"No podemos saber si están bien, tememos por la vida de Caro y Ugas" asegura Delsa Solórzano - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 27 DICIEMBRE, 2019 17:12

“No podemos saber si están bien, tememos por la vida de Caro y Ugas” asegura Delsa Solórzano

Texto por Deisy Martínez @deicamar

Ver más de

Deisy Martínez @deicamar

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hace 7 días fueron detenidos el diputado Gilber Caro y el periodista Víctor Ugas. A la fecha abogados, familiares ni diputados de la Asamblea Nacional (AN) que están haciendo seguimiento a los casos han podido saber siquiera si están vivos.

“¿Por qué no los podemos ver?, porque los alguaciles tampoco los vieron cuando entraron a la audiencia, recuerden lo que pasó con el capitán (Rafael) Acosta Arévalo a quien presentaron torturado ante el juez”, reclamó en rueda de prensa la diputada Delsa Solórzano.

Caro quien es suplente de uno de los diputados en el exilio, Rafael Guzmán y Ugas que se desempeña como asistente fueron aprehendidos el 20 de diciembre cerca de la casa del legislador, según testigos. Estas personas habrían manifestado a los abogados que ambos fueron golpeados antes de ser subidos a la fuerza en un vehículo negro sin identificación de organismo policial alguno. Solórzano dijo que no han podido confirmar si fueron torturados pero que se “puede presumir cualquier cosa”.

En el caso de Caro goza de inmunidad parlamentaria, consagrada en el artículo 200 de la Constitución, pero ya ha sido privado de libertad tres veces (enero de 2017, abril de 2019 y diciembre de 2019) sin que esa prerrogativa sea respetada. Ugas estuvo recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) desde el 2014 hasta 2017, señalado de publicar fotos del cadáver del diputado Robert Serra, asesinado en La Pastora, en la morgue de Bello Monte.

“No tenemos forma real de tener contacto con nadie para saber de ellos, no podemos saber si están bien, tememos por la vida de ambos”, subrayó.

La Parlamentaria informó que no se ha tenido acceso al expediente y por lo tanto desconocen quién es el fiscal asignado y cuáles son los delitos que se les imputan tanto a Caro como a Ugas. Dijo que lo poco que se conoce hasta ahora es información extraoficial, por ejemplo que fueron capturados por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana y que fueron presentados el 22 de diciembre ante el Tribunal 49 de Control a cargo de la jueza Hilda Villanueva sin la presencia de sus abogados.

 “Jorge Rodríguez salió diciendo una serie de cosas y no hay acceso a las actas, él no es el Fiscal, es un ministro encargado de comunicar”, fustigó.

El 23 de diciembre el ministro Rodríguez acusó a Caro junto a los también diputados Gaby Arellano, José Manuel Olivares e Ismael León y al gobierno de Colombia, de orquestar el asalto al batallón de selva 513 Mariano Montilla en la población de Luepa al sur del estado Bolívar para robar armamento y conspirar contra la gestión de Nicolás Maduro.

Denuncia internacional

Las tres veces que Caro fue detenido fue víctima de desaparición forzada. Solórzano recordó que el artículo 45 de la Constitución prohíbe practicar, permitir y tolerar dicho delito y que el artículo 180 A del Código Penal establece responsabilidades y pena de prisión a quienes participen de este crimen, considerado como de lesa humanidad, de acuerdo con el Estatuto de Roma.

 “Se les ha violado el debido proceso y todos sus derechos constitucionales y se ha alertado a la comunidad internacional sobre esta desaparición forzada. Hemos tenido pronunciamientos internacionales muy importantes como el de la Unión Interparlamentaria, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y hemos notificado a la oficina de la Alta Comisionada para los derechos humanos Michelle Bachelet, esperamos más pronunciamientos”, agregó.

Se habría adelantado que abogados y familiares de Caro y Ugas estarían presentes en el encuentro con los medios, pero Solórzano los excusó porque se encontraban solicitando fe de vida de ambos.