VenApp ofrece al gobierno una oportunidad para manipular electores, según expertos

POLÍTICA · 15 JUNIO, 2022 09:30

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El gobierno nacional no esconde que VenApp tiene un propósito político. Los mensajes promocionales que invitan a descargar la aplicación la asocian con el “sistema 1×10 del Buen Gobierno” que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) usa para hacer campaña de cara a las presidenciales de 2024.

La máxima dirección del Psuv promete gestionar de forma casi expedita las problemáticas sociales de distinta índole a cambio de que los ciudadanos se registren en la llamada “Red Social de Venezuela”.

El fin político-partidista de esta app también queda evidenciado en Google Play, donde “hay trazas del uso de esta herramienta con fines electorales manipulativos para las elecciones regionales de 2021”, afirma el periodista especializado en informática y telecomunicaciones, Fran Monroy Moret.

“Es obvio que puede servir para manipular, tener control social, para tener una base de datos bastante precisa sobre todo del electorado, aunque no necesariamente es el preludio de un chanchullo electoral.”, afirma Monroy.

Ya el gobierno tiene a su disposición el Sistema Patria que extrae datos básicos del usuario que requiere ayudas sociales, como las bolsas de comida subsidiada de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, y de su entorno familiar, pero VenApp permite hacer un perfil más específico de forma invasiva al solicitar acceso a la cámara, micrófono, geolocalización en tiempo real y otras funciones del celular, según los especialistas consultados.

«Esta una app que ve dentro de tu celular qué estás haciendo para servirte el mejor contenido en teoría, pero en la práctica es inteligencia social, qué haces, dónde estás, con quién te reúnes, en dónde gastas tu dinero, a donde te mueves o vas, son datos mucho más específicos (…) La app también está tratando de acceder a información bancaria al hacer asociaciones estratégicas con promotores de espectáculos, entonces ofrecen descuentos para conciertos, etc», explica otra fuente experta que pide mantener su nombre en reserva.

Control social

En opinión de Monroy, VenApp “es un intento de control social que no ha funcionado”, incluso la califica de “fracaso” pues considera que hasta ahora no tiene una influencia significativa en la sociedad venezolana.

Sin embargo, el gobierno central y las autoridades regionales concentran esfuerzos para sumar a más usuarios ofreciendo beneficios y distintos tipos de servicios de entretenimiento que incluso están relacionados con la Liga Venezolana de Fútbol.

“Por supuesto que es un instrumento de control político, de cara al tema electoral, buscan aglutinar la data del ciudadano para modelar conductas”, advierte William Peña, periodista especializado en telecomunicaciones y tecnologías de la información y comunicación.

Agrega que con esta aplicación “pueden saber quién eres, qué haces, dónde vives, tienen acceso a una gran cantidad de información para trabajar en la vigilancia digital”.

A su juicio, el riesgo de suministrar información a esta app es alto, pues argumenta que, aunque el Estado tiene información del ciudadano por los datos que reposan en el Saren, el Saime, el Seniat o el CNE, esta red social va más allá. 

Otro aspecto que genera suspicacia es que VenApp informa, en su política, que puede compartir los datos personales de los usuarios “con la fuerza del orden público, agentes de salud pública, y otras entidades gubernamentales, aeropuertos (si así lo requieren la autoridades aeroportuarias) como condición para operar en sus instalaciones u otros terceros, según sea necesario”.

Relación electoral

El director de VeSinFiltro, Andrés Azpurua, considera que la aplicación «pareciera tener una relación con el tema electoral, para la coordinación de grupos activistas del partido de gobierno».

«Hay que asumir que cualquier información que suministres a la app va a estar en manos del gobierno y esto puede ser para entender cuál es la percepción de los usuarios a nivel macro, qué temas generan más o menos descontento, para hacer espionaje individual de las personas o perfilado de votantes para luego utilizar estrategias de redes sociales y publicidad, todos estos riesgos están presentes, pero no vas a poder saber si está o no en los planes», explica.

El investigador en seguridad digital recuerda el escándalo de Cambridge Analytica señalada de adquirir, de forma indebida, información de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos para luego manipular psicológicamente a los votantes a través de esta red social. 

