La «nueva mayoría» en el chavismo que pide Diosdado Cabello: en qué consiste y cómo quieren lograrlo

POLÍTICA · 4 OCTUBRE, 2022 15:59

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Psuv

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En su gira por el país juramentando a las estructuras de base (jefes de calle, de comunidad y de Ubch), una constante en el discurso del primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, ha sido su llamado a construir «una nueva mayoría» para que la «revolución» pueda salir airosa de futuros retos, entre ellos, las elecciones presidenciales de 2024.

«El presidente ha dado la instrucción de construir una nueva mayoría. Esto que hacemos, de ir a las bases presentando una nueva propuesta, es parte de esa nueva mayoría. La política importa, porque en un gobierno neoliberal el pueblo no tendría derechos», expresó Cabello desde Falcón, el pasado 27 de septiembre. Similar llamado repitió en actos masivos en Monagas, Sucre y Zulia, entre otras entidades.

¿Pero qué significa una nueva mayoría? ¿Sumar nuevos militantes al Psuv? ¿Convencer al ciudadano descontento con la situación del país de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro? ¿Aumentar el caudal de votos en comparación a procesos electorales pasados?

Analistas políticos creen que es «factible» que el Psuv aumente su «caudal de apoyo» en venideros procesos electorales a través de distintas vías. Pero también se aclara que el objetivo no es tratar de captar a «nuevos chavistas», sino de la reactivación de una parte del capital político que todavía conserva pero que está desactivado, producto de la crisis del país, derivada de las malas políticas de la gestión de Maduro desde 2013.

Desmovilizados

«Nosotros estamos obligados a crear esa nueva mayoría y decirle a la gente: mira, aquí estoy yo. Soy del Partido Socialista Unido de Venezuela, chavista, a mucha honra, y decirle que la revolución también es tuya», intentó explicar Cabello en cada acto, en la idea de sumar apoyos, basado en la mejora de la gestión de gobierno a través de mecanismos como el 1×10.

El director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, habla de un «capital político» de 26 % para el chavismo, cuya mitad, aseguró, está «desactivada», por lo que fue difícil movilizarlo para las pasadas elecciones parlamentarias de 2020 y regionales de 2021. Explicó que no son militantes del Psuv sino personas que votaban por el chavismo y al no obtener respuestas a los problemas del país, optaron por la abstención.

«No es aumentar los votos, es mantener ese techo con el que puedes seguir ganando elecciones aún siendo minoría. El trabajo es que no aumente el techo del contrario que es más alto que el tuyo, desmotivando a los contrarios de diferentes formas. Mostrarse poderoso en lo electoral pero no por el caudal de votos sino por el control del CNE (Consejo Nacional Electoral), para desmotivar al votante opositor », señaló Seijas, en declaraciones a Efecto Cocuyo.

Sostuvo que dicho capital político sigue allí, que al Psuv le ha costado moverlo y que está consciente de que necesita activarlo de nuevo.

De acuerdo con una encuesta reciente hecha por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG UCAB), con trabajo de campo de la encuestadora Delphos, 72,5 % de la población considera que un cambio de gobierno sigue siendo necesario en Venezuela.

De allí que el analista político considera muy «difícil y complicado», aunque no imposible, que el Psuv capte nuevos adeptos. Aseguró que no es el propósito de los altos representantes del partido de gobierno.

Estabilidad

El politólogo Jesús Castellanos Vásquez recordó que el gobierno de Maduro ha logrado cierta estabilidad, luego de que la oposición fracasara en la estrategia que aplicó en 2019 con la conformación de un Gobierno interino, por lo que no es extraño que Maduro y el PSUV busquen, desde ya, aumentar su capital político con miras a las elecciones de 2024 y 2025.

Aparte de los objetivos no cumplidos desde la oposición y la fragmentación que el liderazgos exhibe de cara a unas primarias presidenciales, Castellanos Vásquez citó otras causas de la «buena posición» en la que se encuentra actualmente el chavismo y le brindan una base para mejorar el apoyo interno de cara a 2024.

«La matriz que se ha tratado de posicionar a nivel nacional e internacionalmente sobre una mejoría de la situación económica del país, para lo cual ha utilizado figuras simbólicas como los bodegones, conciertos. La interacción con los EEUU que ha generado frutos, como el reciente indulto a los sobrinos de Cilia Flores», expuso.

Además, señaló, la mejora de relaciones diplomáticas con otros países como Colombia, la migración de venezolanos contrarios al gobierno de Maduro y la «desesperanza» en materia electoral, es decir, de que el cambio político se logre a través del voto.

«Eso sin contar que la crisis humanitaria persiste en Venezuela y el régimen tiene destrezas en la compra de votos», acotó.

