer VIH)», agregó Alberto Nieves. 

También hay fallas en la vigilancia epidemiológica, que revelan que existe un subregistro en la data oficial, ya que el país no cumple las estrategias para recolección y análisis de información. De acuerdo con Accsi, el Ministerio de Salud reconoce que no tiene la data de mortalidad que permitiría conocer mejor el comportamiento del VIH en las distintas regiones del país y así diseñar políticas públicas adecuadas. 

Frenar la discriminación

Otra de las solicitudes que hacen la RVG+ y Accsi al Estado es responder a las violaciones de derechos humanos de las personas con VIH, pues aún viven discriminación para ser atendidos en el sector público, principalmente las cirugías y las cesáreas para las embarazadas, lo que puede ocasionar la transmisión del VIH al bebé

«Continúa la discriminación de no querer realizar la cesárea. Si bien ha bajado un poco el índice, a seis de cada diez las hacen parir. Les dicen que no hay insumos para hacerles las cesáreas en los centros hospitalarios y las personas de bajos recursos no pueden costearlos. Les piden desde la anestesia hasta el algodón para la cesárea», denunció Eduardo Franco.

Finalmente, las organizaciones llaman al Ministerio de Salud a reunirse con las organizaciones no gubernamentales y con las personas con VIH para formular respuestas ante el agravamiento de la epidemia del VIH, en paralelo con la pandemia de COVID-19. 

«Los invitamos a sentarse junto a todos los actores claves de la respuesta nacional: redes de personas con VIH y sociedad civil, médicos especialistas en VIH como la Sociedad Venezolana de Infectología y las agencias de Naciones Unidas, incluso la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y los ministerios de Educación, de la Mujer también deberían sentarse, de manera de hacer una Comisión Nacional para articular una respuesta juntos», indicó el director de Accsi.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2,4 millones de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe. El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) calcula que para 2020, 104 mil personas vivían con VIH en Venezuela.