«La relación Estado-app es confusa y preocupante en temas de seguridad», cuestiona.

El especialista también se refiere al bloqueo y censura que implementan gobiernos como el de China a las redes sociales y la posibilidad de que el gobierno venezolano pretenda replicarlo.

«No me parece descabellado que sea un intento de lograr establecer una red social que sí puedan controlar y manipular, observar ciertos temas, monitorear conversaciones en un contexto en el que ya ha censurado y bloqueado plataformas como Youtube».

Andrés Azpurúa, VE Sin Filtro

«Si una app te pide acceso al micrófono porque tiene una función de notas de voz tiene sentido, al mismo tiempo eso no significa que la app haga un uso responsable de ese permiso, tú podrías tener una app a la que le diste permiso y que en algunos momentos active el micrófono para grabarte sin que lo sepas. Que tenga una función que justifique ese permiso no significa que no puedan abusar de tu confianza», añade.

“Uso indebido de datos”

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea ha manifestado su preocupación por “posibles usos indebidos” de los datos personales de los electores a través del sistema gubernamental patria que antecede a VenApp.

En su informe final sobre las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre de 2021, la MOE documenta que: “organizaciones de la sociedad civil han expresado su preocupación por el riesgo de que se haga un mal uso de los datos personales recogidos para los servicios de bienestar y los programas públicos, como el sistema gubernamental Patria”.

“Los posibles usos indebidos incluyen la presión sobre los votantes y la distribución arbitraria de bonos para premiar a quienes apoyan al partido gobernante. La Plataforma Patria, que cuenta con más de 21 millones de usuarios, recoge datos personales básicos como la dirección y la fecha de nacimiento, pero también información sensible”.

Señalan que no está claro qué institución estatal es responsable de la gestión de los datos ni cómo ni con qué fines se utilizan y almacenan.

Freedom House también registra que “existe preocupación sobre la capacidad del gobierno de hacer un mal uso de los datos personales recopilados por los organismos del Estado. En ausencia de una legislación de protección de datos personales, se desconoce el destino, el almacenamiento y el propósito final de la recopilación de información por parte del gobierno”.

La Constitución venezolana reconoce la protección de los datos personales, la salvaguarda del honor, la privacidad, la imagen pública, la reputación, pero no existen leyes o regulaciones específicas que regulen sobre protección de datos en el país.

Las actividades de vigilancia y contrainteligencia han aumentado desde 2013, cuando el gobierno lanzó su Plan de la Patria 2013-19, que enfatiza el fortalecimiento de la defensa nacional entre sus prioridades (…) Los activistas digitales también han expresado su alarma con respecto al creciente apetito del gobierno por invertir en sistemas y operaciones de inteligencia”, señala Freedom House.

«Perfilamiento de los votantes»

El Observatorio Electoral Venezolano (OEV) llamó la atención acerca del Sistema Patria y cómo la base de datos que se recopiló a partir de esta plataforma puede ser usada por el Psuv para generar ventajismo electoral.

«Se sabe muy poco sobre el aprovechamiento de la base de datos digital del Sistema Patria, pero los expertos políticos coinciden en que la plataforma cuenta con todos los datos necesarios para poner en marcha un programa de perfilamiento de los votantes venezolanos y sacar rédito político en exclusiva para el Psuv, el Movimiento Somos Venezuela o el partido político al que el Gobierno quiera favorecer en una elección determinada», señala el OEV.

 En la investigación que hizo la organización de observación electoral se advierte que: «los administradores de la plataforma Patria están en capacidad, por ejemplo, de perfilar electores a partir de una geolocalización, porque cuentan con el número del medidor eléctrico o de agua de la mayoría de los usuarios registrados».

 «También pueden perfilar a grupos de votantes a partir de sus patrones de consumo alimenticio y de gasolina. Esto a raíz de que la plataforma web habilita una encuesta mensual sobre los alimentos y productos de higiene personal que se tienen en cada casa y que, además, lleva un registro de cada una de las recargas de gasolina para el vehículo o la moto hechas por cada usuario».