La «nueva mayoría» en el chavismo que pide Diosdado Cabello: en qué consiste y cómo quieren lograrlo

Cabello recorre el país para juramentar estructuras de base del Psuv

En las cuestionadas elecciones presidenciales de 2018, desconocidas por buena parte de la comunidad internacional y en las que la oposición mayoritaria no participó por falta de garantías democráticas, el CNE atribuyó a Maduro 6. 245. 862 votos frente a solo 1. 927. 387   obtenidos por el opositor moderado Henri Falcón.

El plan trazado

El sistema 1×10 del Buen Gobierno fue anunciado por Maduro en el mes de mayo, el cual consiste en aplicar el tradicional plan de movilización de electores puesto en práctica por el Psuv para el reporte, vía plataforma tecnológica, de las necesidades más inmediatas de las comunidades y el seguimiento a las soluciones.

Maduro pone el peso del éxito de la estrategia en las estructuras de base elegidas recientemente, por ser las más cercanas a la gente, en un intento por mostrar que está dispuesto a mejorar la gestión. El propósito según investigadores sociales como Mirla Pérez: garantizar los votos a través del control social como ya ha ocurrido con los alimentos del Clap y el uso del carnet de la patria, es decir «la receta de siempre».

«Debemos construir una mayoría mucho más amplia. Ustedes saben en su calle quién vive en cada casa, también tienen esa responsabilidad, señores jefes de calle. Cuando hay un caso de salud, los jefes de calle son los primeros en enterarse», instó Cabello.

Para Seijas la elección de las estructuras de base no pasan de ser un «maquillaje» por ser el Psuv una organización «vertical» de la cual solo se bajan órdenes que hay que cumplir, pero es parte, sostuvo, de la imagen de renovación y de mayor poder para las bases que quieren dar.

«Tratarán de mostrar gestión, no que Venezuela salió de la crisis pero vender como lo vienen haciendo, la imagen de que el país se recupera, aparte de seguir desmotivando al contrario, confundiéndolo, acentuar peleas y casos de corrupción en la oposición, incluso de manera artificial y aprovechar los errores», acotó Seijas.

Vásquez añade a la estrategia la exposición abierta de las negociaciones directas con EE. UU., mostrar que en los gobiernos de la región no existen grandes resistencias como en el pasado y mostrar algunas «presuntas» mejoras en temas como derechos humanos o lo electoral.

 

 

 

 

 

POLÍTICA · 4 OCTUBRE, 2022

La «nueva mayoría» en el chavismo que pide Diosdado Cabello: en qué consiste y cómo quieren lograrlo

Texto por Deisy Martínez
Foto por Psuv

En su gira por el país juramentando a las estructuras de base (jefes de calle, de comunidad y de Ubch), una constante en el discurso del primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, ha sido su llamado a construir «una nueva mayoría» para que la «revolución» pueda salir airosa de futuros retos, entre ellos, las elecciones presidenciales de 2024.

«El presidente ha dado la instrucción de construir una nueva mayoría. Esto que hacemos, de ir a las bases presentando una nueva propuesta, es parte de esa nueva mayoría. La política importa, porque en un gobierno neoliberal el pueblo no tendría derechos», expresó Cabello desde Falcón, el pasado 27 de septiembre. Similar llamado repitió en actos masivos en Monagas, Sucre y Zulia, entre otras entidades.

¿Pero qué significa una nueva mayoría? ¿Sumar nuevos militantes al Psuv? ¿Convencer al ciudadano descontento con la situación del país de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro? ¿Aumentar el caudal de votos en comparación a procesos electorales pasados?

Analistas políticos creen que es «factible» que el Psuv aumente su «caudal de apoyo» en venideros procesos electorales a través de distintas vías. Pero también se aclara que el objetivo no es tratar de captar a «nuevos chavistas», sino de la reactivación de una parte del capital político que todavía conserva pero que está desactivado, producto de la crisis del país, derivada de las malas políticas de la gestión de Maduro desde 2013.

Desmovilizados

«Nosotros estamos obligados a crear esa nueva mayoría y decirle a la gente: mira, aquí estoy yo. Soy del Partido Socialista Unido de Venezuela, chavista, a mucha honra, y decirle que la revolución también es tuya», intentó explicar Cabello en cada acto, en la idea de sumar apoyos, basado en la mejora de la gestión de gobierno a través de mecanismos como el 1×10.

El director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, habla de un «capital político» de 26 % para el chavismo, cuya mitad, aseguró, está «desactivada», por lo que fue difícil movilizarlo para las pasadas elecciones parlamentarias de 2020 y regionales de 2021. Explicó que no son militantes del Psuv sino personas que votaban por el chavismo y al no obtener respuestas a los problemas del país, optaron por la abstención.

«No es aumentar los votos, es mantener ese techo con el que puedes seguir ganando elecciones aún siendo minoría. El trabajo es que no aumente el techo del contrario que es más alto que el tuyo, desmotivando a los contrarios de diferentes formas. Mostrarse poderoso en lo electoral pero no por el caudal de votos sino por el control del CNE (Consejo Nacional Electoral), para desmotivar al votante opositor », señaló Seijas, en declaraciones a Efecto Cocuyo.

Sostuvo que dicho capital político sigue allí, que al Psuv le ha costado moverlo y que está consciente de que necesita activarlo de nuevo.

De acuerdo con una encuesta reciente hecha por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG UCAB), con trabajo de campo de la encuestadora Delphos, 72,5 % de la población considera que un cambio de gobierno sigue siendo necesario en Venezuela.

De allí que el analista político considera muy «difícil y complicado», aunque no imposible, que el Psuv capte nuevos adeptos. Aseguró que no es el propósito de los altos representantes del partido de gobierno.

Estabilidad

El politólogo Jesús Castellanos Vásquez recordó que el gobierno de Maduro ha logrado cierta estabilidad, luego de que la oposición fracasara en la estrategia que aplicó en 2019 con la conformación de un Gobierno interino, por lo que no es extraño que Maduro y el PSUV busquen, desde ya, aumentar su capital político con miras a las elecciones de 2024 y 2025.

Aparte de los objetivos no cumplidos desde la oposición y la fragmentación que el liderazgos exhibe de cara a unas primarias presidenciales, Castellanos Vásquez citó otras causas de la «buena posición» en la que se encuentra actualmente el chavismo y le brindan una base para mejorar el apoyo interno de cara a 2024.

«La matriz que se ha tratado de posicionar a nivel nacional e internacionalmente sobre una mejoría de la situación económica del país, para lo cual ha utilizado figuras simbólicas como los bodegones, conciertos. La interacción con los EEUU que ha generado frutos, como el reciente indulto a los sobrinos de Cilia Flores», expuso.

Además, señaló, la mejora de relaciones diplomáticas con otros países como Colombia, la migración de venezolanos contrarios al gobierno de Maduro y la «desesperanza» en materia electoral, es decir, de que el cambio político se logre a través del voto.

«Eso sin contar que la crisis humanitaria persiste en Venezuela y el régimen tiene destrezas en la compra de votos», acotó.

La «nueva mayoría» en el chavismo que pide Diosdado Cabello: en qué consiste y cómo quieren lograrlo

Cabello recorre el país para juramentar estructuras de base del Psuv

En las cuestionadas elecciones presidenciales de 2018, desconocidas por buena parte de la comunidad internacional y en las que la oposición mayoritaria no participó por falta de garantías democráticas, el CNE atribuyó a Maduro 6. 245. 862 votos frente a solo 1. 927. 387   obtenidos por el opositor moderado Henri Falcón.

El plan trazado

El sistema 1×10 del Buen Gobierno fue anunciado por Maduro en el mes de mayo, el cual consiste en aplicar el tradicional plan de movilización de electores puesto en práctica por el Psuv para el reporte, vía plataforma tecnológica, de las necesidades más inmediatas de las comunidades y el seguimiento a las soluciones.

Maduro pone el peso del éxito de la estrategia en las estructuras de base elegidas recientemente, por ser las más cercanas a la gente, en un intento por mostrar que está dispuesto a mejorar la gestión. El propósito según investigadores sociales como Mirla Pérez: garantizar los votos a través del control social como ya ha ocurrido con los alimentos del Clap y el uso del carnet de la patria, es decir «la receta de siempre».

«Debemos construir una mayoría mucho más amplia. Ustedes saben en su calle quién vive en cada casa, también tienen esa responsabilidad, señores jefes de calle. Cuando hay un caso de salud, los jefes de calle son los primeros en enterarse», instó Cabello.

Para Seijas la elección de las estructuras de base no pasan de ser un «maquillaje» por ser el Psuv una organización «vertical» de la cual solo se bajan órdenes que hay que cumplir, pero es parte, sostuvo, de la imagen de renovación y de mayor poder para las bases que quieren dar.

«Tratarán de mostrar gestión, no que Venezuela salió de la crisis pero vender como lo vienen haciendo, la imagen de que el país se recupera, aparte de seguir desmotivando al contrario, confundiéndolo, acentuar peleas y casos de corrupción en la oposición, incluso de manera artificial y aprovechar los errores», acotó Seijas.

Vásquez añade a la estrategia la exposición abierta de las negociaciones directas con EE. UU., mostrar que en los gobiernos de la región no existen grandes resistencias como en el pasado y mostrar algunas «presuntas» mejoras en temas como derechos humanos o lo electoral.

 

 

 

 

 

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO