Nuevo informe de la OEA sobre Venezuela exige a la CPI abrir investigación formal contra Maduro

POLÍTICA · 2 DICIEMBRE, 2020 12:44

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) presentó un nuevo informe sobre Venezuela en el que reafirma que en el país se cometieron crímenes de lesa humanidad y llama a la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) a iniciar una investigación formal contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El documento que se presentó este miércoles, 2 de diciembre, es una actualización del informe que presentaron sobre las actuaciones del gobierno de Nicolás Maduro en el año 2018.

“El informe de 153 páginas, titulado ‘Fomento de la impunidad: el impacto del fracaso de la Fiscal de la Corte Penal Internacional en abrir una investigación sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela‘ amplía el informe de 2018 de un Panel de Expertos Independientes convocados por la OEA, el cual concluyó que había una base razonable para creer que se estaban cometiendo crímenes de lesa humanidad en Venezuela”, dice el sitio web de la OEA.

También recalca que “existe una base razonable para concluir que el régimen de Nicolás Maduro ha estado cometiendo crímenes de lesa humanidad en Venezuela desde el 12 de febrero de 2014”.

Informe que contradice a Misión de la ONU busca hacer un control de daños, dice experto

Los hallazgos

Entre los hallazgos de este nuevo informe de la OEA están: las supuestas 18.093 ejecuciones extrajudiciales realizadas por fuerzas de seguridad del Estado o colectivos desde 2014 y la situación por la emergencia humanitaria en el país, en el que citan a la ONU cuando señalan que 7 millones de personas necesitan asistencia en el país.

Otras cifras indican que hubo 724 casos de desaparición forzada entre 2018 y 2019, así como “653 casos documentados de tortura” desde el año 2014. Sobre las detenciones arbitrarias estiman que entre 2014 y 2020 han ocurrido 15.501 de estos casos.

“Lamentablemente, desde que se publicó ese Informe (2018), no ha dejado de aumentar la magnitud e intensidad de los presuntos crímenes de lesa humanidad que afectan a millones de venezolanos, tanto directa como indirectamente. El régimen de Nicolás Maduro sigue imponiendo medidas represivas contra la disidencia y atacando a supuestos opositores; para ello se vale de fuerza excesiva, detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones extrajudiciales”, asegura el documento.

Críticas contra la CPI

El informe también cuestiona el papel de la Fiscalía de la Corte Penal internacional en el examen preliminar que realiza sobre el país.

“Aunque se entiende y se reconoce que la Fiscalía debe examinar las pruebas en una manera muy atenta y prudente, la lentitud del examen parece absolutamente indiferente a los crímenes generalizados, graves y devastadores que se están cometiendo. Como consecuencia, el régimen se siente envalentonado para cometer más crímenes, bajo la impresión que puede actuar con total impunidad”, añaden.

Cargan contra la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, al considerar que no ha tomado en cuenta la gravedad de los delitos que se vienen denunciando contra el gobierno de Maduro.

“A decir verdad, el hecho de que la Sra. Bensouda no haya concluido el examen preliminar y no haya iniciado la investigación formal sobre la situación en Venezuela es tan sorprendente como inexplicable, ya que la prolongada demora se ha producido a pesar de que la situación cumple todos los criterios pertinentes que hubieran debido redundar en un examen más expedito del caso”.

Reitera el documento, que debido al agravamiento de la situación en el país, Bensouda debería declarar el deterioro de la situación en Venezuela, concluir el informe preliminar e iniciar “una investigación formal a la mayor brevedad”.

Claves del informe de la Misión de la ONU sobre los DDHH en Venezuela

Desplazados por la crisis

Sobre la crisis nacional calculan que por ella han huido más de cinco millones y medio de personas por la hiperinflación, la falta de acceso a alimentos, medicinas y bienes esenciales para mantenerse.

Esta realidad la definieron como “uno de los grupos de poblaciones desplazadas más grandes del mundo. Mientras tanto, los cuerpos de seguridad leales a Maduro siguen cometiendo con impunidad graves abusos de los derechos humanos, y el Régimen ha intensificado la represión de los opositores y disidentes políticos, sobre todo tras el fallido levantamiento contra Maduro ocurrido en abril de 2019″.

Cuestionan la designación del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte del Tribunal Supremo de Justicia en junio pasado y la convocatoria a elecciones parlamentarias, que se realizarán este domingo 6 de diciembre.

“Las elecciones de diciembre han sido condenadas rotundamente de manera preventiva por ser fraudulentas y por no cumplir con los estándares internacionales de elecciones libres y limpias”.

Añadieron que “en la medida en que el régimen de Maduro consiga mantenerse en el poder, continuarán los sufrimientos de la atormentada población venezolana y habrá que seguir lamentando incontables pérdidas de vidas. En vista de esa extraordinaria situación, la Organización de los Estados Americanos, la Corte Penal Internacional, las Naciones Unidas y el conjunto de la comunidad internacional tienen la responsabilidad de exigir responsabilidades al Régimen de Maduro y de proteger los derechos del pueblo venezolano”.

Consulte el informe completo en este enlace