Puesto de Venezuela en Consejo de DDHH es "arma de doble filo"

POLÍTICA · 17 OCTUBRE, 2019 18:11

Puesto de Venezuela en Consejo de DDHH es “arma de doble filo”

Texto por Maria Victoria Fermin Kancev | @vickyfermin

Ver más de

Maria Victoria Fermin Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La reciente elección de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas “es una espada de doble filo” para el chavismo gobernante, opinó la directora de la ONG Prepara Familia, Katherine Martínez. “Desde esa posición van a ser evaluados, deben cuidar sus acciones ya que están más expuestos”, expresó, este jueves 17 de octubre.

Para la abogada, la decisión no representa “una batalla perdida” y agregó que existen otros Estados miembros del organismo cuya trayectoria no es la más democrática.

“Sin embargo, hay que sacarle punta a esta nueva responsabilidad que tiene Venezuela”, dijo refiriéndose también al mandato que hizo el Consejo de que Venezuela cumpla con las recomendaciones de la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, Michelle Bachelet. 

Para las organizaciones defensoras de derechos humanos en el país, consideró Martínez, el reto consiste en continuar denunciando “con lupa” las violaciones en esta materia, así como visibilizar las consecuencias de la emergencia humanitaria compleja.

“Estamos llamados a seguir actuando, a subir el volumen en todas las instancias internacionales”, expresó.

Menos respaldo

El coordinador de Exigibilidad de Provea, Carlos Patiño, calificó el resultado de la elección como “lamentable”, pero aseguró que “era previsible”, ya que inicialmente para los dos cargos vacantes solo se habían postulado Brasil y Venezuela, y la petición de Costa Rica se realizó “a última hora”, a principios de octubre.

Rescató, sin embargo, que la votación en respaldo a Venezuela fue baja: “Antes eran muchos más los países que apoyaban al Estado, hay que leerlo de esa forma, se ha perdido la solidaridad automática”.

A juicio de Patiño es probable que el Estado venezolano “intente obstaculizar desde adentro” las resoluciones del Consejo que puedan afectar la gestión de Nicolás Maduro o a sus aliados.

No obstante, consideró que desde su nuevo puesto a Venezuela le será “cuesta arriba” seguir bloqueando el ingreso de la Misión de Determinación de Hechos aprobado por el Consejo de DDHH de la ONU el pasado 27 de septiembre, y que tiene como fin investigar las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes desde 2014.

Opinó que sería una doble moral “haber querido formar parte de ese organismo y por otro lado no cumplir sus resoluciones”.

Ambos activistas coinciden en que los esfuerzos deben concentrarse en los mecanismos que se han activado para investigar y hacer seguimiento a las violaciones de derechos humanos en Venezuela y la responsabilidad del gobernante Nicolás Maduro y sus funcionarios en estos casos.

Mientras el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, celebró que Venezuela obtuviese 105 votos a favor pese a la campaña, que a su juicio, emprendió Estados Unidos para sabotear la elección.