La coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, desmintió la acusación de magnicidio en su contra y aseguró que “se quebró” la obediencia dentro de la Fuerza Armada Nacional (Fanb).

“El quiebre avanza, aquí se quebró el chantaje del miedo a través del hambre el 20 de mayo. Se acabó la inacción y la complicidad internacional. Aquí se quebró la obediencia silente en la Fanb. Esto es el colapso del régimen”, afirmó este viernes, 29 de junio.

Aseguró que ha recibido amenazas y que la persiguen funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) e informó que un miembro de su equipo está detenido en el Sebin.

La exdiputada de la Asamblea Nacional adelantó que no conoce ninguna orden de captura en su contra y recordó que tiene medidas cautelares de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

“Una vez más el régimen pretende acusarme falsamente de magnicidio. Señor (Nicolás) Maduro yo sí lo quiero fuera de Miraflores, pero lo quiero vivo para que enfrente la justicia”, declaró.

Agregó que hace cuatro años fue detenido el teniente coronel José Gustavo Arocha a quien -según aseguró- torturaron en La Tumba (como es conocida una celda ubicada en el Sebin de Plaza Venezuela) para extraerle a la fuerza una acusación falsa en su contra de magnicidio.

Machado desmintió el reportaje publicado en Blomberg, según el cual habría tenido  contacto con funcionarios militares en la frontera colombiana y que lideraría una conspiración militar.

“El día que el cambio político ocurra y usted (Nicolás Maduro) salga del poder yo voy a hacer todo lo que esté en mis manos para preservar su vida y hacer que enfrente a la justicia”, dijo.

De acuerdo con las cifras que maneja la dirigente, al menos 300 militares están presos o “secuestrados” por organismos de seguridad.

La  ONG Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia contabilizó 154 funcionarios militares encarcelados hasta el 26 de junio.

</div>