Un sepelio controlado y dudas sobre su muerte, así fue la despedida del general Baduel

POLÍTICA · 13 OCTUBRE, 2021 16:32

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

“¡Lo mataron!”, dijo Cruz de Baduel desde el interior del vehículo. “No había atención médica, lo dejaron morir”, reiteró la viuda del general Raúl Isaías Baduel al salir de la morgue.

Pero luego guardó silencio: “Nos prohíben hablar”, denunció.

Minutos antes había entrado a la morgue de Bello Monte para reconocer el cuerpo del exministro de Defensa muerto, bajo custodia del Estado, este martes 12 de octubre.

Funcionarios solo permitieron que al entierro asistieran familiares directos.

Desde las instalaciones de la sede nacional del Servicio de Medicina y Ciencias Forenses también declaró su hija Margareth Baduel: “No fue una muerte casual, ellos dejaron que mi papá se muriera. La autopsia la realizaron a las 11:00 de la noche, ¿cómo es que el Fiscal, a las 6:00 de la tarde, pudo aseverar que mi padre murió por COVID-19 y decir que recibió la atención médica oportuna cuando no fue así?”, se preguntó.

Según la versión oficial, el general en jefe retirado falleció por complicaciones asociadas a la enfermedad del coronavirus. Sin embargo, otra de sus hijas, Nayeska Baduel, asegura que tres días antes de su muerte no manifestó ningún síntoma asociado al COVID-19.

Raúl Baduel hijo espera el acceso al Cementerio del Este.

“Previo al fallecimiento de mi papá, yo estuve con él el sábado y no manifestó ningún síntoma asociado al COVID-19. Solo tenía dolencias por un proceso quirúrgico que le realizaron, de forma inhumana, el 23 de diciembre de 2020. Él fue operado de hernias inguinales, pero no se cumplieron los protocolos debidos para un acto quirúrgico de esta envergadura, fue operado en una carpa”, dijo a los medios de comunicación.

Antes de partir al Cementerio del Este advirtió que la familia no permitiría que sus restos fueran cremados porque eso obstaculizaría una investigación independiente que permita hacer justicia.

Un sepelio controlado

La carroza fúnebre llegó escoltada por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Los accesos al Cementerio del Este estaban bloqueados y solo se permitió el ingreso a familiares directos.

La PNB restringuió el acceso al cementerio y escoltó los restos del general.

Mientras se despedían del general, el titular del Ministerio Público, Tarek William Saab, los desmentía en televisión nacional. El funcionario declaró que a Baduel se le realizó una autopsia que arrojó como causa de muerte “un paro respiratorio resultado de una crisis hipotensa que le dio por el contagio de COVID-19”.

Los periodistas solo pudieron registrar la llegada de los deudos al lugar.

Dijo también que en el examen post mortem estuvieron presentes funcionarios del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses y un fiscal nacional con competencia plena y competencia de derechos humanos.

“Ellos no están diciendo la verdad” y afirmó que mantuvo contacto telefónico con la viuda de Baduel a quien le envió “fotos del general siendo atendido por médicos tratantes y valoraciones médicas”.

Saab aseguró que los deudos podrán realizar una segunda autopsia al cadáver incluso con médicos privados si así lo desean.