Presidente paraguayo entregará pruebas a la justicia sobre avión venezolano iraní

POLÍTICA · 22 JUNIO, 2022 11:33

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Foto por Infobae

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente paraguayo Mario Abdo Benítez informó que entregarán pruebas a la justicia de su país sobre el caso del avión venezolano iraní retenido en Argentina.

«El Gobierno Nacional, cumpliendo su obligación de denunciar ante la justicia, presentará elementos relativos al caso del avión iraní, esperando que los hechos sean investigados y esclarecidos», escribió en su Twitter el mandatario guaraní.

Se trata de un avión Boeing 747 Dreamliner de carga, que era propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial de Conviasa, empresa área del Estado venezolano.

La aeronave aterrizó en Argentina el pasado 6 de junio, específicamente en el aeropuerto internacional de Ezeiza donde la retuvieron para investigar a la tripulación, compuesta por 5 iraníes y 14 venezolanos.

Aunque ese día el avión despegó y quiso recargar combustible en Uruguay, debió volver a Argentina ante la negativa del segundo país de permitir su aterrizaje.

Desde entonces se encuentra en Buenos Aires, donde la justicia investiga a la tripulación, especialmente al capitán iraní Gholamreza Gashemi, a quien el FBI de Estados Unidos vincula con «terrorismo internacional» por ser miembro de las Fuerzas Quds, un grupo élite de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

En Paraguay ese mismo avión aterrizó en el mes de mayo, según la versión del ministro de Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI), Esteban Aquino.

Por esta razón dos funcionarios del gobierno, entre ellos el director del aeropuerto Guaraní, donde aterrizó el Boeing 747 de Emtrasur fue cesado de sus funciones. Esta última información la confirmó el ministro de Interior, Federico González, quien dijo que el avión entró a Paraguay, entre el 13 y el 16 de mayo pasado con 18 tripulantes (siete iraníes y 11 venezolanos).

«Trabajo de inteligencia»

Después de ello el gobierno paraguayo comenzó «un trabajo de inteligencia», para determinar quiénes eran los miembros de la tripulación.

Desde Venezuela el gobierno de Nicolás Maduro culpó al uruguayo por no permitir recargar combustible el 6 de junio y la posterior retención en Buenos Aires.

La Cancillería emitió un comunicado en el que «rechaza categóricamente el irresponsable manejo que ofreció la autoridad aeronáutica del Uruguay, al revocar el permiso de sobrevuelo otorgado a la empresa venezolana Emtrasur, mientras que la aeronave se encontraba en el aire (…) para hacer su escala técnica de abastecimiento», dijeron el pasado 16 de junio.