Gobierno de Maduro presenta objeciones a admisibilidad de demanda de Guyana en CIJ

POLÍTICA · 9 JUNIO, 2022 10:04

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El pasado 7 de junio, fue presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) objeciones preliminares a la admisión de la demanda unilateral de la República Cooperativa de Guyana contra Venezuela.

«El objetivo de esta objeción preliminar es defender los derechos e intereses de la República, y procura que esa demanda no sea admitida por carecer de elementos esenciales para conformar un debido proceso», reza un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, este jueves, 9 de junio.

La posición de Venezuela, dice el documento, es apegarse al Acuerdo de Ginebra de 1966 y confiar en que a través de las negociaciones directas puedan «alcanzar amistosamente un arreglo práctico y aceptable para las partes».

Y rechaza la instrumentalización de la Corte Internacional de Justicia «para dirimir una controversia que demanda de una solución negociada, sin desmedro del debido respeto a esta instancia como órgano judicial principal de las Naciones Unidas».

El gobierno de Maduro, sin embargo, señala que del curso del procedimiento que se ha seguido a partir de la demanda unilateral de Guyana, así como de la decisión del 18 de diciembre de 2020 en la que, contra todo precedente, «la Corte se arroga jurisdicción para pronunciarse sobre ‘la validez del laudo arbitral de 1899’, un asunto superado y que fue artificiosamente propuesto en la demanda unilateral de Guyana, para buscar librarse de su compromiso a negociar, al cual está obligado conforme al Acuerdo de Ginebra».

Por tanto, espera que el asunto vuelva de inmediato al terreno de la negociación amistosa entre las partes y a la correcta aplicación del Acuerdo de Ginebra, «para dirimir la controversia territorial que justificó su suscripción».

Antecedentes

En marzo de 2022, Guyana reafirmó la vía jurídica como forma de alcanzar un acuerdo con Venezuela sobre la histórica disputa de 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo, al entregar por escrito sus alegaciones ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El Gobierno guyanés presentó ante la CIJ, en La Haya (Países Bajos), sus argumentos para dar validez al laudo arbitral de 1899, que sirvió para establecer la frontera entre la entonces Guayana Británica y Venezuela, que se ha mantenido en el tiempo pero que Caracas no reconoce.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana indicó en un comunicado, en el que no hizo públicas las alegaciones presentadas, que el Venezuela busca que la CIJ falle una decisión que respalde la validez de ese laudo arbitral de 1899.

Georgetown pretende que la CIJ establezca que el laudo arbitral es «vinculante» para Guyana y Venezuela, además de confirmarse el límite de fronteras establecido.

«La Corte -CIJ- acordó en su decisión anterior que tiene jurisdicción para hacerlo. Guyana mira ahora al proceso judicial de la Corte y su solución del asunto bajo el Estado de derecho», indica.

El comunicado de la Cancillería aclara que Guyana presentó este 8 de marzo ante la CIJ sus alegatos, según lo exigió ese tribunal tras su decisión del 18 de diciembre de 2020, que confirmó su competencia para decidir sobre la disputa fronteriza.

«El asunto se encuentra ante la Corte por la decisión del secretario general de las Naciones Unidas -el portugués António Guterres-, en virtud del Acuerdo de Ginebra de 1966«, señala.

El texto indica que conforme a ese acuerdo «las partes le confirieron -al secretario general de la ONU- la autoridad para determinar los medios por los cuales la controversia entre Guyana y Venezuela será resuelta».

Venezuela mantiene un reclamo sobre alrededor del 70 por ciento del territorio de Guyana, la región de Esequibo, incluidas las reservas de petróleo en alta mar del país, argumentando que el acuerdo de 1899 es nulo y sin efecto.

El laudo arbitral de París, del 3 de octubre de 1899, fue la sentencia emitida por un tribunal reunido en la ciudad francesa, según lo establecido en el Tratado de Washington, de 1897.

Acuerdo entre EEUU y el Reino Unido

En ese tratado, Estados Unidos, que representaba a Venezuela, y el Reino Unido, por parte de lo que hoy es Guyana, acordaron someter la disputa a un tribunal.

Venezuela volvió a reactivar sus demandas en 1962 con exposición de motivos ante la Asamblea General de la ONU, donde hizo público que lo consideraba nulo por incurrir en actos contrarios a la buena fe por parte del Gobierno británico y el propio tribunal.

El Reino Unido y Venezuela firmaron en 1966, justo antes de la independencia de Guyana, el Acuerdo de Ginebra, que en un principio sentó las bases para resolver la controversia, pero las negociaciones se extendieron durante más de dos décadas sin resultados.

La Cancillería de Guyana recuerda que este año se cumple el 56 el aniversario del Acuerdo de Ginebra y que la verdadera conmemoración de este es «contribuir de buena fe al cumplimiento de su verdadero significado e intención».

Con información de EFE

Con información de EFE