«Reforma a la Ley del TSJ es un fraude a la Constitución», afirma el abogado Alí Daniels #ConLaLuz

POLÍTICA · 25 ENERO, 2022 20:20

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras la entrada en vigencia de la reforma a la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que entre otras modificaciones incluye la reducción del número de magistrados de 32 a 20, muchas organizaciones e individualidades expertas en Derecho han comentado que esto es insuficiente para garantizar la independencia de un Poder Judicial que a lo largo de los últimos 20 años ha sido cuestionado.

Alí Daniels, abogado y director de la ONG Acceso a la Justicia, asegura que no solo el artículo que establece la disminución de magistrados sino también los otros 15 que fueron modificados son considerados un «fraude a la democracia», debido a la cantidad de violaciones al Estado de derecho que implican.

«Está el caso del cambio al artículo 38, que dice que los magistrados pueden ser elegidos para un periodo de 12 años, con opción a reelección. Esto es muy grave, pues implica que una sola persona puede tener más de dos décadas como magistrado; es un fraude a la Constitución», indicó Daniels durante su participación en el programa #ConLaLuz, moderado por la directora de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes. 

Daniels también cuestiona el articulado referente al comité de postulaciones que elegirá a futuros miembros del máximo tribunal del país, pues según la reforma desde ahora queda conformado por 10 miembros de la sociedad civil y 11 de la Asamblea Nacional, lo que a su juicio rompe con el principio de autonomía del Poder Judicial.

«Ya arrancando se desnaturalizó el comité de postulaciones. Los cambios son para peor, se reduce la presencia de la sociedad civil y se le secuestró del proceso. El control es ahora más férreo. Otro de los cambios de la ley es una especie de ajuste o parcelamiento del Poder Judicial; antes los cargos eran de nombramiento del TSJ», añade.

Para este experto en Derecho, esta reforma en vez de mejorar la Ley del TSJ le quita visibilidad a la sociedad civil y premia a quienes, si hacen un mal trabajo como magistrados, con más tiempo al frente de esta institución vital en un Estado democrático.

«Para nosotros es un tema de maquillaje institucional y un tema de jugar adelantado a las negociaciones en México, que tenían en agenda la reforma al TSJ», dijo también.

Aseguró que este nuevo movimiento sencillamente es una estrategia más de control político del TSJ. Añadió que lo que queda de parte del ciudadano o las organizaciones que los defienden es buscar que en algún momento haya una ley que garantice que el comité de postulaciones sea conformado únicamente por la sociedad civil y no que sea dominado por funcionarios del Estado.

¿Cómo queda el «TSJ en el exilio»?

Frente a este tema, Daniel opina que esta instancia nacida en 2017 lamentablemente desde el inicio «fue un fracaso» debido a que sus miembros se dividieron hacia diversos países y así es imposible que pudiera funcionar como órgano de justicia.

«Con sentencias que nadie acata y con magistrados regados por el mundo eso no es un verdadero tribunal y así es más difícil que actúe de manera coherente. Que digan ahora que van a demandar a Guaidó o a otros funcionarios de la estructura lo que abona es mucho a su falta de eficacia», concluyó.

Vea la conversación completa aquí:

AN del 6Dic sanciona reforma de Ley del Tribunal Supremo de Justicia

Vea la entrevista aquí: