Parlamentarias “no permiten avanzar en la recuperación de la democracia”, afirma Griselda Colina

POLÍTICA · 7 DICIEMBRE, 2020 08:30

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Iván Ernesto Reyes

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Las parlamentarias de este 6 de diciembre se caracterizaron por la baja participación de los votantes, la coacción, el ventajismo electoral y la desinformación, en opinión de la directora del Observatorio Global de Comunicación y Democracia (Ogcd), Griselda Colina.

El Ogcd integra, junto a la Red Electoral Ciudadana, el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) y Voto Joven, la iniciativa “Venezuela Documenta” que hizo seguimiento a las incidencias reportadas en la jornada de este domingo.

Entre los hallazgos parciales encontrados, según 591 reportes procesados en 21 estados, destacan:

La comunicadora afirma que la fiesta electoral “se apagó” por la escasa participación que atribuye a la desconexión de la gente con la oferta política (producto de la intervención de partidos políticos ordenada desde el chavismo), a la apatía y a la desconfianza sobre el sistema electoral.

“La gente siente que este proceso no le va a arreglar en nada su vida, en ese sentido, muchos estaban desconectados, sobreviviendo en su día a día, y creo que los pocos que hicieron seguimiento quedaron desencantados por todas las irregularidades y la opacidad informativa a lo largo de la organización del evento que generó mayor desconfianza y desesperanza”, expresa.

Según los observadores de la red Venezuela Documenta, muchos electores se enteraron este domingo que su centro había sido migrado arbitrariamente lo que refleja la desconexión de la gente con el proceso y la desinformación.

Colina considera que este evento electoral “fue una oportunidad perdida” para recuperar la institucionalidad. “Estas elecciones no permiten avanzar en la recuperación de la democracia ni en la recuperación del voto como elemento de cambio. En este proceso no hay ganadores, seguiremos en la misma dinámica confrontativa y de empate catastrófico (entre chavismo y oposición)”, argumenta.

A su juicio, la nueva Asamblea Nacional no será reconocida por la comunidad internacional, pero tampoco ve en la continuidad administrativa una salida a la crisis política.

Retos de la oposición

La oposición venezolana tiene varios retos después del 6 de diciembre, según Colina. El primero es ofrecer soluciones democráticas que promuevan la participación del ciudadano, el segundo conectarse con la realidad que viven los ciudadanos y la tercera, más asociada a la consulta popular, es proteger a los electores que manifiesten su voluntad.

“Creo que la consulta es un derecho que tiene este grupo de proponerlo, pero estamos frente a un régimen que actúa de forma autoritaria, entonces en un país que tiene la experiencia de una Lista Tascón y que hemos visto la persecución política, hay que ofrecerle garantías a los ciudadanos de que su identidad va a estar protegida y que el 12 de diciembre las personas van a contar con la protección, incluso sanitaria”, manifiesta.