Junta ad hoc del BCV reporta activos por recuperar en Inglaterra

POLÍTICA · 6 AGOSTO, 2020 15:33

Junta ad hoc del BCV reporta activos por recuperar en Inglaterra, España, Portugal y Francia

Texto por Deisy Martínez │@deicamar

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La junta ad hoc del Banco Central de Venezuela (BCV) se sumó este jueves 6 de agosto a los entes administradores designados por Juan Guaidó que rinden cuentas ante la Asamblea Nacional (AN). El presidente del organismo, Ricardo Villasmil, reporta ante los diputados recuperación de activos y fondos de las reservas en el exterior, lo que falta por rescatar y la erogación de recursos al gobierno interino (préstamos y gastos legales).

La junta ad hoc del BCV fue creada el 13 de agosto de 2019. Su función es ejercer la representación legal del ente emisor en los países que reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Villasmil aclara que sus actuaciones están limitadas por el uso y disposición de los fondos que requieren  licencias de la Oficina de Control de Activos (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y autorización expresa de la AN.

Fondos en Estados Unidos

Como primer punto, el economista destacó que el ente emisor administrado por el gobierno de Nicolás Maduro concentró recursos tanto en Estados Unidos como en Inglaterra. Señala que las gestiones para la recuperación de los fondos en ambos países han sido facilitadas por el reconocimiento a Guaidó.

“El BCV ha concentrado sus activos en Londres y Nueva York, allí se dirigieron los primeros esfuerzos por el reconocimiento de EE. UU. a Juan Guaidó y a esta junta. Eso permitió lograr la primera identificación de 4,6 millones de dólares en la Reserva Federal de Nueva York (cuenta A), que están bloqueados por las sanciones, pero la junta ad hoc es el legítimo cuentahabiente”, subraya.

Acota que de esos 4,6 millones de dólares restan 2,7 millones de dólares, como consecuencia de gastos legales.

De igual forma, 342 millones de dólares a favor del BCV, como remanente de dos contratos de venta con derecho a recompra del oro, fueron transferidos desde el Citibank a la Reserva Federal (cuenta B). El también profesor de la Universidad Católica Andrés Bello acota que dicho proceso fue largo por el temor, derivado del no reconocimiento inicial a la junta ad hoc, por parte de Citibank.

“Logramos el reconocimiento de Citibank, de la junta administradora, y dentro de la autonomía en la administración simple de los fondos decidimos trasladarlos por seguridad a la Reserva Federal por la totalidad del monto del monto, con la autorización de la OFAC. Ya no hay fondos en Citibank, eso extingue los recursos del BCV en EE. UU.”, explica.

Litigio en Reino Unido

El  2 de julio, el Tribunal Superior británico decidió que la administración de Guaidó y no la de Maduro, puede acceder legalmente a las reservas de oro de Venezuela depositadas en el Banco de Inglaterra (BoE).

Al respecto, el también profesor del IESA explica que el litigio sobre el manejo de 33 toneladas oro (valoradas en $2 mil millones) en el Reino Unido está en fase de apelaciones y esperan una decisión completamente favorable para finales de año. Lo que sí está claro, subraya, es que la administración de Maduro no puede disponer el oro.

Igualmente, 120 millones de dólares, producto de venta de oro con derecho a recompra, fueron puestos  en custodia de la Corte de Londres por parte del Deutsche Bank. La junta administradora del BCV considera que lo más pertinente es el traslado de dichos fondos al Banco de Inglaterra.

“La Corte de Inglaterra dijo que Maduro es ilegítimo y cleptocrático. En  Inglaterra reconocen a Guaidó, pero evalúan si sus decisiones  son vinculantes de acuerdo con el Derecho británico”, añade.

Admite que hay entes que no reconocen a Guaidó, que han hecho operaciones con oro (monetario o no), pero que ha sido difícil rastrearlos.

Incidente en España

Ante diputados de las comisiones de Finanzas, Contraloría y Energía y Petróleo, Villasmil reportó igualmente la transferencia de 2,5 millones de euros desde el Banco de España a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sin autorización del gobierno interino.

“Nos enteramos de la operación por las redes sociales; como eran fondos del BCV enviamos una carta de protesta, dada la sustracción de fondos sin autorización ante el gobernador del Banco de España. El gobierno interino dijo que ellos no autorizaron pero sí fueron informados, por eso también le solicitamos explicaciones”, dice.

La junta ad hoc está por definir junto al procurador especial cuáles serán los próximos pasos ante este incidente. Vale acotar que el Banco de España no ha reconocido a la junta ad hoc como representantes legítimos del BCV. Al parecer los 2,5 millones de euros representarían la totalidad de los recursos del BCV en España. La administración anterior los usaba para gastos de la Embajada de Venezuela en ese país.

“El gobernador del Banco de España nos informó que la administración de Maduro intentó retirar esos fondos luego de la juramentación  de Guaidó en enero de 2019, pero no se concretó. Son fondos del BCV, entonces no se pueden manejar esos recurso como fondos del Banco de España, por eso protestamos”, agrega.

Fondos por recuperar en Francia y Portugal

Una situación similar a la de España se presenta en Portugal, donde se detectaron fondos del BCV por un monto no determinado en  Novobanco. La entidad financiera formuló una consulta a la Cancillería de ese país y está a la espera de la respuesta sobre quien es el BCV legítimo ante el derecho portugués. El funcionario acota que hay fondos de otros entes del Estado como el Bandes.

Otros activos detectados y reportados por la junta ad hoc ante la AN son 49 millones de euros en el Tesoro de Francia. Indica que están  a la espera de información oficial sobre el estado de tales fondos, puesto que según versiones extraoficiales fueron entregados a la administración de Maduro desde hace unos meses.

Hemos insistido  por lo ocurrido en España, Portugal y Francia que debe haber una estrategia conjunta  entre la Cancillería designada y otras juntas administradoras que no han logrado identificar recursos en el exterior, que vayan más allá de esfuerzos individuales para recuperarlos”, sugiere

Advierte que si bien son los activos identificados hasta la fecha, ello no quiere decir que no haya más en otros países. Recalca que no son procesos inmediatos y que existen obstáculos para el rastreo tales como el secreto bancario y la dualidad derivada de la usurpación del cargo del Presidente de la República en Venezuela.

Préstamos y gastos legales

De la transferencia de recursos al Gobierno interino, previa autorización de la AN, Villasmil destaca la aprobación de un crédito por  80 millones de dólares el 15 de junio de 2020, con plazo de pago de 60 días “posteriores al cese de la usurpación”.  El préstamo se hizo según la Ley especial del fondo para la liberación de Venezuela y atención de casos de riesgo vital.

De dichos recursos provenientes de la cuenta B (recursos trasladados del Citibank a la Reserva Federal) provienen los pagos hechos a la OPS y la Cruz Roja para atender la emergencia generada por el COVID-19 en Venezuela.

Sobre los gastos legales (defensa judicial de la República a través de las distintas juntas  ad hoc del gobierno interino), Villasmil reportó un desembolso de 3,5 millones de dólares en noviembre de 2019 y 20 millones de dólares el 28 de enero de 2020. Enfatiza que el Parlamento aprobó los pagos.

Menciona que si bien el gasto en el rubro legal puede considerarse significativo, debe recordarse que se trata de procesos largos como en el caso de Inglaterra. Adelanta igualmente que existen cuentas por pagar y nuevas facturas asociadas al  juicio de Londres y trámites por la OFAC.

¿Qué pasa con la recuperación luego del 5 de enero?

Consultado sobre  qué pasará con los activos de la República luego del 5 de enero de 2021, cuando finalice el período constitucional de la actual AN, Villasmil dijo que llegado el momento se tomarán las decisiones legales correspondientes.

“No nos compete hacer predicciones con respecto a eso, no queremos elucubrar sobre las decisiones legales que se tomen al respecto. Seguimos actuando bajo el mandato que tenemos ahorita, cuando esas condiciones cambien haremos las consultas respectivas y veremos las implicaciones que tiene, si por ejemplo, seguimos siendo reconocidos ante países como Inglaterra”, explica