Luz, agua y democracia exigieron barquisimetanos en concentraciones opositoras #6Abr

POLÍTICA · 7 ABRIL, 2019 01:19

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

María Mercedes López instaló una carpa frente a su casa para dormir junto a sus dos hijos durante las oscuras noches en las que zonas de Barquisimeto se quedan sin luz, luego de los anunciados recortes del suministro de electricidad.

La mujer está parada en la plaza Macario Yépez, a unas cuadras de su domicilio, junto a cientos de manifestantes. A pesar de los 30 grados bajo la sombra que hace en la capital del estado Lara, sostiene con sus dos manos un cartel que dice: “nuestra luz no depende de un racionamiento. Seguimos luchando”.

Algunos gritan consignas contra el gobernante Nicolás Maduro, otros se resguardan bajo los árboles para escapar del inclemente sol. Las banderas de Venezuela ondean con fuerza en las manos de quienes protestan y desde una corneta se oye una música en la que, quien canta, recuerda a la madre del máximo líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

“Sé que no tenemos luz, ni agua, pero yo lo que realmente quiero es la libertad para mi país, que se vayan los usurpadores. Queremos que Venezuela resurja, renazca, que se vayan de una vez, nos hacen faltan los servicios, pero también la democracia”, exclamó una habitante de la avenida Vargas, la mañana de este sábado, 6 de abril.

El presidente encargado Juan Guaidó, convocó a una movilización en la ciudad de Caracas, mientras que en Barquisimeto la oposición tuvo múltiples concentraciones en diferentes avenidas. En la emblemática Av. Lara con Av. Los Leones, fue donde más se concentraron quienes se oponen a Maduro. Un grupo de jóvenes con camisas alusivas al partido Acción Democrática, al ritmo de la samba, animaba a quienes se encontraban en la protesta.

Con un casco negro de motorizado Wilmer Rivas, de 29 años, oriundo de Cabudare, estaba en la manifestación. El hombre hace días renunció a su empleo como comerciante por los constantes apagones en la ciudad. “Tengo tres hijos. Esto ya no se aguanta más, ya esto no se puede y por eso manifiesto”.

Los barquisimetanos denuncian que con el megaapagón del pasado 25 de marzo, en algunas zonas de la ciudad, la luz y el agua desaparecieron por cinco días.  “Fue un drama estar todos esos días sin agua ni luz. No podemos quedarnos tranquilos en la casa calándonos esto, estamos en desacuerdo con cómoste Gobierno ha ido conduciendo el país”, dijo Juan Fernández, quien manifiesta en la avenida Lara.

Quienes hacen vida religiosa también se sumaron a la manifestación convocada por el también Presidente de la Asamblea Nacional. Un grupo de monjas expresaba su repudio a la dirigencia chavista exigiéndole a Maduro que dejara el poder. “Queremos una vida digna, que este Gobierno se dé cuenta de su ineficacia”, expresó una de las religiosas, que además cubría parte de su hábito con el tricolor nacional.

Antes de que fueran las 12 del mediodía cuatro hombres con camisas de manga larga, sombreros, pantalones blue jean y botas, transitaban a caballo por el medio de la calle, se dirigían a la avenida Lara y su mensaje iba dirigido a los colectivos (civiles armados afectos al chavismo): “Te vamos a joder, Maduro, vamos a joder a los colectivos”, gritaban, mientras jineteaban con los animales.

Las mismas escenas de protesta se repetían en otros puntos de la ciudad. En El Cardenalito, al menos 200 personas mantenían parte de la vía cerrada con palos y palmeras. En la acera, estaban sentadas tres abuelas con camisas blancas y gorras tricolor. La menor tenía 70 años y Eneida Gainza, de 80, denunció que tras los cortes no programados de energía eléctrica, había perdido su refrigerador. “De 24 hora que tiene el día, aquí en Barquisimeto, hay ocho con electricidad. Ahora, me quedé sin la nevera porque no tengo plata para comprar otra”, exasperó.

Concentraciones y lacrimógenas en la 54

A pesar de que las manifestaciones se realizaban con pacifismo, los vecinos de la urbanización El Obelisco en la calle 54 con avenida Libertador, fueron atacados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con bombas lacrimógenas y gas pimienta. Así lo denunció una vecina que por temor a represalias no quiso identificarse. “Aquí estábamos con nuestros carteles, los vecinos se fueron asustados”. Tras la denuncia, al otro lado de la calle, un hombre vestido de negro, que hacía de copiloto en una moto alta cilindrada, grababa con la cámara de un teléfono celular a los manifestantes.

Mientras ocurrían las protestas muchos sectores de Barquisimeto no tenían servicio eléctrico ni señal telefónica. Cientos de negocios tenían sus santamarias abajo sin importa que fuera sábado, un día de buenas ventas. Solo uno que otro comercio contaba con suministro privado, tras alquilar o poseer plantas generadoras de energía. Pero en la mayoría de los puntos de concentración que recorrió Efecto Cocuyo los manifestantes se preguntaban “¿qué está ocurriendo en Caracas?”.

Lea también:

Sin tarima ni audio Guaidó desde El Marqués: No nos acostumbramos, no nos la calamos