Ni relanzamiento ni regionales: Claves del pronunciamiento de Guaidó

POLÍTICA · 3 FEBRERO, 2021 16:00

Ni relanzamiento de la unidad ni regionales: claves del pronunciamiento de Guaidó

Texto por Efecto Cocuyo @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

18
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Bajo un sol inclemente, en la plaza Los Palos Grandes, municipio Chacao, el presidente de la Comisión Delegada Legislativa, Juan Guaidó, habló de lo que continuará haciendo el sector que lidera para presionar el cambio político en Venezuela, así como lo que descarta para esa ruta. 

 Presentamos algunas claves del pronunciamiento del líder opositor de este 3 de febrero:

 No hay nueva plataforma unitaria. “No es tiempo de inventar el agua tibia”, responde Guaidó al ser consultado sobre el lanzamiento de una nueva plataforma unitaria de la oposición, asomado desde Voluntad Popular, con Leopoldo López a la cabeza.

 “Aquí está el Frente Amplio, el movimiento estudiantil, la sociedad civil, el Comité Organizador de la Consulta Popular, la Comisión Delegada, la directiva del Parlamento, dirigentes de todos los partidos a nivel nacional. ¿Nosotros necesitamos una nueva unidad? No, necesitamos una mejor unidad”, descartó.

Reiteró su llamado a la unidad del liderazgo político antichavista y pidió recordar lo que se logró en el pasado cuando esa necesidad fue atendida. Puso como ejemplo, las candidaturas unitarias para las elecciones parlamentarias de 2015 con una sola tarjeta y el triunfo posterior.

Designación del Consejo Político. Lo que sí sucederá, dijo Guaidó, es la designación en los próximos días de un Consejo Político que sustituirá al Centro de Gobierno que coordinaba López, ahora en el exilio. El nombramiento debe hacerlo la Comisión Delegada en los 30 días posteriores al 5 de enero, según el Estatuto de Transición.

 “Es el dimensionamiento organizativo de la acción del gobierno encargado, eso es lo que significa el Consejo Político”, apuntó, sin ofrecer mayores detalles sobre competencias e integrantes de la instancia.

Despertar la calle. El reconocido aún como presidente interino por países como Estados Unidos anunció que insistirán en el incremento de la presión interna contra el gobierno de Nicolás Maduro, a través de la reactivación de las protestas de calle.

 La actividad más próxima está fijada para el 12 de febrero, Día de la Juventud, cuando está prevista una manifestación que será coordinada con el movimiento estudiantil universitario.

 Guaidó había convocado para el 5 de enero acciones de calle para protestar por la instalación de la Asamblea Nacional elegida el 6 de diciembre, pero la propuesta quedó en el aire.

 “Lo peor que podemos hacer es quedarnos detenidos, solo repartir culpas. Debemos reactivar la agenda de participación ciudadana”, expresó.

 Ni diálogo ni regionales. Guaidó también descarta de plano cualquier posibilidad de diálogo con la administración de Maduro, distinta al establecimiento de un cronograma que conduzca a elecciones presidenciales y parlamentarias  “libres, justas y verificables”.

 Advirtió que la oposición que lidera no caerá de nuevo en el falso dilema sobre participar o no en las elecciones regionales previstas para este año.

 “La dictadura secuestró el sistema electoral, las tarjetas, inhabilitó a dirigentes políticos. ¿Con qué tarjeta vamos a participar? ¿Le decimos a Bernabé Gutiérrez que nos la preste (la tarjeta de AD)?”, preguntó.

 También insistió en que Miraflores no desea sentarse en una mesa para negociar ni para llegar a acuerdos, sino para ganar tiempo.

¿Y la consulta popular?

Al llegar a la plaza cerca del mediodía, Guaidó estrechó manos e intercambió breves palabras con algunos simpatizantes presentes. Una señora le preguntó qué se haría con los resultados de la consulta popular celebrada entre el 7 y el 12 de diciembre, a lo que el líder opositor respondió con una evasiva.

Ya en la rueda de prensa, dijo que los resultados obtenidos, más de 6 millones de votos según el Comité Organizador, serán utilizados para solicitar la ayuda internacional que requiere la lucha por una transición pacífica en el país, para seguir presionando.

“La consulta popular es una herramienta política de la sociedad civil que siempre hay que utilizar”, dijo previamente el presidente del Comité Organizador, Enrique Colmenares Finol.

 Bajo el sol y sin distanciamiento físico

En la plaza, a cielo abierto, solo se habilitó un mesón para que Guaidó rindiera declaraciones, flanqueado por el primer vicepresidente de la Delegada, Juan Pablo Guanipa y Colmenares Finol. Además, la exmagistrada Blanca Rosa Mármol de León, el dirigente Andrés Velásquez y una representación del movimiento estudiantil.

 “Estamos bajo esta pepa de sol porque los locales que nos prestaban para las ruedas de prensa los allanó el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia)”, explicó Guaidó.

Atrás, las gradas de concreto – en ausencia de sillas de plástico y toldo – sirvieron de apoyo para que se sentaran algunos diputados de la Delegada, entre ellos Luis Florido, Olivia Lozano y Williams Dávila. También dirigentes políticos y miembros del Frente Amplio.

 Fue respetado el uso de la mascarilla como medida de prevención contra el COVID-19, pero no el distanciamiento físico.