Rusia usa a Venezuela para provocar a EEUU y ampliar influencia en América Latina, dicen analistas - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 12 DICIEMBRE, 2018 10:11

Rusia usa a Venezuela para provocar a EEUU y ampliar influencia en América Latina, dicen analistas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La llegada a Maiquetía de dos bombarderos rusos capaces de transportar ojivas nucleares, junto a  un aparato de transporte militar An-14 y a un avión de pasajeros Il-62 el pasado lunes 10 de diciembre, es visto por internacionalistas como una forma del Gobierno de Vladimir Putin de usar a Venezuela para provocar a Estados Unidos y ampliar su influencia en América Latina.

A menos de un mes de la toma de posesión presidencial, en la que Nicolás Maduro jurará para un nuevo periodo constitucional, pese al desconocimiento de un grueso número de países que rechazan los resultados de las elecciones del pasado 20 de mayo, es además una forma de demostrar que el mandatario venezolano cuenta con el apoyo de potencias como la rusa y China.

La internacionalista Giovanna De Michelle considera que más allá del mensaje interno a sus seguidores que quiere enviar Maduro, Rusia, en vez de apoyar la gestión chavista como quiere hacer ver el venezolano, usa al país para aprovechar su posición geográfica y desde el punto de vista geopolítico.

“La pregunta obligada en este caso es qué tan ciertos son estos mensajes, hasta dónde pueden llegar la implicación de países como Rusia en la defensa del Gobierno de Nicolás Maduro, ¿qué es lo que el Gobierno de Rusia está dispuesto a defender? ¿Rusia está defendiendo al Gobierno de Nicolás Maduro o la expansión de su alcance desde el punto de vista geopolítico para América Latina, para lo que Venezuela ha sido un instrumento especialmente extraordinario?”, se pregunta.

En esto coincide el abogado y experto en derecho internacional Mariano de Alba. “Para Rusia, la trascendencia política de Venezuela es su ubicación cercana a Estados Unidos, sus recursos naturales y la oportunidad de obtener ganancias en negocios realizados en ese país”.

De allí que más allá que la posibilidad de hacer ejercicios militares combinados entre las fuerzas de Moscú y Caracas, que es una práctica común entre los Estados en materia de cooperación e intercambio militar, en la idea de Putin pareciera estar el revivir las antiguas glorias imperiales Rusas, y ampliar su radio de acción en América Latina.

Rusia está defendiendo su influencia en la región, poco le importa quién está en el poder en Venezuela. Lo único que le importa es que quien esté en el poder le garantice su presencia en América Latina”, señala De Michelle.

Agrega que “esta Rusia de Vladimir Putin es una que ha tratado de recuperar los espacios que alguna vez tuvo en América Latina la vieja Unión Soviética. Putin llegó al poder con una nostalgia de la antigua Unión Soviética y ha tratado de recuperar ese posicionamiento internacional y Venezuela le ha servido a ese propósito”.

De Alba añade que en este contexto, las reacciones de Estados Unidos de condenar la cooperación militar Caracas-Moscú, se producen solo de forma retórica porque no hay interés entre las dos potencias de un enfrentamiento bélico por Venezuela.

“Rusia también tiene un interés geopolítico de realizar ejercicios militares en un lugar tan cercano a EEUU, para enviar el mensaje que si EEUU está dispuesta a colaborar militarmente con países vecinos a Rusia, ellos también lo van a hacer con países cercanos geográficamente a EEUU”, dice.

El experto en derecho internacional también califica como una “puesta en escena” estos ejercicios, que cree serán muy limitados desde el punto de vista de la ejecución. Ya los hubo en el año 2008 en el Gobierno de Hugo Chávez y después en 2013 a la llegada al poder de Maduro.

Es más un espectáculo por el que Venezuela le está pagando de alguna forma a Rusia. Otro países de la región que han practicado ejercicios con Rusia son Nicaragua, Brasil y Cuba”, recuerda.

¿Base extranjera en el país?

De Michelle, no obstante, pone la vista en los aspectos que se desconocen de esa visita. Aunque el Kremlin fue el que anunció la llegada a Venezuela de sus equipos, a los pocos días de la visita de Maduro a Putin, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López dijo que serían “maniobras militares para defender a Venezuela”.

“Hay que ver cuáles son las condiciones, cómo se maneja esa presencia de aviones y equipos militares en Venezuela. Una cosa es que el Gobierno venezolano compre equipos rusos operados por fuerzas venezolanas, y otra cosa es que tropa rusa esté operando en territorio venezolano. Lo segundo no está permitido según la Constitución nacional”.

Este martes, 11 de diciembre, la Asamblea Nacional condenó este intercambio que no cuenta con el visto bueno del Poder Legislativo nacional, como señala la Carta Magna.

De Michelle afirma que una presencia de fuerzas militares rusas en el país sin una agenda definida, sin un tiempo de inicio o fin de cualquier tipo de operaciones, puede considerarse como la instalación de una fuerza extranjera o base militar en el país.

Lea también:

Kremlin: Son inadecuadas declaraciones de EEUU sobre bombarderos rusos en Venezuela

Foto: El País