Alimentos estrenan las nuevas etiquetas de “Alto en sodio” en Venezuela

SALUD · 16 MAYO, 2022 08:00

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las empresas productoras de alimentos en Venezuela tenían hasta enero pasado para adecuarse a las nuevas normas nacionales de etiquetado nutricional para aquellos alimentos con un alto contenido en sal. Sin embargo, es ahora cuando comienzan a verse las primeras etiquetas de “Alto en sodio” en los productos vendidos en los supermercados y las bodegas del país.

Knorr Venezuela, por ejemplo, es de las primeras compañías que integraron en los empaques de sus productos un octágono negro que en letras blancas grandes advierte del contenido “Alto en sodio” en algunos de sus productos.

Etiquetas

Todo el portafolio de nuevas sopas instantáneas de pollo y vegetales y cremas en sobre de distintos sabores de Knorr Venezuela incluye, además, un mensaje en el reverso del paquete que reza: “el Ministerio del Poder Popular para la Salud advierte que el consumo excesivo de sal o sodio es nocivo para la salud”, como lo establece la normativa publicada por la máxima autoridad sanitaria venezolana.  

La Resolución 011 del Ministerio de Salud es el marco legal que impone este nuevo etiquetado nutricional en el país. Su publicación fue hecha el 21 de enero de 2020 en la Gaceta Oficial N° 41.804. Esta resolución les dio un lapso de 24 meses a las empresas para que adaptaran sus paquetes para exhibir esta advertencia, que ahora es parte de una tendencia global por una nutrición más sana.

Más etiquetas por venir  

El mensaje de “Alto en sodio” es apenas el primero que comenzarán a exhibir los alimentos y las bebidas comercializadas en Venezuela. El Ministerio de Salud también promulgó una norma para que se hagan advertencias de aquellos productos que tienen un alto contenido en azúcares añadidas, grasas saturadas y grasas trans y que entrará en vigencia para el año 2024.

Estos alimentos y bebidas deberán incluir también un octágono negro con letras blancas grandes en donde se lea “Alto en Azúcar”, “Alto en Grasas Saturadas” y “Alto en Grasas Trans”, como quedó establecido en la Resolución 137, publicada en la Gaceta Oficial N° 42.271 del pasado 7 de diciembre de 2021.

Todas estas advertencias nutricionales tienen que ser “visibles, indelebles y fáciles de leer en circunstancias normales de compra y uso”, porque su objetivo es que los consumidores venezolanos puedan distinguir en un solo vistazo aquellos productos que son obstáculos para el tratamiento de enfermedades como la hipertensión y la diabetes o que pueden aumentar el riesgo de obstrucción de las arterias. 

Quizás el elemento más interesante de estas dos resoluciones es que el nuevo etiquetado nutricional con las advertencias aplica tanto para los alimentos producidos por la industria nacional, como aquellos que lleguen al país a través de las importaciones y se vayan a empaquetar y vender al consumidor final.

Ambas resoluciones del Ministerio de Salud también reiteran que se trata de medidas para proporcionarle al consumidor «información adicional” acerca del contenido de los alimentos vendidos en el país, algo muy importante si se considera que la mayoría de los venezolanos reducen sus gastos en salud para poder comprar alimentos

Tendencia latinoamericana

Venezuela se convierte ahora en el décimo país en América Latina que implementa un etiquetado nutricional especial en los alimentos y las bebidas. El modelo de rótulos geométricos de ocho lados es el mismo que se utiliza hoy en Chile, Perú, Uruguay y Argentina.

El debate sobre este etiquetado especial o “sellos nutricionales” con advertencias empezó en la región durante el año 2012. Chile fue el país que dio el primer paso para que la industria alimentaria fuera más transparente sobre los ingredientes y las concentraciones usadas en cada producto, con una ley sobre composición nutricional y publicidad.

Luego se implementó, finalmente, el etiquetado octogonal ubicado en la parte frontal de los productos en el año 2016 como una forma sencilla de que el consumidor distinga aquellos alimentos y bebidas que pueden desencadenar enfermedades como la obesidad. 

Otros países como México, Brasil, Colombia, Ecuador y Bolivia también tienen normas legales para promover la alimentación saludable, pero utilizan etiquetas nutricionales con esquemas diferentes al modelo de los octágonos negros.

En todos los casos, el objetivo es invitar a los “los consumidores a realizar una mejor selección de los productos alimenticios en el punto de venta” como dijo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en su reporte de “Experiencias sobre el diseño y la implementación del etiquetado nutricional de advertencia en América Latina y el Caribe”.

Todavía la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) no emitió ningún comunicado público con su postura sobre estas etiquetas nutricionales que supusieron un fuerte debate público en otros países latinoamericanos.

Foto principal: Mairet Chourio