¿Qué implica cambiar el sistema electoral como ordena el TSJ? #ConLaLuz

POLÍTICA · 15 JUNIO, 2020 21:40

¿Qué implica cambiar el sistema electoral como ordena el TSJ? #ConLaLuz

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

17
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La sentencia N° 68 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) va más allá de la declaración de omisión legislativa y el nombramiento de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE); implica un cambio “mayúsculo” del sistema electoral y político del país que busca favorecer al partido de gobierno, explica el periodista especializado en la fuente electoral Eugenio Martínez.

Los cambios más importantes que destaca Martínez, invitado en el Con la Luz de este lunes 15 de junio, además de la imposición de las autoridades electorales, están relacionados con la desaplicación de 12 artículos de la Ley Orgánica de Procesos Electorales para modificar el sistema de votación y de adjudicación de cargos.

El máximo tribunal ordena, entre otras cosas, aumentar el número de parlamentarios que se eligen por estado y aumentar los diputados que se eligen en listas cerradas en detrimento de la cantidad que se vota nominalmente; es decir, por nombre y apellido.

“En Venezuela se escogen diputados por nombre y apellido y por listas cerradas y bloqueadas, estos son los parlamentarios que se escogen escondidos en la tarjeta de un partido. Los cambios afectan el derecho de personalización del sufragio, que es que el elector sepa por quién está votando, y hace que se pueda manipular la cantidad de diputados que se escojan en cada estado según el índice poblacional que se use”, advirtió Martínez.

La conductora del programa y directora general de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes, recordó que el segundo funcionario más poderoso en Venezuela, Diosdado Cabello, fue electo en 2015 gracias al sistema de lista cerrada: “Cabello no gana una elección directamente, pero llega a la Asamblea Nacional porque encabezaba la lista del estado Monagas”.

“Los cambios parecieran fortalecer la posibilidad del Partido Socialista Unido de Venezuela de tener el control del nuevo Parlamento y darle a los partidos de la Mesa de Diálogo Nacional una representación importante dentro de esa próxima Asamblea Nacional que logre escogerse”, afirma Martínez.

El periodista, experto electoral, cuestionó que reformas tan importantes se hagan a espaldas a las organizaciones de la sociedad civil, a los grupos de electores y partidos. “Esto afecta la forma en la que se escoge el Parlamento que a su vez debe redactar todas las leyes del país”, subrayó.

¿Un CNE ad hoc?

En una reciente declaración, el rector Rafael Simón Jiménez reveló que el Poder Electoral del que forma parte estará vigente hasta el 4 de enero de 2021; es decir, es una directiva ad hoc.

Sin embargo, Eugenio Martínez cree que se trata más una declaración política que apunta a estimular una negociación entre el chavismo y la oposición.

“Pareciera contradictorio que siendo un CNE ad hoc y que estas personas, que solo estarán seis meses en el cargo, tengan la tarea de reescribir en privado, y sin el consenso de organizaciones civiles, de la academia y de los partidos, el sistema político electoral. Son tareas muy complejas para funcionarios que solamente estarían seis meses”, opina.

Para el especialista en materia electoral, no hay un cambio real en el organismo comicial: “La columna de Tania D’Amelio, Carlos Quintero y Abdón Hernández se mantiene lo que nos indica que el CNE difícilmente va a cambiar la actuación que ha tenido en el pasado”.

Observación internacional en riesgo

Es poco probable que misiones de observación internacional participen en las parlamentarias de este año, en opinión de Martínez porque el tiempo juega en contra para el chavismo.

“Habría que cambiar el reglamento de acompañamiento internacional porque en el pasado los principales grupos de observación internacional han rechazado venir al país por las limitaciones que se les impone con este reglamento: no pueden declarar, no pueden hacer públicos sus informes, no tienen libertad de movimiento en el país”, señala.

Agrega que la Unión Europea exige ser invitada seis meses antes de los comicios y que se le permitan todas las libertades asociadas a una misión de observación internacional.

Mientras que para que la Organización de Naciones Unidas envíe una misión, el país tiene que hacer una petición formal al secretario general que debe ser aprobada por el Consejo de Seguridad.

“Pareciera muy complejo que vengan grupos de observación internacional. Seguramente terminaremos con las mismas misiones de acompañamiento”, concluye.

Vea el programa completo aquí: