Una mujer al frente de PJ: Es positivo pero esperemos que no sea simbólico, dicen politólogos  

POLÍTICA · 26 SEPTIEMBRE, 2022 19:56

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con una junta directiva en la que predomina la presencia de hombres en los diferentes cargos, la diputada de 2015 y excandidata a la gobernación de Portuguesa, María Beatriz Martínez, fue elegida este 24 de septiembre como presidenta del partido Primero Justicia (PJ).

Así estrena la tolda aurinegra el cargo de presidenta en la nueva estructura de la organización política, que inició un proceso de relegitimación de cargos a mediados de año para adaptar la lucha política a la situación del país. Anteriormente, la máxima autoridad de PJ era el coordinador nacional, función desempeñada por el exparlamentario, Julio Borges.

Politólogos consultados por Efecto Cocuyo creen que, en cuanto imagen, es positivo que la presidencia de PJ recaiga en una mujer con las características de Martínez, aunque advierten que aún está por verse el peso que realmente tendrá la dirigente en la conducción del partido.

Apuestan a que vaya más allá de un cargo simbólico y que realmente se abran más espacios para el liderazgo femenino dentro de las organizaciones políticas.

«Ojalá tenga un rol protagónico»

«Como un cambio de imagen es positivo. Venezuela es un país matriarcal, donde las mujeres tienen gran capacidad de organización, para poner orden, de mando. Ojalá que de verdad tenga un rol protagónico de acuerdo con sus funciones que permita darle una cara más amplia a PJ, que tenga su peso específico más allá de un cargo nominativo», expresó el politólogo Christian Rivas.

En la nueva junta directiva de PJ, designada por un comité político nacional, también figuran el exaspirante a la alcaldía de Maracay, Richard Mardo, como presidente adjunto; Julio Borges como vicepresidente de Estrategia, Comunicación y Relaciones Internacionales y Tomás Guanipa como vicepresidente de Asuntos Políticos.

Asimismo, Edinson Ferrer asumió como vicepresidente de Organización, Paola Bautista de Alemán como vicepresidenta de Formación y el preso político Juan Requesens como vicepresidente de Nuevas Generaciones.

También forman parte de la junta directiva el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, Juan Miguel Matheus, Alfonso Marquina, José Manuel Olivares, las diputadas de 2015 Marialbert Barrios, Elimar Díaz y Yajaira Castro de Forero, así como el exgobernador del Zulia Pablo Pérez, entre otros.

Lea más en: Diputada María Beatriz Martínez asume liderazgo de Primero Justicia

La paridad de género no es una realidad

«En el transcurso de los meses podremos evaluar si es un cargo simbólico o si tendrá mayor peso en la toma de decisiones dentro de PJ. El partido ha cambiado su estructura y en las designaciones de los cargos hemos visto que no hay paridad de género, los hombres siguen siendo mayoría, pero ojalá se trate de una nueva política dirigida a buscar un mayor equilibrio en ese sentido», señaló la politóloga, Francine Jácome.

La directora ejecutiva del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos también califica como «muy positiva» la designación de Martínez, quien compitió por la Gobernación de Portuguesa en las megaelecciones regionales de 2021, pero recordó que una cosa es el nombramiento y el discurso político y otra es la práctica.

“Bajo la nueva concepción programática apostamos a la evolución social y de desarrollo que significa la mujer en puestos de conducción, decisión y de poder”, expresó la diputada de 2015 en sus redes sociales el pasado 24 de septiembre, cuando se produjo su nombramiento en el Polideportivo Vinicio Mata, del municipio El Hatillo.

¿Maduro se meterá con una mujer?

Martínez, abogada especializada en Derecho Administrativo, es percibida como una dirigente comprometida con el rescate de la institucionalidad de PJ y la superación de divisiones internas. Los politólogos advierten que también está por verse si logrará imponer su punto de vista frente a figuras de peso como el fundador Julio Borges, Henrique Capriles y los hermanos Juan Pablo y Tomás Guanipa.

«Dirigentes como Julio Borges no dejarán de mover hilos dentro de PJ, el problema sería si eso permeara en las funciones de Martínez, a quien veo con personalidad propia, una voz con experiencia y no como una líder manipulable, es una mujer institucional y su escogencia podría ir en esa línea», apuntó Rivas.

El politólogo añadió que no se puede perder de vista lo que será la relación del partido aurinegro con la administración de Nicolás Maduro en lo adelante, en vista de que no es un secreto que la tendencia de Capriles Radonski ha sido intentar negociar garantías electorales con Miraflores a cambio de la participación en comicios.

Uno de los logros parciales fue la suspensión de la intervención judicial de PJ, pero el manejo de la tarjeta partidista, por ejemplo, está en un limbo.  

Lea más en: Primero Justicia legitima su directiva tras elecciones internas

«Sería interesante ver si el régimen que se dice feminista es capaz de meterse con una mujer, por lo que en ese sentido también es una jugada política interesante de PJ. Ojalá el rol de María Beatriz Martínez sea respetado y sirva para más oportunidades a más mujeres», acotó.

Durante su discurso al asumir el cargo, la diputada de 2015 advirtió a Maduro que PJ está lista «para impulsar, gestar y lograr su gran derrota» en las elecciones presidenciales previstas para 2024.

 «Y la de todos los corresponsables y cómplices de su desgobierno en el 2025», dijo Martínez en alusión a los comicios parlamentarios y regionales que corresponderían a ese año.

 

 

 

 

 

POLÍTICA · 7 DICIEMBRE, 2022

Una mujer al frente de PJ: Es positivo pero esperemos que no sea simbólico, dicen politólogos  

Texto por Deisy Martínez

Con una junta directiva en la que predomina la presencia de hombres en los diferentes cargos, la diputada de 2015 y excandidata a la gobernación de Portuguesa, María Beatriz Martínez, fue elegida este 24 de septiembre como presidenta del partido Primero Justicia (PJ).

Así estrena la tolda aurinegra el cargo de presidenta en la nueva estructura de la organización política, que inició un proceso de relegitimación de cargos a mediados de año para adaptar la lucha política a la situación del país. Anteriormente, la máxima autoridad de PJ era el coordinador nacional, función desempeñada por el exparlamentario, Julio Borges.

Politólogos consultados por Efecto Cocuyo creen que, en cuanto imagen, es positivo que la presidencia de PJ recaiga en una mujer con las características de Martínez, aunque advierten que aún está por verse el peso que realmente tendrá la dirigente en la conducción del partido.

Apuestan a que vaya más allá de un cargo simbólico y que realmente se abran más espacios para el liderazgo femenino dentro de las organizaciones políticas.

«Ojalá tenga un rol protagónico»

«Como un cambio de imagen es positivo. Venezuela es un país matriarcal, donde las mujeres tienen gran capacidad de organización, para poner orden, de mando. Ojalá que de verdad tenga un rol protagónico de acuerdo con sus funciones que permita darle una cara más amplia a PJ, que tenga su peso específico más allá de un cargo nominativo», expresó el politólogo Christian Rivas.

En la nueva junta directiva de PJ, designada por un comité político nacional, también figuran el exaspirante a la alcaldía de Maracay, Richard Mardo, como presidente adjunto; Julio Borges como vicepresidente de Estrategia, Comunicación y Relaciones Internacionales y Tomás Guanipa como vicepresidente de Asuntos Políticos.

Asimismo, Edinson Ferrer asumió como vicepresidente de Organización, Paola Bautista de Alemán como vicepresidenta de Formación y el preso político Juan Requesens como vicepresidente de Nuevas Generaciones.

También forman parte de la junta directiva el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, Juan Miguel Matheus, Alfonso Marquina, José Manuel Olivares, las diputadas de 2015 Marialbert Barrios, Elimar Díaz y Yajaira Castro de Forero, así como el exgobernador del Zulia Pablo Pérez, entre otros.

Lea más en: Diputada María Beatriz Martínez asume liderazgo de Primero Justicia

La paridad de género no es una realidad

«En el transcurso de los meses podremos evaluar si es un cargo simbólico o si tendrá mayor peso en la toma de decisiones dentro de PJ. El partido ha cambiado su estructura y en las designaciones de los cargos hemos visto que no hay paridad de género, los hombres siguen siendo mayoría, pero ojalá se trate de una nueva política dirigida a buscar un mayor equilibrio en ese sentido», señaló la politóloga, Francine Jácome.

La directora ejecutiva del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos también califica como «muy positiva» la designación de Martínez, quien compitió por la Gobernación de Portuguesa en las megaelecciones regionales de 2021, pero recordó que una cosa es el nombramiento y el discurso político y otra es la práctica.

“Bajo la nueva concepción programática apostamos a la evolución social y de desarrollo que significa la mujer en puestos de conducción, decisión y de poder”, expresó la diputada de 2015 en sus redes sociales el pasado 24 de septiembre, cuando se produjo su nombramiento en el Polideportivo Vinicio Mata, del municipio El Hatillo.

¿Maduro se meterá con una mujer?

Martínez, abogada especializada en Derecho Administrativo, es percibida como una dirigente comprometida con el rescate de la institucionalidad de PJ y la superación de divisiones internas. Los politólogos advierten que también está por verse si logrará imponer su punto de vista frente a figuras de peso como el fundador Julio Borges, Henrique Capriles y los hermanos Juan Pablo y Tomás Guanipa.

«Dirigentes como Julio Borges no dejarán de mover hilos dentro de PJ, el problema sería si eso permeara en las funciones de Martínez, a quien veo con personalidad propia, una voz con experiencia y no como una líder manipulable, es una mujer institucional y su escogencia podría ir en esa línea», apuntó Rivas.

El politólogo añadió que no se puede perder de vista lo que será la relación del partido aurinegro con la administración de Nicolás Maduro en lo adelante, en vista de que no es un secreto que la tendencia de Capriles Radonski ha sido intentar negociar garantías electorales con Miraflores a cambio de la participación en comicios.

Uno de los logros parciales fue la suspensión de la intervención judicial de PJ, pero el manejo de la tarjeta partidista, por ejemplo, está en un limbo.  

Lea más en: Primero Justicia legitima su directiva tras elecciones internas

«Sería interesante ver si el régimen que se dice feminista es capaz de meterse con una mujer, por lo que en ese sentido también es una jugada política interesante de PJ. Ojalá el rol de María Beatriz Martínez sea respetado y sirva para más oportunidades a más mujeres», acotó.

Durante su discurso al asumir el cargo, la diputada de 2015 advirtió a Maduro que PJ está lista «para impulsar, gestar y lograr su gran derrota» en las elecciones presidenciales previstas para 2024.

 «Y la de todos los corresponsables y cómplices de su desgobierno en el 2025», dijo Martínez en alusión a los comicios parlamentarios y regionales que corresponderían a ese año.

 

 

 

 

 

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO