Persisten obstáculos para reestructuración de Monómeros, pese al acuerdo de la Comisión Delegada

POLÍTICA · 9 JULIO, 2022 08:30

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hace casi un mes, la Comisión Delegada Legislativa, presidida por Juan Guaidó, aprobó un acuerdo de reestructuración de las juntas directivas ad hoc, designadas por el Gobierno interino, para activos de la República en el exterior, entre ellos la empresa colombo venezolana, Monómeros.

 Pese a la decisión tomada en la sesión vía Zoom del pasado 14 de junio, en la  que Guaidó denunció un «sobre control parlamentario» que impedía la toma oportuna de decisiones sobre Monómeros, la demandada reestructuración de la directiva actual de la filial de Pequiven aún no se ha producido.

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) de 2015, Macario González admitió que persiste el obstruccionismo por parte de factores políticos para que la medida se concrete.

Trabas

«Si dependiera de Guaidó exclusivamente ya se hubieran producido los cambios (salida de la actual directiva) para que la confianza en Monómeros se recupere, pero la ejecución de la decisión que ya fue tomada ha tenido contratiempos, se ha trabado por parte de factores políticos», declaró González a Efecto Cocuyo.

Otros parlamentarios que integran Contraloría como Ismael León han señalado expresamente a las fracciones de Acción Democrática (AD), Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo (UNT) y parte de Voluntad Popular (VP). A AD se le atribuye la designación del actual gerente general de Monómeros, Guillermo Rodríguez Laprea, cuya gestión es severamente cuestionada por la Comisión de Contraloría.

Se había dicho que de la reestructuración de Monómeros dependía de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos renovara la licencia que permite a Monómeros operar pese a las sanciones contra la gestión de Nicolás Maduro, pero la extensión llegó el 28 de junio. La Ofac advirtió que la renovación por un año más podía estar sujeta a cambios si las condiciones del activo varían.

Incertidumbre sobre el destino de Monómeros

Otra preocupación en el aire es cómo procederá el izquierdista Gustavo Petro en el caso Monómeros, una vez asuma la presidencia de Colombia el 7 de agosto. El procurador especial, nombrado por Guaidó, Enrique Sánchez Falcón, da por descontado que el nuevo gobernante entregará la empresa de fertilizantes a la gestión de Nicolás Maduro.

González dice desconocer si ahora la reestructuración de Monómeros esperará y dependerá de la decisión que tome Petro.

 La Comisión de Contraloría está por presentar un informe final sobre el caso Monómeros, tras una investigación propia e interpelaciones a funcionarios del Gobierno interino, entre ellos a la presidenta ad hoc de Pequiven, Diana Bracho. La última entrevista fue al asesor Yon Goicochea.

En las conclusiones, adelanta González se insistirá en la salida de la directiva actual de la empresa y se podría recomendar a la Delegada el establecimiento de responsabilidades políticas.

 «Se evalúa la documentación consignada, actas e interpelaciones. Se produjo un daño material e inmaterial que es la reputación de Monómeros y deben señalarse responsabilidades», acotó el diputado.

 ¿Qué ha dicho Petro sobre Monómeros?

El tema de las relaciones con Venezuela y Monómeros salieron a relucir desde la campaña electoral para la presidencia de Colombia. Petro dio señales de que reconocería a Maduro como gobernante, pese a sus dudas sobre si es un régimen democrático, de cara a la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

 Su fórmula para la vicepresidencia, Francia Márquez, cuestionó en mayo de este año, el «quiebre de la empresa» que producía 50% de insumos agrícolas para Colombia y generaba 2.000 empleos directos, por parte de «politiqueros que se la entregaron a Guaidó».

Este 6 de julio, la prensa internacional reseñó una conversación entre Petro y Maduro en la que el primero expresó su disposición a devolver la administración de la empresa a Maduro para rebajar los precios de los fertilizantes en Colombia.

 «El dueño mayoritario de Monómeros es Pequiven. La idea del negocio es que Pequiven produzca urea. Con lo que hizo el actual presidente (Duque) perdimos la urea. No sé si Guaidó o Leopoldo López son los dueños hoy, pero no es Pequiven. Entonces, perdimos la materia prima fundamental en Colombia», declaró Petro al medio La W del vecino país.

Pero también Petro ha manifestado su intención de tener una relación «cordial» con el gobierno de Estados Unidos, el cual reconoce a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, pese a que negocia por petróleo con Maduro.

Petro debe evaluar

¿Qué es lo que más conviene a la economía de Colombia y a Petro? El diputado González señala que el nuevo mandatario del vecino país debe evaluar las consecuencias de cualquier medida sobre Monómeros, puesto que EEUU podría revocar la licencia de la Ofac si es devuelta a Maduro.

 «Petro ha dicho que quiere reactivar la producción agropecuaria, generar empleos, combatir el hambre y también aboga por buenas relaciones con EEUU, entonces habría que ver cómo se materializa eso y si pudiera tener un efecto positivo sobre Monómeros que produce los fertilizantes que necesita Colombia. La repotenciación conviene a todos y un retiro de la licencia de la Ofac sería contrario a ello», agregó.

Existe una comisión de enlace entre el aún presidente, Iván Duque y el equipo de Petro que entre otros temas han tratado el caso Monómeros.

En la reunión de la Comisión de Contraloría en la que intervino Goicochea (4 de julio), el diputado de 2015 Ismael García dijo no tener dudas de que Monómeros será una de las primeras empresas que tomará Petro, ante lo que espera al menos que quienes cometieron irregularidades administrativas, determinadas por el organismo estatal SuperSociedades, rindan cuentas ante la justicia colombiana que es la que tiene jurisdicción sobre el caso.

El 1 de julio, Guaidó declaró que aún no ha tenido una comunicación formal con Petro y se apuesta a que independientemente del desconocimiento del nuevo presidente neogranadino hacia el Gobierno interino, se mantenga una especie de enlace en el vecino país. Hasta ahora, la estructura del interinato está representada por Eduardo Battistini, quien funge como «encargado de negocios», nombrado por el líder opositor.   

POLÍTICA · 16 AGOSTO, 2022

Persisten obstáculos para reestructuración de Monómeros, pese al acuerdo de la Comisión Delegada

Texto por Deisy Martínez

Hace casi un mes, la Comisión Delegada Legislativa, presidida por Juan Guaidó, aprobó un acuerdo de reestructuración de las juntas directivas ad hoc, designadas por el Gobierno interino, para activos de la República en el exterior, entre ellos la empresa colombo venezolana, Monómeros.

 Pese a la decisión tomada en la sesión vía Zoom del pasado 14 de junio, en la  que Guaidó denunció un «sobre control parlamentario» que impedía la toma oportuna de decisiones sobre Monómeros, la demandada reestructuración de la directiva actual de la filial de Pequiven aún no se ha producido.

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) de 2015, Macario González admitió que persiste el obstruccionismo por parte de factores políticos para que la medida se concrete.

Trabas

«Si dependiera de Guaidó exclusivamente ya se hubieran producido los cambios (salida de la actual directiva) para que la confianza en Monómeros se recupere, pero la ejecución de la decisión que ya fue tomada ha tenido contratiempos, se ha trabado por parte de factores políticos», declaró González a Efecto Cocuyo.

Otros parlamentarios que integran Contraloría como Ismael León han señalado expresamente a las fracciones de Acción Democrática (AD), Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo (UNT) y parte de Voluntad Popular (VP). A AD se le atribuye la designación del actual gerente general de Monómeros, Guillermo Rodríguez Laprea, cuya gestión es severamente cuestionada por la Comisión de Contraloría.

Se había dicho que de la reestructuración de Monómeros dependía de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos renovara la licencia que permite a Monómeros operar pese a las sanciones contra la gestión de Nicolás Maduro, pero la extensión llegó el 28 de junio. La Ofac advirtió que la renovación por un año más podía estar sujeta a cambios si las condiciones del activo varían.

Incertidumbre sobre el destino de Monómeros

Otra preocupación en el aire es cómo procederá el izquierdista Gustavo Petro en el caso Monómeros, una vez asuma la presidencia de Colombia el 7 de agosto. El procurador especial, nombrado por Guaidó, Enrique Sánchez Falcón, da por descontado que el nuevo gobernante entregará la empresa de fertilizantes a la gestión de Nicolás Maduro.

González dice desconocer si ahora la reestructuración de Monómeros esperará y dependerá de la decisión que tome Petro.

 La Comisión de Contraloría está por presentar un informe final sobre el caso Monómeros, tras una investigación propia e interpelaciones a funcionarios del Gobierno interino, entre ellos a la presidenta ad hoc de Pequiven, Diana Bracho. La última entrevista fue al asesor Yon Goicochea.

En las conclusiones, adelanta González se insistirá en la salida de la directiva actual de la empresa y se podría recomendar a la Delegada el establecimiento de responsabilidades políticas.

 «Se evalúa la documentación consignada, actas e interpelaciones. Se produjo un daño material e inmaterial que es la reputación de Monómeros y deben señalarse responsabilidades», acotó el diputado.

 ¿Qué ha dicho Petro sobre Monómeros?

El tema de las relaciones con Venezuela y Monómeros salieron a relucir desde la campaña electoral para la presidencia de Colombia. Petro dio señales de que reconocería a Maduro como gobernante, pese a sus dudas sobre si es un régimen democrático, de cara a la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

 Su fórmula para la vicepresidencia, Francia Márquez, cuestionó en mayo de este año, el «quiebre de la empresa» que producía 50% de insumos agrícolas para Colombia y generaba 2.000 empleos directos, por parte de «politiqueros que se la entregaron a Guaidó».

Este 6 de julio, la prensa internacional reseñó una conversación entre Petro y Maduro en la que el primero expresó su disposición a devolver la administración de la empresa a Maduro para rebajar los precios de los fertilizantes en Colombia.

 «El dueño mayoritario de Monómeros es Pequiven. La idea del negocio es que Pequiven produzca urea. Con lo que hizo el actual presidente (Duque) perdimos la urea. No sé si Guaidó o Leopoldo López son los dueños hoy, pero no es Pequiven. Entonces, perdimos la materia prima fundamental en Colombia», declaró Petro al medio La W del vecino país.

Pero también Petro ha manifestado su intención de tener una relación «cordial» con el gobierno de Estados Unidos, el cual reconoce a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, pese a que negocia por petróleo con Maduro.

Petro debe evaluar

¿Qué es lo que más conviene a la economía de Colombia y a Petro? El diputado González señala que el nuevo mandatario del vecino país debe evaluar las consecuencias de cualquier medida sobre Monómeros, puesto que EEUU podría revocar la licencia de la Ofac si es devuelta a Maduro.

 «Petro ha dicho que quiere reactivar la producción agropecuaria, generar empleos, combatir el hambre y también aboga por buenas relaciones con EEUU, entonces habría que ver cómo se materializa eso y si pudiera tener un efecto positivo sobre Monómeros que produce los fertilizantes que necesita Colombia. La repotenciación conviene a todos y un retiro de la licencia de la Ofac sería contrario a ello», agregó.

Existe una comisión de enlace entre el aún presidente, Iván Duque y el equipo de Petro que entre otros temas han tratado el caso Monómeros.

En la reunión de la Comisión de Contraloría en la que intervino Goicochea (4 de julio), el diputado de 2015 Ismael García dijo no tener dudas de que Monómeros será una de las primeras empresas que tomará Petro, ante lo que espera al menos que quienes cometieron irregularidades administrativas, determinadas por el organismo estatal SuperSociedades, rindan cuentas ante la justicia colombiana que es la que tiene jurisdicción sobre el caso.

El 1 de julio, Guaidó declaró que aún no ha tenido una comunicación formal con Petro y se apuesta a que independientemente del desconocimiento del nuevo presidente neogranadino hacia el Gobierno interino, se mantenga una especie de enlace en el vecino país. Hasta ahora, la estructura del interinato está representada por Eduardo Battistini, quien funge como «encargado de negocios», nombrado por el líder opositor.   

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO