Los datos que prueban que la censura digital, que niega Maduro, sí existe en Venezuela

POLÍTICA · 7 SEPTIEMBRE, 2022 21:50

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En una reciente entrevista, concedida a Radio 10 de Argentina, el gobernante Nicolás Maduro aseveró: “Yo no sé quién le dijo que estaba prohibido Infobae ni nada, aquí en Venezuela por internet circula libremente todo, lo que es y lo que no es. No tiene ninguna prohibición ningún medio y ninguna red”.

El último informe de Telefónica, casa matriz de Movistar Venezuela, revela que recibió 1.386 solicitudes de bloqueo de páginas web provenientes de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) entre 2016 y 2021.

De este total, solo 2% eran sitios de juegos y apuestas por internet. El resto no se aclara de qué carácter son.

En 2021, Telefónica recibió 30 solicitudes de bloqueo de URL. En ese mismo periodo, la organización Ve Sin Filtro documentó que al menos 45 dominios de medios de comunicación independientes y críticos estuvieron bloqueados.

Además de estos datos, solo basta hacer la búsqueda en internet, estando en Venezuela, para comprobar que el acceso a determinados medios de comunicación está negado. Aunque es preciso subrayar que el bloqueo es intermitente y varía de acuerdo a la región del país en la que se esté.

Por ejemplo, este miércoles 7 de septiembre, el acceso a Efecto Cocuyo, a través del servicio Aba de internet de Cantv, está bloqueado en el sector El Palosano, La Asunción, estado Nueva Esparta. Pero abre en algunos sectores de Caracas como El Paraíso y La Florida.

Si la búsqueda se hace a través de Movistar, no es posible ingresar a la página en San Bernardino o en El Cafetal. La operadora privada tampoco permite ver el contenido de Infobae en estas zonas de la capital.

Censura digital

Con solo un clic se puede verificar que la afirmación del mandatario no es cierta, pero Efecto Cocuyo consultó a tres especialistas de distintas organizaciones para indagar qué está detrás de esta censura digital y conocer sus opiniones sobre la declaración que hizo el mandatario.

El investigador Andrés Cañizalez, director de la asociación civil Medianálisis y de Cotejo.Info, afirma que el gobierno de Maduro “puede mentir, desdibujar la realidad y cambiarla discursivamente en la medida en que hay una sociedad marcada por la desinformación”.

“Lo puede decir precisamente porque existe esa trama de censura, de controles, de bloqueos, que le permite gozar de una suerte de impunidad discursiva porque no hay medios de comunicación poderosos, en el sentido de impacto público, que puedan ayudar a la sociedad a desmentir estas declaraciones”, expone.

En opinión del periodista, el objetivo político del bloqueo a medios digitales es generar desinformación: “El fenómeno de la desinformación, que se observa de forma extendida en Venezuela, le favorece al gobierno y por eso se busca cerrar y clausurar contenidos que puedan generarle mala prensa y eso ha pasado a ser una práctica recurrente”.

Destaca que el informe de Telefónica marca un antes y un después porque además de dejar al descubierto el bloqueo de contenidos informativos en internet se admite el espionaje de usuarios, mediante la intervención de líneas telefónicas.

“Si Nicolás Maduro dijo que no hay bloqueos en internet en Venezuela, obviamente es falso. En Venezuela se han bloqueado los medios de comunicación por internet, se han bloqueado las plataformas que usan para distribuir sus contenidos como SoundCloud, se han bloqueado redes sociales, etc”, afirma Andrés Azpurua, investigador en seguridad digital y director de Ve Sin Filtro.

Actualmente, la organización registra un incremento de 45 a 50 dominios de medios de comunicación que están bloqueados.

“Esto es una violación de derechos humanos que ha sido recogido por la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU. En un país como Venezuela, tener acceso a la información de manera libre puede hacer la diferencia para mantenerse a salvo o con un nivel de seguridad razonable”, argumenta.

Y agrega: “Los bloqueos no solo afectan la libertad de expresión y de información, también de asociación. Los derechos cada vez están más mediados por la internet, la gente trabaja, se educa, se informa y participa políticamente a través de internet, etc”.

El director de la ONG Espacio Público, Carlos Correa, identifica varios patrones de censura digital: “Hay distintas prácticas, en Venezuela hemos documentado casos de reducción de ancho de banda en el contexto de movilizaciones; es decir, en determinadas manifestaciones reducían la capacidad de las celdas de los celulares, lo que dificultaba que la gente pudiera distribuir información”.

“Desde hace mucho tiempo están bloqueándose portales en Venezuela y se hace sin ningún tipo de procedimiento administrativo o judicial. Se ordena el bloqueo de páginas web y no sabes por qué razón ocurre y tampoco tienes posibilidad de defenderte”, cuestiona.

Correa recuerda que el entonces director de Conatel, William Castillo, admitió, ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en 2015, que 1.060 sitios habían sido bloqueados “legalmente” por requerimiento de otras autoridades.

“En Venezuela se bloquea el acceso a determinados portales de información y para acceder a ellos se tiene que recurrir a una VPN. Creo que el Presidente no está debidamente informado sobre lo que ocurre en el país”, señala.

En su opinión, además de alimentar la dinámica de desinformación, esta censura tiene una consecuencia de otro calado que es «sentirse sometido a la arbitrariedad y a la discrecionalidad». «Naturaliza el abuso de poder”, dice.

POLÍTICA · 1 OCTUBRE, 2022

Los datos que prueban que la censura digital, que niega Maduro, sí existe en Venezuela

Texto por Ibis Leon | @ibisL

En una reciente entrevista, concedida a Radio 10 de Argentina, el gobernante Nicolás Maduro aseveró: “Yo no sé quién le dijo que estaba prohibido Infobae ni nada, aquí en Venezuela por internet circula libremente todo, lo que es y lo que no es. No tiene ninguna prohibición ningún medio y ninguna red”.

El último informe de Telefónica, casa matriz de Movistar Venezuela, revela que recibió 1.386 solicitudes de bloqueo de páginas web provenientes de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) entre 2016 y 2021.

De este total, solo 2% eran sitios de juegos y apuestas por internet. El resto no se aclara de qué carácter son.

En 2021, Telefónica recibió 30 solicitudes de bloqueo de URL. En ese mismo periodo, la organización Ve Sin Filtro documentó que al menos 45 dominios de medios de comunicación independientes y críticos estuvieron bloqueados.

Además de estos datos, solo basta hacer la búsqueda en internet, estando en Venezuela, para comprobar que el acceso a determinados medios de comunicación está negado. Aunque es preciso subrayar que el bloqueo es intermitente y varía de acuerdo a la región del país en la que se esté.

Por ejemplo, este miércoles 7 de septiembre, el acceso a Efecto Cocuyo, a través del servicio Aba de internet de Cantv, está bloqueado en el sector El Palosano, La Asunción, estado Nueva Esparta. Pero abre en algunos sectores de Caracas como El Paraíso y La Florida.

Si la búsqueda se hace a través de Movistar, no es posible ingresar a la página en San Bernardino o en El Cafetal. La operadora privada tampoco permite ver el contenido de Infobae en estas zonas de la capital.

Censura digital

Con solo un clic se puede verificar que la afirmación del mandatario no es cierta, pero Efecto Cocuyo consultó a tres especialistas de distintas organizaciones para indagar qué está detrás de esta censura digital y conocer sus opiniones sobre la declaración que hizo el mandatario.

El investigador Andrés Cañizalez, director de la asociación civil Medianálisis y de Cotejo.Info, afirma que el gobierno de Maduro “puede mentir, desdibujar la realidad y cambiarla discursivamente en la medida en que hay una sociedad marcada por la desinformación”.

“Lo puede decir precisamente porque existe esa trama de censura, de controles, de bloqueos, que le permite gozar de una suerte de impunidad discursiva porque no hay medios de comunicación poderosos, en el sentido de impacto público, que puedan ayudar a la sociedad a desmentir estas declaraciones”, expone.

En opinión del periodista, el objetivo político del bloqueo a medios digitales es generar desinformación: “El fenómeno de la desinformación, que se observa de forma extendida en Venezuela, le favorece al gobierno y por eso se busca cerrar y clausurar contenidos que puedan generarle mala prensa y eso ha pasado a ser una práctica recurrente”.

Destaca que el informe de Telefónica marca un antes y un después porque además de dejar al descubierto el bloqueo de contenidos informativos en internet se admite el espionaje de usuarios, mediante la intervención de líneas telefónicas.

“Si Nicolás Maduro dijo que no hay bloqueos en internet en Venezuela, obviamente es falso. En Venezuela se han bloqueado los medios de comunicación por internet, se han bloqueado las plataformas que usan para distribuir sus contenidos como SoundCloud, se han bloqueado redes sociales, etc”, afirma Andrés Azpurua, investigador en seguridad digital y director de Ve Sin Filtro.

Actualmente, la organización registra un incremento de 45 a 50 dominios de medios de comunicación que están bloqueados.

“Esto es una violación de derechos humanos que ha sido recogido por la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU. En un país como Venezuela, tener acceso a la información de manera libre puede hacer la diferencia para mantenerse a salvo o con un nivel de seguridad razonable”, argumenta.

Y agrega: “Los bloqueos no solo afectan la libertad de expresión y de información, también de asociación. Los derechos cada vez están más mediados por la internet, la gente trabaja, se educa, se informa y participa políticamente a través de internet, etc”.

El director de la ONG Espacio Público, Carlos Correa, identifica varios patrones de censura digital: “Hay distintas prácticas, en Venezuela hemos documentado casos de reducción de ancho de banda en el contexto de movilizaciones; es decir, en determinadas manifestaciones reducían la capacidad de las celdas de los celulares, lo que dificultaba que la gente pudiera distribuir información”.

“Desde hace mucho tiempo están bloqueándose portales en Venezuela y se hace sin ningún tipo de procedimiento administrativo o judicial. Se ordena el bloqueo de páginas web y no sabes por qué razón ocurre y tampoco tienes posibilidad de defenderte”, cuestiona.

Correa recuerda que el entonces director de Conatel, William Castillo, admitió, ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en 2015, que 1.060 sitios habían sido bloqueados “legalmente” por requerimiento de otras autoridades.

“En Venezuela se bloquea el acceso a determinados portales de información y para acceder a ellos se tiene que recurrir a una VPN. Creo que el Presidente no está debidamente informado sobre lo que ocurre en el país”, señala.

En su opinión, además de alimentar la dinámica de desinformación, esta censura tiene una consecuencia de otro calado que es «sentirse sometido a la arbitrariedad y a la discrecionalidad». «Naturaliza el abuso de poder”, dice.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO