Piden traslado de 13 presos políticos por condición delicada de salud y denuncian torturas

Sin atención médica cumplen condena tras las rejas 19 presos políticos que padecen cáncer, diábetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas, denunció la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, este 27 de junio.

De éstos 19 presos enfermos, 13 requieren traslado urgente a centros médicos por su delicada condición de salud, según el informe que presentó la Coalición ante la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional.

El abogado Carlos Daniel Moreno declaró que hasta el 26 de junio contabilizaban 387 presos políticos y exigió se garantice su derecho a la salud.

La lista de presos políticos que remitió la caolición será llevada a la plenaria del Parlamento y posteriormente, remitida a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para sustentar el informe sobre Venezuela que actualiza el Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Militares torturados y sin audiencia

Yocelyn Carrizales es esposa del teniente coronel del Ejército Inbert José Marín Chaparro (40 años), a quien acusan de cometer traición a la patria, delitos contra el decoro militar e instigación a la rebelión.

En cuatro meses de cárcel, Marín Chaparro, quien es padre de un niño de 6 años y una bebé de 18 meses, perdió 12 kilos y solo ha visto cuatro veces a su esposa. “Lo detuvieron el 2 de marzo y lo llevaron a la sede de contra inteligencia militar donde estuvo 62 días incomunicado. Tiene orden de traslado a Ramo Verde, pero no lo han trasladado”, contó Carrizales.

Chaparro se graduó con el primero de su promoción Miguel Antonio Vásquez por tener el mejor rendimiento académico.

Leonela Difurt de Medina es esposa del coronel Henri José Medina Gutiérrez, comandante del batallón Juan Antonio Paredes, en San Cristóbal, quien también fue detenido el 2 de marzo por los delitos de traición a la patria, delitos contra el decoro militar e instigación a la rebelión.

“El común denominador es que todos son de la misma promoción de 1999 y fueron los primeros de su clase. Su audiencia preliminar ha sido diferida en tres oportunidades”, afirmó Difurt, madre de una adolescente de 15 años.

Funcionarios de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (Dgcim) le fracturaron el pie derecho con un bate al primer teniente del Ejército Jhoander Ceibas (26 años) denunció su madre Arelis Sergio.

El primer teniente de Fuerzas Especiales está detenido por supuestos vínculos con el exfuncionario del CICPC sublevado, Óscar Pérez, asesinado el 15 de enero de 2018.

“Son un grupo de ocho primeros tenientes a los que le pusieron bolsas en la cara con gas, los golpearon, les pusieron las esposas tan fuertes que les rompieron las muñecas, no les dieron agua ni los dejaron ver la luz cuando estuvieron en el Dgcim”, denunció Sergio.

El primer teniente Alberto Maita Espinoza (28 años) fue asociado, al igual que Ceibas, al caso Óscar Pérez. Trabajaba como oficial de planta de la Academia Militar de Caracas cuando fue detenido y trasladado a la sede del Dgcim.

“Durante siete dias recibió golpes con tubos calientes, le colocaron bolsas en la cara con gases, no le daban las pastillas para la tensión y él es hipertenso desde los 17 años”, relató su madre, Dairis Espinoza. Maita tiene problemas de movilidad en una de sus rodillas y le cuesta caminar, según informó su familia.

Foto: venezuelaaldia.com

(Visited 340 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!