Cómo puede afectar la negociación de México a la primaria opositora, según analistas

POLÍTICA · 28 NOVIEMBRE, 2022 18:09

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Mientras la Plataforma Unitaria Democrática se adentra en el proceso de primarias para elegir a su próximo candidato presidencial, se da el reinicio de las negociaciones con el gobierno de Nicolás Maduro, tras ser interrumpidas hace más de un año en México.

Las conversaciones de México produjeron un segundo acuerdo social – el primero para atender la pandemia por COVID-19 se dio en 2021- el cual fue bien recibido por algunos sectores políticos y sociales como un pequeño avance. Otros actores lo observaron con recelo, por lo que cabe preguntarse sobre los efectos de dichas negociaciones en el proceso electoral opositor – aún crudo – y en la confianza del votante antichavista que se trabaja por recuperar.

Analistas consultados por Efecto Cocuyo creen que por un lado el acuerdo social, que libera 3.000 millones de dólares para atender áreas prioritarias, debe ser «reforzado» por otro de tipo electoral y con garantías concretas para promover dicha confianza. Por otro, se considera que desde la Comisión Nacional de la Primaria se debe «blindar» de tal forma la primaria que un «traspié» o demora en las negociaciones no la haga tambalear y desmotive a los electores.

Desafección con México

«Hay desafección con la mesa de México por lo que se debe robustecer el acuerdo social con un acuerdo político en el que el voto valga como herramienta de cambio político», advirtió la analista político electoral, Eglée González Lobato.

Para la exconsultora jurídica del Consejo Nacional Electoral (CNE), la reciente firma del acuerdo social debe ser el preludio de los siguientes pasos en las conversaciones con foco en lo electoral, en los que se logren garantías en torno a aspectos como el Registro Electoral (RE) y observación internacional, entre otros.

«Esta negociación en México parece dar señales de una nueva estrategia de EEUU y de América Latina para Venezuela. Hay un nuevo juego con nuevos jugadores, Francia, España, Noruega, Portugal, Colombia que entran a la cancha con un juego distinto para lograr elecciones libres y competitivas para 2024 o antes», sostuvo.

 

En entrevista radial este lunes 28 de noviembre, el jefe de la delegación opositora en México, Gerardo Blyde, insistió en que la firma del acuerdo social apenas representa el reinicio de las negociaciones y que ahora las partes, junto a la mediación, pasarán a profundizar en otros temas como los derechos humanos, presos políticos y el rescate de la institucionalidad del país.

Para González-Lobato es un proceder acertado para entrar luego en materia electoral, aunque advirtió que las conquistas dependerán de que la delegación opositora en México no incurra en una larga lista de peticiones sino que se concentre en aspectos reales y concretos como que se abra el RE para que los venezolanos dentro y fuera del país puedan inscribirse o actualizar sus datos.

Adelanto de elecciones

González-Lobato da casi por hecho que en la mesa de México se acordará un adelanto de elecciones presidenciales y su celebración junto a comicios parlamentarios y gobernaciones y que las estimaciones se manejan entre junio y agosto de 2023 en el calendario. Ante este escenario, advirtió que la Comisión de Primaria debe trabajar con premura en la organización de la interna opositora.

El chavismo maneja el adelanto de elecciones como una «amenaza» que busca aprovechar la división opositora, mientras que del lado adversario hay quienes denuncian la maniobra para perjudicar la primaria y otros como el presidente de la Comisión Delegada Legislativa, Juan Guaidó, exigen al CNE definir la fecha porquen aún «deben» las presidenciales de 2018.

El politólogo Jesús Castellanos Vásquez coincide en que las primarias pudieran verse afectadas por decisiones de la negociación México 2022, no solo en cuanto a la fecha de la elección presidencial sino en otros temas como las inhabilitaciones políticas y RE de los venezolanos en el exterior. También alerta que el desempeño opositor en la mesa de México pudiera afectar la percepción general de la oposición en Venezuela.

«Si la oposición logra tener un discurso cohesionado, coherente, alineado con las expectativas de sectores democráticos, pudiera ser un factor de reconstrucción de la confianza entre los opositores y también de participación en las primarias (…) Ahora, si la percepción dominante es que el régimen nuevamente aprovecha y sale ganando con la negociación, eso pudiera desmotivar la concurrencia a las primarias», alertó.

Fortalecer primaria

Para el exasesor del CNE, una forma de mitigar probables efectos adversos de la negociación en la primaria presidencial es fortalecer su carácter autónomo y sus ventajas comparativas con respeto a la mesa de conversaciones, basadas en la conformación de la Comisión de Primaria, apoyos nacionales e internacionales, interés de participar de la gran mayoría de los sectores opositores en la interna y la promoción del retorno a un clima social de elecciones como mecanismo de cambio.

Junto con González-Lobato cree que es importante que la Comisión encargada de ejecutar la elección interna demuestre en todo momento independencia en sus decisiones de las agendas políticas y trabaje por fortalecer la primaria presidencial.

«Mientras la negociación México responde a una lógica de acción de amplios disensos, historias previas no exitosas, participantes cuando menos adversarios entre los bloques, objetivos no siempre claros, las primarias responden a una consulta de sectores democráticos con un objetivo en principio claro, experiencias anteriores exitosas y si bien existe una diversidad de sectores, pareciera que en la mayoría de los casos, son más los elementos en común que las diferencias», sostuvo el experto.

No desestima incluso que la Comisión de Primaria pudiera ser un actor de información y de generación de propuestas ante la delegación opositora en México en el tema electoral.

POLÍTICA · 28 NOVIEMBRE, 2022

Cómo puede afectar la negociación de México a la primaria opositora, según analistas

Texto por Deisy Martínez
Foto por Mairet Chourio

Mientras la Plataforma Unitaria Democrática se adentra en el proceso de primarias para elegir a su próximo candidato presidencial, se da el reinicio de las negociaciones con el gobierno de Nicolás Maduro, tras ser interrumpidas hace más de un año en México.

Las conversaciones de México produjeron un segundo acuerdo social – el primero para atender la pandemia por COVID-19 se dio en 2021- el cual fue bien recibido por algunos sectores políticos y sociales como un pequeño avance. Otros actores lo observaron con recelo, por lo que cabe preguntarse sobre los efectos de dichas negociaciones en el proceso electoral opositor – aún crudo – y en la confianza del votante antichavista que se trabaja por recuperar.

Analistas consultados por Efecto Cocuyo creen que por un lado el acuerdo social, que libera 3.000 millones de dólares para atender áreas prioritarias, debe ser «reforzado» por otro de tipo electoral y con garantías concretas para promover dicha confianza. Por otro, se considera que desde la Comisión Nacional de la Primaria se debe «blindar» de tal forma la primaria que un «traspié» o demora en las negociaciones no la haga tambalear y desmotive a los electores.

Desafección con México

«Hay desafección con la mesa de México por lo que se debe robustecer el acuerdo social con un acuerdo político en el que el voto valga como herramienta de cambio político», advirtió la analista político electoral, Eglée González Lobato.

Para la exconsultora jurídica del Consejo Nacional Electoral (CNE), la reciente firma del acuerdo social debe ser el preludio de los siguientes pasos en las conversaciones con foco en lo electoral, en los que se logren garantías en torno a aspectos como el Registro Electoral (RE) y observación internacional, entre otros.

«Esta negociación en México parece dar señales de una nueva estrategia de EEUU y de América Latina para Venezuela. Hay un nuevo juego con nuevos jugadores, Francia, España, Noruega, Portugal, Colombia que entran a la cancha con un juego distinto para lograr elecciones libres y competitivas para 2024 o antes», sostuvo.

 

En entrevista radial este lunes 28 de noviembre, el jefe de la delegación opositora en México, Gerardo Blyde, insistió en que la firma del acuerdo social apenas representa el reinicio de las negociaciones y que ahora las partes, junto a la mediación, pasarán a profundizar en otros temas como los derechos humanos, presos políticos y el rescate de la institucionalidad del país.

Para González-Lobato es un proceder acertado para entrar luego en materia electoral, aunque advirtió que las conquistas dependerán de que la delegación opositora en México no incurra en una larga lista de peticiones sino que se concentre en aspectos reales y concretos como que se abra el RE para que los venezolanos dentro y fuera del país puedan inscribirse o actualizar sus datos.

Adelanto de elecciones

González-Lobato da casi por hecho que en la mesa de México se acordará un adelanto de elecciones presidenciales y su celebración junto a comicios parlamentarios y gobernaciones y que las estimaciones se manejan entre junio y agosto de 2023 en el calendario. Ante este escenario, advirtió que la Comisión de Primaria debe trabajar con premura en la organización de la interna opositora.

El chavismo maneja el adelanto de elecciones como una «amenaza» que busca aprovechar la división opositora, mientras que del lado adversario hay quienes denuncian la maniobra para perjudicar la primaria y otros como el presidente de la Comisión Delegada Legislativa, Juan Guaidó, exigen al CNE definir la fecha porquen aún «deben» las presidenciales de 2018.

El politólogo Jesús Castellanos Vásquez coincide en que las primarias pudieran verse afectadas por decisiones de la negociación México 2022, no solo en cuanto a la fecha de la elección presidencial sino en otros temas como las inhabilitaciones políticas y RE de los venezolanos en el exterior. También alerta que el desempeño opositor en la mesa de México pudiera afectar la percepción general de la oposición en Venezuela.

«Si la oposición logra tener un discurso cohesionado, coherente, alineado con las expectativas de sectores democráticos, pudiera ser un factor de reconstrucción de la confianza entre los opositores y también de participación en las primarias (…) Ahora, si la percepción dominante es que el régimen nuevamente aprovecha y sale ganando con la negociación, eso pudiera desmotivar la concurrencia a las primarias», alertó.

Fortalecer primaria

Para el exasesor del CNE, una forma de mitigar probables efectos adversos de la negociación en la primaria presidencial es fortalecer su carácter autónomo y sus ventajas comparativas con respeto a la mesa de conversaciones, basadas en la conformación de la Comisión de Primaria, apoyos nacionales e internacionales, interés de participar de la gran mayoría de los sectores opositores en la interna y la promoción del retorno a un clima social de elecciones como mecanismo de cambio.

Junto con González-Lobato cree que es importante que la Comisión encargada de ejecutar la elección interna demuestre en todo momento independencia en sus decisiones de las agendas políticas y trabaje por fortalecer la primaria presidencial.

«Mientras la negociación México responde a una lógica de acción de amplios disensos, historias previas no exitosas, participantes cuando menos adversarios entre los bloques, objetivos no siempre claros, las primarias responden a una consulta de sectores democráticos con un objetivo en principio claro, experiencias anteriores exitosas y si bien existe una diversidad de sectores, pareciera que en la mayoría de los casos, son más los elementos en común que las diferencias», sostuvo el experto.

No desestima incluso que la Comisión de Primaria pudiera ser un actor de información y de generación de propuestas ante la delegación opositora en México en el tema electoral.

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO